jueves, 23 de abril de 2009

TODO NEGRO

.

El negro está en todas partes. En la vestimenta, en la pintura, en los autos, hasta los vidrios polarizados. Estos últimos se auto-justifican en la creencia de que ofrecen mayor seguridad. Sí, se la ofrecen a los chorros que en la modalidad actual no se conforman con el auto y llevan adentro también al conductor. En tal sentido, el polarizado les ofrece una gran seguridad a los delincuentes que a partir de allí empiezan un rally delictivo interminable con la seguridad que desde afuera nada se ve.

Sí, yo creo que la moda del negro tiene que ver la seguridad, pero con la seguridad de no mostrarse.

Una especie de velo que nos permite ser un “voayer” de la vida sin exponernos.

Cuál sería el riesgo de mostrarse, de exponerse? En primer lugar las barreras, los polarizados, actúan en forma de velos. Nos preservan de tener que mostrarnos tal como somos.

El mostrarnos nos desnuda, nos hace caer los velos, nos deja expuestos a que seamos descubiertos en nuestras imperfecciones, en nuestras contradicciones.

Sin dudas cuando caen los velos, lo primero que cae es el encantamiento. Aparece la realidad del ser en todas sus dimensiones, con total crudeza. Sus mejores cualidades y también sus partes más oscuras. Como la luna…

A veces, uno tiene miedo de exhibirse, de no ser aceptado, ó bien, especula y se planta ante los demás generando fantasía y el deseo creciente que genera la intriga, el misterio, y la aparente perfección que sólo detrás del velo resulta sostenible.

Personalmente creo que el desafío está en otro lado, en el opuesto, en mostrarse. En dar la cara en todos los sentidos. En evitar la idealización mostrando nuestro lado más luminoso pero sin ocultar el oscuro con el negro.

Por eso valoro mucho la expresión, la exposición, porque es allí donde mostramos el fallido, la imperfección.

La imperfección nos torna humanos, nos deja una hendidura por donde somos además accesibles a los demás. Lugar por donde mejor nos podemos comunicar.

Sin dudas es una gran habilidad sostener el encantamiento aún detrás de los velos, del misterio, de la cosa poco clara casi inentendible, pero me parece más interesante el desafío de ser, de mostrarse, de exhibirnos tal como somos, con nuestras imperfecciones y fallidos. Aceptando y aceptándonos como somos.

Tal vez por eso estoy volviendo a revalorizar las cosas más simples de la vida. Las margaritas, las flores de alfalfa y el jazmín.

No lo valoro porque sea una persona simple ni quiera ó piense que es mejor serlo, sino porque es parte del aprendizaje y del crecimiento personal el animarse a ser, a mostrarse, a sostener los lados oscuros, nuestras imperfecciones y a pesar de ello, seguir siendo encantadores.

Yo creo que esta postura de empezar a expresarse, a mostrarse como uno es, y buscar en esto la posibilidad de sostener la atracción y el deseo a pesar de todo, es el gran desafío actual.

Que sobreviva la atracción, el deseo, el encanto más allá de los velos.

Esto también empezará a verse en la moda, y hasta en los autos.


He visto últimamente mucha gente jóven que ya no los polariza. Que se expone a que le vean la cara, a veces tocándose la nariz, otras llorando, otras besando, siempre siendo. Siendo como uno es.

Yo me juego por los vidrios transparentes. Quiero asumir el riesgo de mostrarme como soy, de ver como son ustedes, de jugarme en la interacción y a pesar de todo, seguir manteniendo la misma atracción, encanto, e intensidad que los velos aseguran.

La única seguridad que dan los polarizados, digo, los velos, es la de mantener el encanto a través del misterio de lo que no se ve.

.
La pintura es de Rothko.

21 comentarios:

Jime dijo...

cuando pacientemente se siembra

"...a pesar de ello seguir siendo encantadores"

se cosechan margaritas, alfalfa y jazmin

bello

post

tiziana dijo...

El negro es la suma de todos los colores.

Yo soy amante del negro, tengo auto negro (sin polarizar), mi ropa en su mayoria es negra, mi perro preferido es negro(con pecho blanco mejor), es un color que mimitiza cierto, que te permite mantener un perfil mas bajo o no.

Pero negro no es lo mismo que sacarle trasparencia a algo.

Concuerdo mucho contigo en esa mania de sacarle trasparencia a las cosas como forma de intimidad y seguridad.

Es a la inversa, es la trasparencia en todas las cosas los que nos da tranquilidad, seguridad.

Medio complicado el tema, tiene muchas puntas.

Volviendo a los colores me encanta verlos en la naturaleza, tal vez sea por eso que uso negro, por respeto a ella, a la naturaleza, porq nadie tiene la capacidad de igualarla ni de agregarle un color artificial a un paisaje.

PD estas armando todo un harem, ahora ademas de margaritas y flores de alfalfa agregamos jazmines jeje

tiziana dijo...

Me quede pensando...imaginan como resaltaria toda la naturaleza si quitaramos todos los colores artificiales que agregamos nosotros?

Azul dijo...

Tal cual Ricardo. Siento lo mismo desde lo práctico con los polarizados que ya tuve un amigo que lo llevaron tranqui adentro del auto sabiendo que de afuera nadie los veía, hasta el concepto más profundo de los velos, del misterio que genera no mostrarnos. Buenísimo el post, super interesante!

Ricardo dijo...

Tiziana vos podés contar que estás en Montevideo, allí la gente usa polarizados en los autos como en BAires?

No jodan con el "harem" porque no es cierto, porque algunos les puede joder pensar que si escriben son parte. Esa no es mi idea. Además, como les dije, según el contador entran cientos de personas por día, entre ellos varios amigos que los bolas me mandan mails ó me llaman pero no escriben.
Es decir, no es un "harem" son gente que se anima a escribir, y tal vez por los temas que escribo se animen más las mujeres... he dicho!

Es decir,

Jime dijo...

uh!, se enojo!

Es decir?

tiziana dijo...

eyyyyyyyyyyyy!!! era broma, no te enojes! que suceptible tamos!! todo surgio por el post q identificabas a los amores con ciertas flores!!!

En Montevideo tambien andan con vidrios polarizados, algunos aluden seguridad contra la roptura para hurto de vidrios, pero creo que es como decis vos

Ricardo dijo...

No, no me enojé, pero no quiero que haya gente que porque escriba aquí se sienta parte de un harem, ok?

Tiziana, en Motevideo qué porcentaje aproximado usa vidrios polarizados en los autos? Yo ví que la mayoría no los usa, contame vos...

Javier dijo...

Bueno a mi me encanta el negro, pero el auto ya me pudrí. Tengo uno gris y vidrios transparentes richard!! ja
Ah Jime, en otro post me preguntáste donde era aquí, soy de Buenos Aires, vos?

tiziana dijo...

Bueno enfin, ya ta...

No se, pero no son muchos sobre todos los q usan los bien oscuros, minimos.

MARCE dijo...

che,genial como siempre ,me dejás pensando ...

marce dijo...

cómo no era un harem???!!!
Ah entonces me voy a otro blog!!!!
juaaaaaaaaaaa

Jime dijo...

Javier, te preguntaba porque decias que los "Village People aquí era un conjunto de super machos..."

y yo -estoy en la CABA- siempre los tuve catalogados alreves!, por ahi vos estabas en otro pais...ja

volviendo al post, ufff, da para muchos comentarios pero, en pocas palabras mi politica de vida es la tendiente al equilibrio -postura zen-, algo sumamente complejo pero no imposible de llevar a la practica cuando intervienen los sentimientos

segun la situacion o momento de vida opto por mostrarme poco y por ejemplo utilizo frases universales -los que me conocen dicen que pongo cara de poker y piloto automatico y que digo "cosas" sin decir "nada"-

o me expongo -y esto paradojicamente me sucede con mucha frecuencia cuando siento que toque fondo y no tengo nada que perder, solo ganancia potencial-...

siempre en forma sincera e intentando no forzar las cosas...

(de fondo deberia escucharse la cortina musical de Susana Gimenez: Detras de todo solo hay una mujer, ni una diva total ni una mujer fatal soy...)

digame Doc, que diagnostico tengo?

Ricardo dijo...

Jaja, gracias Marce por tú sentido del humor. Si todos lo toman así vale.

Tiziana, me parece que estás exagerando, la mayoría, diría el 80% de los autos en Mvd tienen los vidrios transparentes! ó no?


Jime, yo soy abogado, no psi, pero me parece muy válido lo que decís, casi de ajedréz! ja.

Bien Javi, aunque los que hacen polarizados no les debe gustar mucho esta idea...jem.

Azul, sip, lo velado despierta misterio y atracción, pero dura poco si querés llevarlo a lo real. De todas formas, hay algo de base en lo femenino. Lo que no me gusta cuando se mezcla con confusión. Ya voy a hacer algún post con esos dichos "soy colgada" ó "me cayeron las fichas"... je

Jime dijo...

pero para ser abogado, tenes mucho de psi en tu haber! ja

ES de ajedrez!, cuando era pequeña y mis padres se separaron, mi papá los fines de semana que estaba con él, no sabia muy bien que programas armar para compartir, asi que el primer tiempo se le ocurrió llevarme a ver frente a la plaza de ATC, donde hay un piletón, los barcos y veleros a control remoto que "lucian" los coleccionistas de eso los fines de semana

y al mismo tiempo, me enseñaba a jugar al ajedrez leyendo el libro de Bobby Fisher -resolviendo jugadas-

Primero me explicó brevemente las reglas de juego y luego comenzamos a ver una por una las jugadas -recuerdo que atrás de todo tenia las resoluciones-, casi un año mas tarde lo jugué por primera vez con un tablero y fichas... a él siempre le gustaron los juegos de estrategia, en casa siempre nos quedábamos horas entretenidos en esos juegos de mesa

él siempre decía que le gustaban porque eran una pequeña representación de la vida misma... enseñanza que ahora forma parte de mi herencia ;)

leiste el ultimo libro de Kasparov? "Como la vida imita al ajedrez"

Anónimo dijo...

Hola! Vengo tarde, pero el paralelismo entre vidrios polarizados y los velos me pareció muy interesante. Me parece que es algo bien dificil aceptar al otro como es, aprender a desilucionarse en un sentido positivo, y poder encontrarse con el otro, que no es como lo imaginabamos, suponíamos o queríamos ver. Creo que si crecer significa algo, seguro tiene q ver con aceptar las diferencias.
Cecilia

Ricardo dijo...

Jime, la pegué con lo del ajedréz! guau.. No, no lo leí. Yo soy poco ajedréz... Tengo mucha estrategia para mi trabajo, donde creo que fue fundamental, pero no para la vida. Para la vida me gustaría tener incluso menos mente... Ser menos de mente...jaja

Cecilia claro, parte de madurar es aceptar la frustración. De que nada es como lo soñamos, que los sueños son guías pero nunca reales, y que cuando se hacen reales aparece el lado oscuro de la luna. No obstante, la luna es divina! Sos Cecy?

Jime dijo...

te envidio esa conviccion! menos de mente y mas demente...ja

yo soy muy mental, mas de lo que quisiera...

hay alguien en la sala que me enseñe a ver la vida con menos razon??!!

tiziana dijo...

No mas, esto es el malentendido, mezclamos flores con harem, y donde dije que habia muchos vidrios polarizados en Mdeo???

O donde exagere en las cantidad de flores?? mmm...Me voy al nuevo post de las flores mejor

DAniel dijo...

Richard, te mandé un mail a la dirección del perfil lo recibiste? no estoy en baires. Abrazo.

Ricardo dijo...

Mirá Jime no se si alguien "en la sala podrá enseñarte", lo que sí creo es que tiene razón el que es feliz, y es difícil ser feliz viviendo en estado de mente permanente porque dejamos de lado al corazón.

Hola Daniel, el mail estaba en carpeta de spam, ya te lo contesté. Abrazo!