miércoles, 5 de octubre de 2011

El día que fui a ver "Sex and the City"

.







(Reedición del 17/03/09)

La noche estaba fría, pasé por el Cinemark y pensé que sería bueno ver una película.

Mientras estaba parado en la Cartelera, escuchaba a mi lado la discusión de una pareja. El quería ver una película de acción y ella: "Sex and the City"...

Dado que estaba sólo, al no tener ninguna presión ni persona para llevarle la contra, por "libre albedrío" – créanme- elegí ver Sex and the City...

Ingresé por un pasillo oscuro donde al final del mismo se veían "llamaradas" de luz: la peli había empezado...

Cuando salí del "tunel", sentí efectivamente que había ingresado a un Estadio de fútbol, ya que al mirar a simple vista se veía la platea totalmente colmada. Pero a los pocos pasos sentí que algo era diferente. O mejor dicho, olía diferente.

Contrariamente al olor a "chivo" que solía sentir en la tribuna de Ferro, aquella platea olía a rosas, jazmines, gengibre, madera, pino, wasabi...

Al tratar de entender semejante fenómeno, avisoré que estaba frente a una platea inversa a la de Ferro. Estaba conformada totalmente por mujeres. O para decir verdad, en homenaje al pobre hombre que discutía con su novia frente a la cartelera, eran todas mujeres menos él. Y yo, claro!

Ante semejante cantidad de mujeres, todas juntas y sentadas mirando hacia mí -mejor dicho- hacia la pantalla, tuve por un segundo la misma sensación que debe tener un reconocido músico de rock cuando decide tirarse a los brazos del público... Pero dado que la última vez que toqué la guitarra entoné "lunita tucumana" y desde entonces la vida me ha dado varios golpes, pensé que sería mejor idea ir a sentarme donde me correspondía antes de correr el riesgo de tirarme otra vez al vacío.

Cuando miré hacia la pantalla, pude ver -entre medio de marcas de moda femenina- algunas letras del subtitulado, y también seguir el argumento, que no por sencillo me dispensaba de dejar de mirar las mujeres que tenía sentadas a mi alrededor.

Cuando logré dejar de ver la platea y concentrarme en la película, me dí cuenta que más allá de las risas cómplices y puteadas expresas de muchas de mis compañeras de sala, el argumento era bastante realista.

Creo que coincidía totalmente con la visión de la platea, salvo que cuando ellas gritaban "qué hijo de puta"!!, yo sólo disentía en una letra: "qué hija de puta"!!

De todas formas, insisto, el relato me pareció muy realista. No así la visión de mis "colegas"...

Mientras la mayoría de los personajes me parecían víctimas, a ellas les parecían victimarios.

Más allá de esta aparente "mirada" opuesta, creo que tuvimos una tácita coincidencia: "las relaciones entre las mujeres están funcionando mucho mejor que la de los hombres... y ni que hablar comparada con la de hombres y mujeres...!!

Cada vez que una de ellas -esta vez me refiero a las de la pantalla- tenía una desaveniencia amorosa, daba envidia ver la inmediata, oportuna e implacable reacción de sus amigas para acompañarla, atenderla y contenerla. ´

No alcanzo a imaginar qué sucedería si además tuvieran “falo”. Seguramente, se sabrían "a-coger" de la mejor manera.

Reacción esta de amistad femenina, que como hombre, no la he logrado ni con mis amigos, ni con mis padres, ni con el edipo, hipo, amigas, psicólogo, reiki, ni con todos ellos juntos...

Por un momento, tuve la inquietud de pensar para qué estábamos los hombres en este mundo??
.

La película luego se encargó de explicármelo mostrándonos poniendo anillos, proponiendo matrimonio, comprando departamentos, haciendo hijos, y algunas cagadas más...

Sin embargo, el final fue reconciliador.

No me quedó muy claro, pero por algún raro motivo, muchas de ellas prefirieron seguir junto a su hombre.
.

Espero no haberles cagado el final con esta afirmación... igual a esta altura ya la vieron casi todos.

De todas formas, no se preocupen, no se olviden nunca que "los hombres somos todos mentirosos", así que tal vez el final sea otro y terminen todas la mujeres juntas, festejando y divirtiéndose como lo hacían mis colegas de la platea.

Luego de un par de horas, la película terminó, y las luces se encendieron... Al mirar a mi alrededor, sentí algo parecido a las pocas veces que me equivoqué de baño ó ingresé al vestuario femenino...

Confieso que esta vez me sentí menos motivado, casi intimidado.

A todo hombre le gusta que alguna mujer lo mire, lo observe, pero cuando esto lo hacen varias decenas al mismo tiempo, no hay falo que resista!!

Cuando me animé a levantar la cabeza, pensé por un momento si me había transformado en Beckham, ó bien, me miraban como "bicho raro".

Recordé entonces, que además de no tocar la guitarra desde "lunita tucumana", no tocaba la pelota tampoco desde hace varias décadas... Tuve entonces enseguida la respuesta.

Fue entonces que soporté dignamente mi desazón, y me encolumné junto con todas ellas en una larga caravana, parecida a la "popu" para salir del estadio, digo la sala... hasta que me di cuenta que mi fila no me llevaba exactamente a la salida, sino al baño de mujeres...

Para entonces, estaba tan mimetizado que pensé que podría ingresar junto a ellas sin problemas, pero aún me quedaba una diferencia física que todavía no habían notado y que a esa altura y lugar, ya me sería inocultable..

Allí dí media vuelta, y al ver el baño de caballeros dije "tierra"!!!

Al ingresar al mismo, comprendí la razón por la cual los famosos añoran tanto el anonimato... Sentí un alivio impresionante, hasta que nuevamente las miradas volvieron sobre mí... esta vez, proveniente de hombres... bah! es una forma de decir...

Esos hombres de mirada cómplice y descarada que pareciera, estuvieran allí aún antes de haberse construido el baño.
.

Por un momento los ví parecidos a las cuatro mujeres de la película, y pensé que podríamos tener una linda amistad como aquella, pero luego de ver las insistentes miradas, comprendí que lo último que querían conmigo era una linda amistad...

Por lo tanto, decidí salir del baño y volver a la caravana de mujeres que para entonces, ya se comenzaban a preguntar nuevamente "dónde están los hombres"??

Luego de tres horas en el cine, y con todas esas experiencias, llegué a pensar que tenían razón... Hasta que tomé Salguero, helada por el frío y la neblina de la madrugada, al verme sólo nuevamente pensé: donde están las mujeres...??



17 comentarios:

moni2f dijo...

juaa buenisimo !!! me has hecho reir... La amistad entre mujeres tampoco es tan perfecta, se requiere mucha paciencia y tolerancia; por caracteristicas tipicamente femeninas y nuestra complejidad para encarar la vida. Pero siempre las cosas se ven mejor desde el otro lado, es inevitable. La proxima vez, cuando enciendan las luces, grita que no sos gay jeje

Marce dijo...

genial Ric...me hiciste reir
Las mujeres amigo...por todas partes andamos o no ves que el aire tiene un no se què...somos nosotras!!! con nuestras energìas ponièndole lo que hay que poner a este controvertido mundo patriarcal

marce dijo...

Ric! pasate por el blog de "Rochisner" y lee el post sobre mujeres-hombres ,nunca mas oportuno jaja

Ricardo dijo...

Si, ya dejé mis comentarios, je.

tiziana dijo...

Te diria que la peli dista mucho de la serie y te lo dice una fanatica que tiene la coleccion.
Recomiendo verla toda, nos hace reaccionar.
Para los hombres esta serie era mal vista porq los ridiculizaba, puntos de vista je!

RI, me quedo una duda, tanto te mimitizaste q al final te referis a vos en femenino?:
"Helada por el frío y la neblina de la madrugada..." jaja
Beso

Ricardo dijo...

Salguero es una calle. La que estaba helada y con neblina era la calle, yo estaba recaliente!! jaja

tiziana dijo...

juasssssssssss!!!
Un malentendido por un punto.

De todas formas acoto ahora es bien de vos meterse en esos lugares como analizando o..... pescando.

tiziana dijo...

Me acorde de algo...el poder de la ubicación de la coma.


'Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda'.


Falta una coma ¿no? ¿Dónde?
Solución: más abajo

Si sos mujer, con toda seguridad colocaste la coma después de la palabra mujer.

Si sos hombre, con toda seguridad colocaste la coma después de la palabra tiene.

Mai dijo...

Atrapante relato! Mirá, sólo me sale decirte que noto que TE ENCANTA ESTAR RODEADO DE MUJERES!! Jaja!
Un beso!

Magah dijo...

A cerca de mi relación con mis amigas: De la mejor por este tiempo, con el compromiso a full y la cercanía optima.
Respeto, cero juicio, avanti con lo que cada una quiera y desee vivir, aca estoy para aguantar y que me aguanten.
Amigos hombres, pocos, los especiales, los que no crean que por ser mujeres, solo decimos tonteras.

Supongo que las amistades entre los hombres deben existir, como entre mujeres, pero son menos afectuosas, ya que por lo general no se permiten ese tipo de demostraciones. El hombre se la banca solo, por tonto, por que cree que eso es lo que debe hacer, entonces las debilidades no se muestran, y creo que es desde ahí donde las mujeres nos comunicamos a full y nos acompañamos. Al final mas retorcidas, pero mas honestas, aunque muchos digan mas arpías.
Me re copé, perdón.

Anónimo dijo...

Hacia dias que no entraba a tu blog.... y en este caso me recordó a varias canciones del Cuarteto, sobre todo de su disco Raro.
Besos
SL

Jole dijo...

Yo tambien fui a ver a Carry y las chicas!

Porque tengo que aclarar que soy hetero?

Fui solo, en Arg!

Todo lo que tiene una imagen de NYC ya esta!

Un flash la peli, van de aca para alla, como nada!

Sex and the city, es otra revolucion americana, increible la cantidad de grupitos de mujeres que salen a comer ahora en arg! Antes no querian, y estaba mal!

Jole dijo...

Yo tambien fui a ver a Carry y las chicas!

Porque tengo que aclarar que soy hetero?

Fui solo, en Arg!

Todo lo que tiene una imagen de NYC ya esta!

Un flash la peli, van de aca para alla, como nada!

Sex and the city, es otra revolucion americana, increible la cantidad de grupitos de mujeres que salen a comer ahora en arg! Antes no querian, y estaba mal!

Alejandro Rozitchner dijo...

Me encanta tu relato, qué bueno todo lo que contás, a mi me encantan las sex and the city girls, fui a ver la peli, mi chico me acompañó y lo adoro por eso, hombres con sensibilidad femenina, la mejor convinación!!

Ximena Ianantuoni dijo...

ay!! Ricardo no me dí cuenta y te escribí desde la cuenta de Ale, mi marido, el coment anterior es mio, qué gracioso, no?, hablando de hombres y mujeres mezclándose mirá la que me mando,
un beso

Ximena Ianantuoni dijo...

y me dí cuenta que lo escribí mal, se escribe "combinación", y bueno son días...
saludos

Ricardo dijo...

Ups. recién me encuentro con todos estos comentarios, que son antiguos, como el post. Alguien sabe cómo puedo hacer para enterarme cuando me dejan comentarios a posts antiguos? Moderando acaso?

Bueno Xime, si llegás a entrar, me causó mucha gracia leer el comentario de Alejandro, pensé que me estaba cargando...jaja.