jueves, 19 de febrero de 2009

MORIR O VIVIR DE AMOR

Un comentario a un post anterior decía que la “integridad tiene que ver con no morir por el amor de nadie”.

En realidad, casi nadie muere de amor -digo casi porque en la Argentina todos mueren de “paros cardiorespiratorios”- pero es lo que uno suele sentir cuando se cae una relación afectiva importante.

El músico Djavan dice “morir de amor no es mi fin, pero me acaba”.

Muchas veces pensé qué había querido decir realmente?

Creo que trató de trasmitir esa sensación. Nadie se muere de amor pero puede quedar muy cerca de sentirlo.

Normalmente, es más común escuchar a las mujeres sentirse al borde del abismo cuando se termina una relación, sin embargo, la literatura y la historia desmienten esa versión.

Tal vez el hombre expresa menos, se permite menos, le permiten menos. Se permite menos sentir, exponerse, sufrir, debilitarse. Para algunos es preferible "matarse" que andar divulgándolo, pero el sentimiento es el mismo.

Personalmente creo que los sentimientos no tienen sexo, y que tanto hombres como mujeres cuando se nos termina una relación muy importante, no llegamos a morirnos pero sentimos que se nos acaba la vida…

Luego uno comprende que morir de amor no es el fin de nadie, que la mayoría sentimos que se acaba todo, pero después la vida sigue.

Que mejor que morir, es vivir de amor...

9 comentarios:

Lili.- dijo...

Coincido Ricardo, el sufrir por amor no es una cuestión de sexos. Muchos tangos nos presentan hombres sufrientes, que sienten que mueren, por la "percanta que lo amuró en lo mejor de su vida dejándole el alma herida..."
Creo que lo bueno es saber que uno siempre puede Volver a empezar, renacer, volver a creer, volver a poner fichas en un nuevo amor. Siempre sale el sol después de las tormentas. Lo que hoy siento que me mata, mañana será un triste recuerdo.
Todo pasa. También el dolor.
Un beso.

Magah dijo...

"... No haber muerto el mismo dia que sentí que moría de amor, demolió un poco mi romanticismo, por esa razón y por aquel amor, hubiera preferido morir".

Muero cada día un poco menos tratando de "vivir" por amor, ya que se, que si la vida no se detiene ante la muerte misma, mucho menos lo hará en sus vísperas, cuando siento que el amor me acaba.

MARCE dijo...

A mi me conmueve ver a un hombre llorar,sufrir por amor,porque no es lo que están acostumbrados a mostrar,no se lo permiten
El tiempo de espera en soledad,a que pase el mal trago es aveces difícil de soportar,uno va creyendo que junto con EL/ELLA se fue nuestra capacidad de amar ,de sentir,y es terrible
hasta que un día vuelven las cosquillas en la panza y ahí te quiero ver ,
otra vez en el ruedo

Mai dijo...

"La integridad tiene que ver con no morir por el amor de nadie, que eso se logra atravesando duelos propios,
que cuando los amores se tornan incondicionales adoptan estilos dependientes que los mata".
A mí también Xime me dejó pensando, y estoy muy de acuerdo con esto.
Conozco historias en las que alguien murió de amor, aún cuando no se lo diagnostique así. Un padre en el entierro de su hija avisó que no lo iba a resistir, para morir 2 meses después;
mi abuela siempre dijo que prefería morirse antes que mi abuelo, porque sino se iba detrás, y así lo hizo, 45 días más tarde.
Claro que hay ciertos dolores que uno no quisiera vivir jamás, y que imaginarlos nos hace creer preferir dejar de respirar antes que sentirlos. Sin embargo yo me aferro a la idea de seguir con vida, del duelo, del pasaje, de la superación personal, cueste lo que cueste. Aún cuando, sin matarnos, aquél amor nos haya acabado, como dice el poeta.
Un beso.

Ricardo dijo...

Sí Mai, por eso puse "paro cardiorespiratorio". Las partidas de defunción dicen eso (casi escribo disfunción,jaja) pero la realidad siempre es otra.
Una vez pregunté a un sueco por qué había tantos suicidios en Suecia, y me contestó, además del tema de la luz, está en que allá ponemos la real causa de muerte...
Luego sigo con mis comentario.
Beso

Mai dijo...

Es que la muerte es la madre de la disfunción...!
Qué interesante es hablar con gente de otros lares, viste?
Cuando aquí alguien se suicida le sacan el "no" al certificado de defunción. Siempre me pregunté por qué tenemos esa costumbre de no nombrar las cosas por su nombre...
Un beso
Ah! Puse algunas palabras tuyas en la columna de mi blog "Dijeron mis blogs amigos". Bueno, dale, querés ser mi amigo? jeje

Ximena Ianantuoni dijo...

esa sensación de sinsentido por la pérdida de un amor que en el momento se siente como insoportable, es de las sensaciones que más nos ayudan a crecer si nos hacemos cargo de lo que implican, de lo que representan, de lo que se lleva, de lo que nos deja,
personalmente me gustan los hombres sensibles, que se copan y se bancan sus aspectos femeninos,
siempre me acuerdo de tu experiencia con "las mujeres que corren con los lobos" y como ya te dije en esa entrada, me parece un flash total,
cariños

tiziana dijo...

El principal conflicto radica en que hombres y mujeres, simplemente, somos diferentes.

.. Los marcianos valoran el poder, la competencia, la eficiencia y la realización. Siempre están haciendo cosas para poder probarse a sí mismos y desarrollar su poder y sus habilidades. Su sentido de la personalidad se define a través de su capacidad para alcanzar resultados. Experimentan la realización fundamentalmente a través del éxito y el logro...El sentido de la personalidad de una mujer se define a través de sus sentimientos y de la calidad de sus relaciones.... Las venusinas tienen valores diferentes. Valoran el amor, la comunicación, la belleza y las relaciones. Dedican mucho tiempo a respaldarse, ayudarse y estimularse mutuamente. Su sentido de la personalidad se define a través de sus sentimientos y de la calidad de sus relaciones. Experimentan la realización a través de la participación y las relaciones.
Extracto de los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus

Ricardo dijo...

Gracias Lili por ampliar mi comentario con tú ejemplo.

Guau Maga! se ve que te trajo algo groso a la memoria. Por suerte estás viva y con ganas de seguir apostando al amor.

Sí Marce, yo no puedo hablar mucho de "los" hombres, pero hablo desde mí, y yo me lo permito, me lo permití.

Maisa, qué lindo nombre! Yo tengo visto un cd con ese nombre en Brasil, pero nunca la escuché.
Claro que la gente muere de amor y otras cosas más. Lo que queda como accidente muchas veces son otras las causas, pero vivimos en el mundo del protocolo y lo impersonal.

Me encantó que hayas rescatado esas palabras mias de un post antiguo. Las escribí con una profunda emoción, y las motivó un anónimo que pegó en mi parte más estructurada que es el discurso.

Sentí la necesidad de decir que lo cambio por todo eso. Me salió de corazón y dicen que las cosas llegan al mismo lugar de dónde salen, no?

Claro que quiero ser tú amigo, es una declaración de amistad?
A mi me encantan las declaraciones. Lo hacía mucho en el colegio de chico, pero me ayudaba que cantaba y tocaba la guitarra, sino me daba mucha verguenza.

Hoy me encanta la gente que te dice cosas mirando a los ojos, que se pone colarada, que tiembla, que se juega, pero igual lo dice. Yo lo hago.

Me vas a invitar a conocer ese bosque encantado con chicharras y muchos bichos más? Que bueno, todavía a mi me gusta jugar...

Sí Ximena, es tal cual. Mis amigos también también se acuerdan de esas épocas de mi vida... todavía me causa gracia...jaja.

Gracias por compartir estas cosas. Está muy bueno saber que sentimos cosas parecidas. Que somos todos parientes lejanos.