viernes, 28 de noviembre de 2008

CEBRAS Y RESPETO EN EXTINCION


En el Uruguay, se le dice cebra a la "senda peatonal". Allí, basta con que un peatón la pise como para que el tránsito se detenga en forma inmediata. Y aclaro, paran aunque no haya semáforos... paran aunque sea una Avenida.
Este no es un hecho menor, representa el lugar, el respeto y consideración que se tiene a la persona.
En Buenos Aires, hay mucha obra y una gran preocupación por mejorar el tránsito y el estacionamiento. Sin embargo, las "cebras", digo, las sendas peatonales, ya ni se pintan y las pocas que hay, no se respetan ni se hacen respetar.
Esto tampoco es casual, muestra claramente el valor que le damos a la persona. Priorizamos el tránsito, el negocio del transporte y la máquina, por sobre el valor humano. La fuerza sobre la norma.
Las "cebras" y el respeto, en extinción...

No hay comentarios: