miércoles, 28 de enero de 2009

MATICES


Hace un par de días, el filósofo Alejandro Rozitchner escribió en su blog “100volando” un artículo titulado “El cultivo de la objeción”, refiriéndose a algunos comentarios realizados por los lectores a su post anterior sobre las actividades de Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires.

Se refería al clásico “me gusta pero…”

En el mencionado artículo, Alejandro se refirió en duros términos a ese “cultivo de la objeción”. Una especie de “pero...” que lejos de afirmar se siente más inteligente al objetar. Como si de esa manera no se comprometiera ni arriesgara a apostar ó creer en un propuesta propia ó ajena.

Ese post contrario a la objeción, recibió una gran cantidad comentarios favorables, lo cual demostró que hay tantos “cultivadores” como “contracultivadores” de la objeción.

El filósofo en cuestión llegó a afirmar que la “objeción” expresa la "pobreza" de nuestra sociedad, una impotencia en tener una propuesta propia, y hasta la tildó de “miserable” y “maligna”.

Realmente no comenté ese post porque entendí, necesitaba un espacio mayor para hacerlo y creí que si tenía algo que “objetar” lo tenía que hacer desde una propuesta afirmativa en mi propio espacio.

En realidad, me pareció interesante la postura de Alejandro en hacer “foco” en un aspecto que sin dudas es problemático entre nosotros: estar siempre señalando "la falta", en sentirnos más inteligentes por criticar, en quedarnos en las “medias tintas” porque así nada se arriesga ni se pierde.

Nos perdemos así la posibilidad de tomar una posición afirmativa, ó bien, acompañar la de otro que se juega.

Hasta allí me resultó interesante la visión, y hasta provocadora en el sentido que dió en la “médula” de un problema social que va más allá incluso de la política. Pero luego, leyendo los comentarios “alineados” a la postura del escritor, comencé a tener algunos reparos.


Como diría Alejandro, una "objeción".

Teniendo en cuenta de dónde había partido el artículo, es decir, de un video que mostraba las actividades del Jefe de Gobierno porteño, me pareció que detrás de la “crítica a la objeción” que hacía Rozitchner podía quedar encubierta una “critica a la disidencia” ó mejor dicho, una descalificación a la mirada con "matices".

En tal sentido, la mirada “en blanco ó negro” de la realidad es mucho más conmovedora, potente, impactante y provocadora que una visión con “matices” a la que el filósofo suele llamar “tibia”.

No obstante, la realidad no suele ser en blanco y negro, está llena de matices, y la verdad muy dividida. Negar la posibilidad de “afirmar con objeción” es reducir la realidad al “blanco o negro”, “verdad ó mentira”, al "todo ó nada”.

Esto no impide rescatar la “objeción” que Alejandro hizo del “cultivo de la objeción” -valga la redundancia- porque sin dudas convoca a pensar sobre el tema y va en el sentido de la formación de un pensamiento con propuesta y afirmativo que nos hace mucha falta.


"Pero" es necesario distinguir muy bien entre el “cultivo de la objeción” de la "afirmación parcial ó con cierta disidencia".

Más aún, para no caer en lo que él llama “el cultivo de la objeción” deberíamos estar siempre en total " acuerdo ó desacuerdo", ser "liberal ó comunista", ver en " blanco y negro"… Algo que tiene como primera baja a la "verdad" y luego, a la moderación.

Cuál sería entonces la diferencia?

El “cultivo a la objeción” se dá en aquellas personas que sin tener propuesta alguna, que sin estar debidamente informada, objeta algo por el sólo hecho de demostrar que conoce del tema.


O bien, conociendo el tema no quiere verse totalmente involucrada, ó no quiere jugarse por algo, sintiéndose segura en esa postura objetora a la que cree “inteligente” cuando en realidad, no hace otra cosa que dejar al “desnudo” su propia carencia, impotencia ó falta de decisión personal sobre el tema.

En cambio la “objeción” como manifestación afirmativa de una disidencia parcial, es representativa de la “verdad dividida" en la que vivimos los humanos, de los matices en lugar del "blanco ó negro" y lejos de ser un “cultivo maligno de la objeción” es un verdadero gesto de inteligencia, de realismo y sobre todo de moderación necesaria para la convivencia cívica.


Convivencia que se dá siempre en el marco del "malentendido" permanente en que vivimos los humanos.

10 comentarios:

tiziana dijo...

Cierto lo tuyo tambien y muy buen enfoque. El tema es q en politica hay muchos q objetan para demorar, enlentecer y burocratizar ciertos temas, tramites y leyes q a veces necesitan una solucion inmediata o una actuacion rapida, por cuestiones personales politicas o protegonismos estupidos.
Son pocos los q objetan algo como manifestacion afirmativa y productiva de una disidencia parcial y q aportan a su vez ademas una opcion aplicable.
la objecion es sana cuando realmente no hay intereses creados en politica o en el ambito q sea.

MarianCh dijo...

Absolutamente de acuerdo. Yo me abstuve de comentar ese post porque me pareció que había cierto grado de intolerancia, comprendo que debe recibir comentarios totalmente intolerantes de su apoyo a Macri y debe ser un plomo, pero tampoco habría que ser intolerante con los que no lo aprecian, sino es como si no entendés lo que macri puede lograr sos un boludo, y ya....
Me gusto el título de tu post "MATICES"

Magah dijo...

Siempre encuentro en tus publicaciones, una opinión humildemente dada, una postura “ubicada” entre los matices, sin caer en los extremos que habitualmente vulneran cualquier posibilidad de intercambio productivo en búsqueda del conocimiento, que como tal, terminara teniendo una impronta personal, por el solo hecho de ser sujetos y no objetos.

Este espacio que has creado, y a mucho tiempo ya de seguirlo, desde la primera hora, diría, me ha resultado enriquecedor a partir de la posibilidad de dar y recibir opinión libremente.

También leí el post al que hacés referencia, y también me abstuve de hacer un comentario, no sentí que fuera un espacio valido ni que se me escuchara con amplitud.
Aquí encuentro donde poder decir, para mí las verdades consolidadas, que algunos manifiestan con soberbia, solo obturan la posibilidad de que el otro pueda pensar/se, en búsqueda de respuestas propias que nos conviertan en ciudadanos participativos a partir de la opinión-acción.

Adhiero a la opinión con propuestas y no a la critica devastadora que solo tiene el objetivo de destruir.

Anónimo dijo...

Leí el artículo de Rozitchner y el tuyo. El de Alejandro R. señala en forma exagerada algo muy común y choto de nosotros como sociedad, y el tuyo, porque lo pone en su justo punto con la realidad y más allá de lo político.
Los dos se complementan y están muy buenos!
Rodrigo

Anónimo dijo...

Yo también leí los dos escritos. Me parece muy bueno lo que decís, sobre todo porque vengo leyendo otros escritos tuyos donde tenés opinión formada y más que afirmativa sobre muchos temas. Es decir, se puede ser contundente y moderado al mismo tiempo. Muy bueno!
Ah! curiosidad, se enteró AR de lo que escribiste?
Marcela

martu dijo...

ricardo, que groso como has crecido en esto. me gusta como exponás tus opiniones sin amedrentar, pero pisando fuerte y claro. es una alegría leer este blog....

tiziana dijo...

Leyendo la opinion de todos ustedes quiero acotar algo, yo lo lei el articulo de ROZITCHNER de un forma muy objetiva, sin estar involucrada ya q soy de otro pais y me parecio muy bueno.
Uds veo q lo ven mas subjetivamente, involucrados. Si lo sacan del contexto politico y lo neutralizan talvez lo vean diferente.

Magah dijo...

TIZIANA:
Es posible, muy posible que sea como decís, Alejandro Rozitchner es una persona inteligente y lúcida.
Me ha sucedido, y con todo su derecho, haber dejado comentarios en su blog y que no fueran publicados, en particular uno, a cerca de una publicación donde se mostraba un video con declaraciones del Ministro de Educación del Gobierno de la Ciudad, donde exponía mi opinión a cerca de algunos puntos.
Nunca fue publicado, y jamás hubo en mis expresiones con faltas de respeto, y ni siquiera una critica gratuita, sino un planteo para pensarnos en lo que estamos haciendo de importante para avanzar , nada mas y nada menos que en un tema como la educación.
Hace años trabajo en problemáticas sociales, y tengo una visión personal al respecto.
Tal vez dentro de este contexto y de este tipo de cuestiones es donde uno, como bien decís pierde alguna objetividad.
Volveré a verlo, la distancia suele permitir una mirada mas objetiva.

Saludos

tiziana dijo...

hola Magah
Yo hace años q estoy atras de los politicos por temas de animales y medio ambiente y estoy cansada de esos peros, peros q solo van tras un protagonismo o una posicion personal y q burocratizan cosas sin aportar mas q un simple pero.
Claro ustedes lo ven como a un politico a Alejandro ahi es donde ven con otros matices. Los matices son buenos y necesarios. Lo q yo lei en su nota fueron esos peros como trabas, esos automaticos o intecionales q la gente usa egoisticamente.

Ricardo dijo...

Tiziana, el post de Rozitchner no se refería justamente a los políticos sino a los ciudadanos, que escribieron sobre un político. Te aclaro porque sé que estás en Uruguay. Por otro lado, mi post tampoco se refiere sólo a lo político.

Gracias Rodrigo yo creo lo mismo.

Marcela: a Alejandro al menos le avisé por si quería escribir algo..

Marian y Maga. Sentí que mucha gente que participa en su espacio, podía haber sentido lo mismo que ustedes. Mismo que ustedes no sean las de los "pero.." Por eso, pensé que con mi post podía aportar algo al respecto.

Martu, tu opinión es muy valiosa para mí porque además de ser periodista, escribís muy bien! Gracias.

Especiales gracias Maga porque aún no compartiendo mis ideas politicas, muchas veces me demuestra que mi postura permite que lleguen un poco más lejos...

Gracias a todos por opinar!