domingo, 25 de enero de 2009

NADA SE PIERDE, TODO SE TRANSFORMA


El mar se lleva las conchillas de la costa y las devuelve en forma de arena.

Como decía Lavoisier: "nada se pierde todo se transforma..."

Lo mismo sucede con nosotros. Todo lo que arrojamos, vuelve...

No hay argumento legal, moral ni religioso más poderoso para repensar de qué manera nos estamos relacionando con los demás y con el medio en que vivimos.

Todo lo que vá nos "vuelve". Como el mar...

O como dice Jorge Drexler en este video: “cada uno dá lo que recibe, luego recibe lo que dá…”

Link: http://www.youtube.com/watch?v=oCjpqx3cXs0

7 comentarios:

Magah dijo...

Es verdad es un buen argumento para repensarnos, para mirarnos con una cierta objetividad, tanto recibo, tanto he dado.

Anónimo dijo...

Yo estoy convencida de eso. Tarde ó temprano tanto lo malo como lo bueno te vuelve. Por ahí de otra forma, transformado, como "arena" como decís vos en la nota, pero vuelve, siempre vuelve. Marcela

marce dijo...

alguien puede dudar de esto!!!???
claro ,vuelve,transformado pero vuelve...

tiziana dijo...

Mas alla de que nadie se va gratis de este mundo, debemos pensar en el daño q hacemos en nuestro ecosistema (conjunto de todas las formas de vida vegetales y animales sin las cuales no existiriamos)y q es el unico patrimonio real q tienen nuestros hijos.
Sin nuestro ecosistema funcionando nada tiene sentido.

Ricardo dijo...

Sí Tiziana, somos parte de él y lo que hacemos con él lo hacemos también con nosotros... tanto lo bueno como lo malo.

Lili.- dijo...

La vida es un boomerang... Y nosotros mismos (los humanos) nos estamos haciendo, deshaciendo, rehaciendo de manera continua. Me gusta tu blog! Tus escritos tienen el sabor del sentimiento. Felicitaciones!

Ricardo dijo...

Gracias Lili, recién te leeo! Sin dudas lo que más me importa es el sentir... los sentimientos, y siento mucho!
Bienvenida y veo que sos de Bahía Blanca. Allí pasé los primeros años de mi vida...
Cariños