lunes, 27 de abril de 2009

PACIENCIA: PERDER ó GANAR EL TIEMPO?





A veces, caemos en la cuenta de que el tiempo es veloz, que se nos escurre entre las manos. Nos gustaría pararlo pero no podemos.

Entonces nos desesperamos, queremos hacer todo lo que nos falta, lo que no hicimos. Queremos alcanzar al tiempo ó ganarle la carrera.

Sin embargo, cada cosa tiene “su tiempo”, sus tiempos. Acelerarlos, ignorarlos es arruinar todo, es escaparnos de la posibilidad real de acercarnos.

El tiempo a veces nos pide tiempo, y es muy difícil lograrlo sabiendo que “la vida no para”. Que desde el mismo momento en que nacimos se dió vuelta nuestro reloj de arena…

Es importante tener plena conciencia del paso del tiempo, como así también, de que cada cosa tiene su tiempo y es imposible alterarlo.

Para eso se necesita otra condición: “Paciencia”… mismo que a veces nos resulte casi imposible practicarla, la naturaleza de ciertas cosas la reclama.

Es difícil distinguir cuándo estamos estancados perdiendo el tiempo, regodeándonos en el melodrama, en la imposibilidad de atravesar el obstáculo que interfiere el camino hacia nuestro deseo, de cuando estamos teniendo la paciencia necesaria para vencerlo y acceder al mismo.

Es un "don" tener esa justa percepción de poder diferenciar entre perder el tiempo y tener paciencia. La paciencia que implica respetar los tiempos naturales que ciertos procesos, estados ó personas necesitan, demandan.

Saber cuándo estamos perdiendo el tiempo, perdiéndo la posibilidad de concretar nuestros deseos, ó cuando la situación nos pide un poco más de calma, un poco más de alma, un poco más de paciencia…

18 comentarios:

Jime dijo...

tiempo al tiempo... uno de mis últimos hits o frases de cabecera!

es muy cierto, y al mismo tiempo...je... tan, tan, tan, dificil de implementar en la cotidianeidad

aunque no imposible, claro

un Sensei que conozco diría:
las personas hacen más de lo necesario
para compensar que hacen menos de lo necesario

Mai dijo...

Impecable Ricardo! Me encantó el concepto del reloj de arena que, inevitablemente, se dio vuelta cuando nacimos...
Sin embargo, en algo disiento contigo... no creo que ser paciente sea un don... tanto como un aprendizaje. (Y para mí, el de los más difíciles)
Te mando un beso grande y te deseo que el tiempo esté de tu lado!
Maravillosa la frase que aportó Jime!
Besos!

Ricardo dijo...

Mai, no dije en ningún lado que tener paciencia sea un don, sino que es un don saber diferenciar entre perder el tiempo y tener paciencia..

Anónimo dijo...

Me parece que no perdes ni ganas; aprendes......... y me parece que el tiempo no es tan necesario, como dejar fluir las cosas.

Azul dijo...

Me encantó el post Ricardo! Es así, es muy importante saber diferenciar cuando estamos respetando los tiempos necesarios, dejando fluir, de cuando estamos atascados, perdiendo el tiempo de encarar el obstáculo para acercarnos a nuestros deseos.
Divino Lenine!

Mara Hitters dijo...

pero claro hombre! el tiempo, tal como se lo ve, es el mal de la humanidad toda! es peligro, es riego y a su vez es destreza. Lo mas claro para comenzar es esa famosa y repetida frase "perder el tiempo" el tiempo no se pierde, nunca, el tiempo difiere segun nuestra percepcion. Un beso puede durar un minuto y sin embargo para quien lo percibe ese tiempo adquiere largos segundos, horas o dias. El tiempo universal existe y es uno, debemos aprender a acomodarnos a el, es el mas sano, el verdadero, aquel que no te apura sino que fluye contigo. hay momentos para parar y observar y hay momentos para accionar. En ninguno se pierde el tiempo, se complementan, se necesitan. Una buena percepcion, el detenerse a sentir e intuir es lo que hará que nuestro proximo paso (accion) sea firme, con buenas raices y desde alli podmos seguir creciendo, obviamente a nuestro tiempo.

martu dijo...

estimado hace un tiempo....yo también necesité recurrir a esta canción en mi blog y me resultó muy sanador...

http://blogs.clarin.com/laventana/2008/9/26/paciencia

besos

tiziana dijo...

Paciencia, que linda palabra, que sanadora que es.

Creo que hay gente que nace o la crian sabiendo manejar los tiempos, otros que aprenden con los golpes de la vida y otros que se destruyen sin encontrarla nunca.

Por ahora juego en segunda con pases a tercera, je!

La paciencia es la que nos permite manejar los tiempos,dejar fluir como alguien dijo. De esa capacidad de manejo es la posibilidad que las cosas sucedan, mejoren, sanen, cambien.

Muy buen post de principio a fin.

Ricardo dijo...

Martu qué alegría saber de vos!! pensé que sólo estabas en la radio y no escribías más en el blog.

Feliz coincidencia con Lenine que adoro, y que como conté en tú blog, tal vez levante cómo empezó a ser conocido y convertirse para mí en uno de los mejores músicos del momento.

Mandame un mail y contame de la radio please.

Beso

Mai dijo...

Sí, tenés razón Ricardo, entendí mal.
Poder hacer la diferenciación que decís también se puede aprender, no? Aunque algunos tengan la suerte de tenerlo como algo natural...
Un beso

Mai dijo...

Coincido con el comentario de Mara. Siempre digo que el tiempo siempre transcurre igual; somos nosotros, nuestra percepción de él, lo que complica las cosas.

Anónimo dijo...

Dos ranas saltaron dentro de un cubo de nata en una lechera:
-Más vale que nos demos por vencidas -croó una de ellas mientras se esforzaba en vano por salir- estamos perdidas.
-Sigue nadando -dijo la otra-, saldremos de alguna manera.
-Es inútil -chilló la primera-. Es demasiado espeso para nadar, demasiado blando para salir, demasiado resbaladizo para arrastrarse. Como de todas maneras hemos de morir algún día, mejor que sea esta noche. Así que dejó de nadar y pereció ahogada. Su amiga siguió nadando y nadando sin rendirse. Y al amanecer, se encontró sobre un bloque de mantequilla que ella misma había batido. Y allí estaba, sonriendo, comiéndose las moscas que acudían en bandadas de todas las direcciones.
no es genial? y si le agregamos a esto que nos movemos del pasado al futuro mas rápidamente....tal vez nos ayude.
Silvia P

Monica dijo...

SOY POCO PACIENTE Y EL TIEMPO CASI NUNCA ESTA DE MI LADO... PERO ME GUSTA ESTAR ASI...
CREO QUE ESTA BUENO UTILIZAR EL TIEMPO COMO UNO QUIERE, MIENTRAS NO SE PIERDA EL TIEMPO....ADEMAS YO TENGO UNA BUENA FRASE PARA LOS QUE PIERDEN EL TIEMPO: " SIEMPRE QUE HAY ALGUIEN QUE PIERDE EL TIEMPO, HAY OTRO QUE LO GANA..." POR SUERTE SOY DE LAS QUE SE ADUEÑA DE LOS TIEMPOS PERDIDOS QUE ANDAN POR AHI....
BESOS.
MONI

Magah dijo...

Conmovida por el video a full, hermoso!
Me transportó en el tiempo, no al pasado, sino al futuro.
Inmejorables conceptos y un remate de aquellos:"...Un poco mas de calma, un poco mas de alma, un poco mas de paciencia".

Me inspiró mis propias letras, las que como digo habitualmente son tan cercanas y en su forma tan distantes.

Genial, me gustó como lo dijiste, una verdadera caricia piadosa para los que hemos sabido andar tan apurados sin llegar a ningún lado.

Abrazo!

Magah

PD: Las ranitas, imperdibles, no rendirse, paciencia y tiempo para salir.

Rossana dijo...

Buenísimo post, Ricardo. Pienso que quienes tienen la virtud de la paciencia es porque han madurado, han aprendido que con apuros se pierden de disfrutar en paz y con armonìa buenos momentos que nos da la vida. Tambièn aprendì que cuando las cosas no dependen de uno hay que intentar calmarse y esperar necesariamente que el tiempo pase, respetando como tu decìs los tiempos naturales de cada proceso o persona.

Magah dijo...

Te leí, me inspiraste y allí te enlacé.

Besos

Magah

Ricardo dijo...

Azul, es tal cual lo que quise decir...jaja.

Si Mara, el tiempo es relativo y subjetivo como decís. Te deseo una acción...

Gracias Tiziana, es muy importante llevarse bien con el tiempo, el de uno y el de las cosas que nos rodean.

Si Mai, creo que se puede aprender a diferenciar perder el tiempo de estar aprovechándolo para pasar a la acción como dice Mara. Pero es un hilo muy delgado, requiere aprendizaje y sabiduría.

Buen ejemplo Silvia. Silvia P?

Me alegro Mónica que tengas esa sensación. Yo siento que a veces lo pierdo, y otra, que aún perdiéndolo lo gano.

Buenísimo Magah que te haya inspirado, ya fui a ver tú post y me encantó. Gracias por linkearme.

Sí Rossana, lo que decís tiene que ver también con apreciar el presente, que en realidad, es lo único que tenemos, y la conciencia de que desesperarnos no nos hace ganar tiempo sino, en todo caso, desaprovecharlo.

Monica dijo...

ME ENCANTO ESO DE QUE - AUN PERDIENDOLO, LO GANO - ESO DEFINITIVAMENTE NUNCA ES TIEMPO PERDIDO...ES TIEMPO APROVECHADO O MEJOR DICHO HABERLE SACADO PROVECHO AL TIEMPO PERDIDO....BUEN PENSAMIENTO...ME GUSTO EN SERIO....
MONI