martes, 24 de marzo de 2009

LA PENA DE MUERTE DESVIÓ EL DEBATE


El año pasado, cuando el tema de la inseguridad no había alcanzado el lugar central que ocupa en estos días, escribí cinco posts sobre el tema, haciendo incapié sobre el “garantismo” como una deformación ideológica de las garantías constitucionales que ostentan principalmente algunos jueces de nuestro país.

Esos posts que escribí y ahora linkeo son “Garantismo no es sinónimo de garantías” , "Una falsa alternativa", “Delincuentes de delantal”, "¿Cuánto tiempo más llevará?" y el Garantismo como protesta social”.

Paradójicamente, con el agravamiento de la cuestión producto de los sucesivos robos seguidos de muerte, la reacción no tardó en llegar y se instaló de la peor manera, reabriendo un debate sobre la “Pena de Muerte”. Debate que existe a nivel mundial desde el Código de Hammurabi, y que logró que sólo cinco países la adoptaran con dudosos resultados.

Digo paradójicamente porque detrás del grandilocuente y popular debate quedaron postergados otros menos impactantes pero necesarios para encontrar una solución real al problema. Estos son “la reforma el régimen penal carcelario, incluyendo régimen para menores y tratamiento de adicciones” para que las cárceles cumplan con su función reinserción y no de perfeccionamiento de los delincuentes, la necesaria “reforma de las leyes que regulan las excarcelaciones, libertad y condena de ejecución condicional” y fundamentalmente, el grave problema que existe con la interpretación de las normas vigentes por parte de un sector importante del Poder Judicial llamado comunmente “garantista”.

En estos días, y luego de algunos asesinatos aberrantes como el del policía de San Isidro, y en los estertores del debate sobre la “pena de muerte”, reaparecen los temas de fondo no resueltos, postergados por el debate sobre la pena de muerte.

Otra vez el problema de los “jueces garantístas” -que suelen confundir víctimas con victimarios- buscando todo tipo de artilugio legal para dejar en libertad ó bajo el régimen de prisión domiciliaria a delincuentes confesos y de extrema peligrosidad.

Dos recientes y "escandalosos" casos judiciales que linkeo bajo
"liberación fácil" -en contrapartida a "gatillo fácil"- confirman la vigencia y reiteración de los temas centrales aludidos anteriormente, y eludidos en los debates recientes.

Por eso creo que el debate sobre la pena de muerte, lejos de haber contribuído a encontrar una solución al problema, nos ha desviado del camino de lo posible, de las medidas concretas que debemos adoptar con urgencia para revertir la situación.
Así, la pena de muerte nunca se aplicará en la Argentina y las leyes, las instituciones carcelarias, policiales y judiciales seguirán repitiendo los mismos errores que nos han conducido a esta lamentable situación de inseguridad en la que vivimos.

La pena de muerte, paradójicamente, la seguirán aplicando de hecho los delincuentes mientras el resto de la sociedad se ha quedado sin debatir los temas de fondo que podrían conducir a la solución de este grave problema social.

6 comentarios:

tiziana dijo...

- “la reforma del régimen penal carcelario” para que las cárceles cumplan con su función reinserción y no de perfeccionamiento de los delincuentes".
-“jueces garantístas” -que suelen confundir víctimas con victimarios".

Dos puntos interesantes y agregaría un tercero y es la modernización de la palabra pobreza por parte de los políticos, confundiendo pobreza con delincuencia para usufructo y beneficio propio.

El otro día un político en mi país salió hablando que si ganaba iban a poner mano dura contra la delincuencia y pensé: “perdió las elecciones”, por un lado hoy hay mas delincuentes que gente trabajadora (Je!) y por otro porque mucha gente lo interpreta como un ataque a la gente pobre y los delicuentes estan mimetizados dentro de la pobre gente pobre lamentablemente.
Te dejo este link: http://100volando.blogspot.com/2006/07/una-visin-pobrista.html

Volviendo a la pena de muerte y mas alla que hay que combatir las causas para atenuar las consecuencias, en las leyes de protección animal que hablan de seres irracionales y puntualmente sobre perros agresivos dicen: “serán eutanasiados aquellos animales que luego de un tiempo X no sean re-sociabilizables”.
A que voy? Si en un ser NO pensante, que actúa por instinto se lo condena así, a un ser humano que es reincidente de agresividad extremadamente violenta contra nuestra sociedad y luego de un tiempo no es re-sociabilizables a pesar de la reforma del régimen carcelario y siendo consciente de sus actos que pena debemos aplicar?

En alguna parte la balanza de la equidad esta desequilibrada y estaríamos viviendo en un país donde parecería que los derechos y obligaciones de los ciudadanos van acorde a la posibilidad de recaudación que tenga el Estado sobre estos.

Ricardo dijo...

Ante todo, quiero decirles que no escribo sobre las causas sociales, económicas y culturales de la delincuencia porque las considero OBVIAS! En mi país se habla de esas causas aún antes del Código de Hammurabi..., se redujo relativamente la pobreza en los últimos años y la delincuencia aumentó, y aunque haya que seguir trabajando en el tema porque sin dudas es una causa fundamental, me preocupa que hacemos mientras tanto y además, de hablar de lo que no es común que integre los debates sobre la cuestión porque no es popular, porque no conviene a los políticos ó por la razón que sea...
Hecha la aclaración, sigan los comentarios! je

tiziana dijo...

Buen detalle bajo la pobreza y aumento la delincuencia, algo q nadie habia caido y si, al haber mas robos mejora la calidad de vida de ciertos grupos sociales o in-sociales
Mmmmmmm....

Magah dijo...

Ricardo, totalmente de acuerdo.
Hay temas que son nube de humo y no nos permiten ocuparnos de lo necesario, y con urgencia.
Recuerdo los poste que mencionas, habías instalado el tema, que como siempre suelen salir a la luz, tironeados por otros telones.

Javier dijo...

Me parece valioso tú mirada sobre el tema porque es la que falta. Oir hablar a políticos sobre las causas sociales económicas y culturas de la delincuencia es algo de todos los días, pero tambén es de todos los días que además de robar maten gente. Algo hay que hacer mientras se solucionan los temas de fondo, y sin dudas! el garantismo de politicos y jueces es una forma de protesta social homicida. Porque como bien decís en el link antiguo que linkeaste, buscan instalar el tema de la pobreza a través del miedo que genera la inseguridad sin solucionarla y dejándolos en libertad.

Ricardo dijo...

Gracias por los comentarios, aunque en estos temas dolorosos siempre son más escasos yo siento la obligación y necesidad de hablar también de ellos.
Comparto totalmente lo que decís Javier y gracias Magah por tu reconocimiento de que me ocupo de estos temas sin especular con el momento...