miércoles, 25 de febrero de 2009

JUGADO POR SU DESEO


Era empresario, trabajaba en la Bolsa, tenía un buen pasar, había formado una familia con una mujer adinerada de Dinamarca, y vivía en París sin grandes sobresaltos. Pero los domingos pintaba…

En un momento de su vida, se cuestionó que sólo le dedicaba los domingos a lo que era la pasión de su vida, y resolvió revertir la "ecuación".

Dejó su trabajo como empresario y se dedicó de lleno a la pintura.

Toda la estructura social, afectiva y económica que lo sostenía se resquebrajó.

Le mostró con la mayor crueldad posible, la condicionalidad de sus vínculos y los de la supuesta civilización.

Su esposa se fue con sus hijos a Dinamarca. Su situación económica, afectiva y hasta física se fue deteriorando.

Nadie lo acompañó en su decisión. Más aún, la condicionalidad y fragilidad que le mostró la estructura que hasta entonces había forjado, no hizo más que frustrarlo y al mismo tiempo precipitarlo hacia adelante.

Fue así que decidió alejarse de la civilización, y guiado por su deseo, abandona París y se va a la Polinesia a vivir con los nativos, con la naturaleza, con la pintura.

Sí, estoy hablando de Paul Gauguin.

Su pintura cobra entonces un giro inesperado. Su cuadros derraman sensaciones, colores y trasmiten la paz, la serenidad, la pasión y el placer de estar haciendo lo que quería, con la gente que quería y en el lugar indicado.

Murió viviendo muy lejos de la civilización y cerca de su deseo.

Nunca supo que se convertiría en uno de los más consagrados pintores de todos los tiempos.

Tal vez nada le hubiera cambiado, tal vez no le hubiera interesado.

Lo que no cabe dudas es que se jugó por su deseo y que experimentó la pasión, energía y placer de haberlo concretado. Algo que seguramente tenía para él un valor superior a los varios millones de dólares que hoy valen sus obras.

Un precio que nunca podrá alcanzar el valor que tuvo para su propia vida el haberse jugado por su deseo.

9 comentarios:

Magah dijo...

La historia y el cause por donde la llevas me ha hecho pensar una vez mas sobre este tema. Dejo en tu blog algo que he escrito, solo pensando en dejarme llevar por mi propio deseo:

Conectarse con el propio deseo,
desata, desacata.

Apasiona.
Encanta, da ímpetu, garra.
Sacude las profundidades entumecidas.
Desnuda. Expone.
Derriba mascaras.
Da coraje.
Despabila los sentidos.
Da fuerza y figura.
Nos hace sentir salvajes.
Da luz.
Da miedo.
Pone la sangre en movimiento.
Es batallar
a matar o morir.

Es una ideología.

-Magah-

KLS dijo...

Ric qué bueno tu cuento. Es un cuento precioso, tomaste un personaje real, pero es una historia que suena familiar. Es un cuento sanador. Sentí libertad vibrante a mi alrededor mientras lo leía. Sentía que algo muy importante me estaba sucediendo mientras seguía leyendo. Eso es arte. Eso es un escritor. Gracias por conectarte con tu deseo y llegarte hasta mí, hasta Magah que también me sorprendió con un comentario inspirador. Dice Abelardo Castillo, que un GRAN escritor no es el que escribe un gran libro sino es una persona resignada que escribe lo que puede - bueno algo así-. Valoro ese aspecto de lo literario, y no tanto lo formal.
Precioso.

Magah, me gustó todo el poema, tan lírico, pero lo que más me agradó es : el batallar a matar o morir. Usaste dos sinónimos de la parca: y es porque quienes tocamos sin miedo a la parca, es porque tocamos sin miedo la vida.
La nombramos, la escribimos y muchas vecesa la contemplamos...

Besos a ambos

Anónimo dijo...

Estos tipos son borders, apasionados, inspiradores, únicos, geniales! dignos de una buena película ó de hacerlos vida real. Muy buen traerlo acá, invita a repensar nuestras vidas.

marce dijo...

UFFF...toy moqueando mal mal
snif

Magah,claro! es a matar o morir

La adrenalina de saber que ya no hay vuelta atrás...hasta las manos

tiziana dijo...

Duda
a quien felicito primero por su aporte a ricardo o a magah??
es impresionante la historia de gauguin, pero como dice magah y no tengo palabra para agregar es lo q nos da todo eso y no se puede comprar.

Mai dijo...

Maravilloso. La historia, cómo la narraste, y el aporte de Magah.
Recuerdo a Rozitchner diciendo que prefiere el "deseo" al "sueño", pues en el primero está la intención, el hacer, el entusiasmo.
Veo que por aquí pasa gente que se conecta con su deseo. Siento que nos juntamos a generar cosas lindas.
Un beso grande!

MARCE dijo...

Coincido con Mai y "Rochisner"...
EL DESEO Y SOLO EL DESEO es acción,sacudón,SENSACIÓN DE YA NO PODER MIRAR ATRÁS
LOS SUEÑOS...en cambio si bien son generadores de cosas,pueden ser "postergables" a lo largo del tiempo
DESEO ES AQUI Y AHORA

Anónimo dijo...

Me imaginé qué pasaría con mi familia si de repente tuviera un deseo diferente a la vida que llevo todos los días? Ups. me perturbó, me dió indignación de sólo pensar que podría llegar a pasarme lo de Gaugin.
Qué bueno que hayas rescatado esta historia, realmente me movió. Javier.

Ricardo dijo...

Bueno, les presento a MAGA!!! jaja
Lo bueno de ella es que escribe con la misma pasión con la que vive, lo cual le dá mucha fuerza a lo que escribe. Maga, estamos esperando el libro!!

KLS gracias por tú comentario, pero no es cuento mío, es verdad! Es la vida real de Gaugin!

Anonimo, es cierto, los borders somos así de geniales! ja.

Marce, tomás mucha agua?

Tiziana, felicitalo primero a Gaugin por su vida, luego a Maga, y a mí, bueno a mi me basta con que andes por aquí. Beso.

Si Mai, me voy a dedicar a vender los libros de Maga y Rozitchner. Y eso de que aquí todos estamos conectados a nuestros deseos puede ser, ó al menos los estamos buscando... Hablando de eso, me acordé de Bardem... je

Bueno Marce, vos también me lo traés a Rozitchner?? Bueno, todo bien, yo le tengo un gran aprecio, me encanta que lo nombren, es un tipo genial!! (shhh, lo digo por si viene Ximena...jaja).

Si Javier, la historia conmueve y sé lo que sentís desde ese lugar...

Abrazo a todos los jugados por el deseo, ó que al menos, quieren jugar...