domingo, 11 de enero de 2009

PERDER EL TIEMPO


El tiempo se pierde. Siempre se pierde...

Desde el momento mismo en que nacemos se dá vuelta el reloj de arena y no lo podemos parar.

El tiempo lo estamos perdiendo siempre, sin embargo, somos concientes de eso solamente cuando estamos haciendo aquello que no deseamos, ó bien, cuando estamos demasiado “alejados” de nuestros verdaderos deseos.

Cuando tenemos proyectos, cuando estamos conectados con nuestros deseos, luchando por ellos, ó simplemente contemplando lo que queremos sin hacer nada, dejamos de sentir que estamos “perdiendo el tiempo”.

Esto sucede porque en esos momentos “estamos en el presente”. Y cuando estamos en el presente, el pasado y el futuro desaparecen y nos convertimos en seres "atemporales".

Recreamos en nuestro sentir un deseo de inmortalidad, de proyección, de vida plena que sólo se logra en el presente. Vivir en el presente nos da esa placentera sensación de inmortalidad...

Por lo tanto, aunque siempre estemos “perdiendo el tiempo”, lo útil sería aprovechar esa conciencia real para tratar de lograr un "sentir" que nos permita sanamente alejarnos de ella.

En definitiva, cuando tenemos proyectos ó estamos conectados con nuestros deseos, no sólo sentimos el alivio de olvidar que estamos “perdiendo el tiempo" sino que además, sentimos que lo estamos "ganando" en el placer de vivirlo como queremos...

4 comentarios:

KLS dijo...

Ay queridísimo amigo. Qué bueno tu texto sobre el perder o ganar el tiempo.
Mientras escribo me tortura el ruido de la ruedita de mi hanster que no para de correr y moverse tanto sin ir a ningún lado...
En estos días estuve en esta idea del plan-proyecto como rescate de la depre repentina originada en la frustración de ver que se pierde tiempo : el mayor mandato de nuestras generaciones "no debes perder el tiempo"
Gracias por algo tan empático.
Saludito

Ricardo dijo...

KLS, la idea es que cuando uno siente que está perdiendo el tiempo, es porque no estamos encontrandole al vuelta a ese momento... cuando aparece, desaparece la sensación. De todas formas, quedate tranquila que el tiempo lo perdemos y ganamos todo el tiempo...

Anónimo dijo...

lo perdemos y lo ganamos todo el tiempo es cierto, mientras la balanza no se desequilibre y perdamos mas de lo q ganamos o lo q es peor nos estanquemos esperando que?
Tiziana

KLS dijo...

Gracias me tranquilizaste. En serio.

Me gusta que plantees pensar en esto: el tiempo que se gana o pierde.

Se me ocurre que uno de mis proyectos de este año 2009 podría ser organizar más momentos para "perder mi tiemp" para " no hacer nada".

Me doy cuenta - juro que ahora en este instante- que en esos vacíos generalmente me sucede y ha sucedido, aquello que le ha dado más sentido a mi exitir en esta bendita madre tierra.

Amé.Escribí y escribo. Leí y Leo.

Bailar sola por mi casa y la música a todo volúmen.

Obviamente comprendo que tu referencia a perder el tiempo es la que siempre viene a nuestro pensamiento: ese tiempo lleno de depresión y frustración...
¿Sera ese el tiempo perdido? .

No.
El tiempo perdido es el que no tiene emociones ni buenas ni malas: cuando no paras.

Vivo una vida de no parar y correr siempre, lo digo con conocimiento de causa.

Para el estandar de exigencia social : lo gano.

Para mí estandar genuino: lo pierdo.

Besosss infinitosss y gracias por inspirarme a reflexionar .