jueves, 25 de diciembre de 2008

¿SE PUEDE VIVIR SIN MITOS?


Evita, Gandhi, Mao, Perón, “Che” Guevara, religiones, sectas, creencias, mitos.

Los mitos son como "cuentos para niños". Desarrollan la identificación, aumentan la idealización, fomentan la creación, promueven el sueño y "los sueños"...

Los mitos generan pasión, dan sentido a nuestras vidas, unen y separan por identificación.

Sin embargo, frente a la realidad, sus resultados muchas veces desilucionan.

Muchos mitos conducen al personalismo, a la idealización, a la concentración de Poder, al anquilosamiento de las ideas, a la victimización, a la pérdida de libertad, a la destrucción de riqueza, a la violencia, a la frustración.

Los mitos están en franca decadencia. Sin embargo, su caída ha conducido a una "mitificación de lo material", del "poder del dinero" en los mayores, y una apatía e indiferencia generalizada en los más jóvenes.

Es que como dice Osho, “en todo el mundo, aquellos mismos racionalistas que mataron los mitos, ahora sienten que la vida no tiene sentido, que ya no hay poesía ni razones para sentirse felíz… Sin el mito, el mundo se convierte en un mercado… todas la relaciones se convierten en transacciones vacías de amor… A menos que seas un iluminado, vas a sentir que nada tiene sentido… buscarás otras maneras de ahogar tú angustia, ya sea a través de las drogas, del alcohol, del sexo ó cualquier otra cosa… El mito genera sentido. Al matar al mito, se mata el corazón…”

Personalmente pienso que la caída de los mitos dará lugar a una revolución social silenciosa y pacífica: una expansión multimodal de los vínculos interpersonales, sin reconocer límite en los sexos, ideologías, prejuicios ó religión.

Entre la familia y el mito, algunas personas ya han comenzado a "tejer" lazos sociales más amplios y auténticos, que lentamente empiezan a ocupar el vacío dejado por los mitos.

Estos nuevos "lazos sociales" generan entusiasmo, "trabajo" desde lo personal, tolerancia, creación, confianza, expansión, afectos, pasión…

Las plataformas sociales de internet, parecen querer reflejar este fenómeno, que en los hechos supera a la red, a la familia, al Estado, y a los propios mitos.

Seguramente, llevará un largo período la construcción y reconstrucción de los lazos sociales interpersonales.

No sé si los mitos desaparecerán, pero esta “revolución social” basada en la autenticidad de valores parece ya inevitable.

Seguramente nos conducirá a una sociedad con mayor sentido, más dinámica, creativa y horizontal.

Una sociedad con mayores márgenes de libertad y crecimiento personal que la guiada por los mitos.

3 comentarios:

KLS dijo...

quizas se pueda
vivir sin ellos
sin él

pero no es un humano

mitos antiguos mis mitos
tus mitos los de ellos

antiquisimos posmodernos
sísmicos volcánicos
glaciales
tecnos

los mitos la poesía
como bien decis

son humanos

KLS

Ricardo dijo...

Sí, pero la poesía, los mitos, la filosofía, todo debe servirnos para poder vivir mejor, sino, no sirven...

KLS dijo...

es verdad tienen que curar de algún modo dar libertad sobre todo esperanza

...

las palabras son el caudal de algo que vibra

y que a veces ellas no pueden captar
...