sábado, 30 de mayo de 2009

UN ARBOL CAMALEON

.


Este árbol del jardín de mi edificio que es verde, está comenzando a cambiar su color hasta llegar a tener unos ocres y rojos lindísimos.
En una semana le tomo una nueva foto y se la muestro...
.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué lindo jardín! Ese helecho que se asoma es una belleza. Adriana O.

ESENCIA DE MUJER dijo...

Espero esa foto!!!! yo tambièn vivo en un edificio y de donde te escribo veo la pileta y el jardin...aunque no tengo un àrbol tan bello, que cambie de color, tengo tres abedules que adoro.
Un beso. Nos seguimos leyendo?

Magah dijo...

Dale!!
Contemplar esos cambios nos contactan a la energia de la naturaleza, a la extremidad de la vida.
Viví mucho tiempo mirando desde la ventana de mi cocina, un tilo gigante, que literalmente explotaba en brotes verdes brillantes, casi de una noche a la mañana.
Me obnuvilaba observando, como casi burlón, se lucia distinto cada mañana.
Me cautivaba casi tanto como un vaso de agua con hielo seco. Mágico!!

Magah

Romina E. dijo...

Ciclos de vida, buen punto el arbol...
saludos!

Mai dijo...

Desde mi balcón veo un árbol gigante que no sé de qué especie es, pero sin dudas es de esas que avisoran los cambios más radicales de cada estación.
¿No es mejor reparar en estos indicadores tan bellos que en "la sensación térmica"...?

Rossana dijo...

Que lindo! Esta nota sobre la transformación de tu arbolito me recuerda a mi infancia..nacì y me criè en Punta Gorda, un barrio de Montevideo, donde habìan plantado en las veredas de la calle àrboles Ciprès Calvo. En esa època ya eran àrboles enormes y hermosos. De acuerdo a la estación, pasaban de estar super frondosos y verdes en primavera y verano, al otoño en que comenzaban a tomar color cobrizo hasta que quedaban totalmente naranjas y les caìan sus hojas y coquitos hasta quedar pelados en el invierno. Cuando caìa todo, se acostumbraba recoger todo en "montañas" y hacer grandes fogatas cuyas llamas llegaban a varios metros de altura. Era lindo espectàculo si lo hacìan de nochecita. Què èpocas...Tiziana las debe recordar que vivìamos en la misma manzana.
Beso gde.

Ricardo dijo...

Sorprendente Adriana cómo viste ese helecho. Aunque no haya sido el objeto de la foto se ve que sos muy detallista y reparaste en ese helecho que realmente es increíble que esté así en Bs. As. Parace que se merece una foto, no? ja.

Qué lindo lo que contás Esencia, cóomo son los abedules? Vos sos de Tandil, no? Beso.

Qué lindo lo que contás Rossana! qué buena conexión con la naturaleza. Qué lindo es Punta Gorda en Montevideo!! Uno de los lugares más lindos que he visto. Beso

Si Magah, los tilos también tienen un respuesta increíble al cambio de estación. En verano de repente de la noche a la mañana se llenan de hojas no? Seguís flasheando con el hielo seco en el agua?? jaja.

Si Romina, me encantan ver los ciclos, las estaciones, es parte de la vida. Que se noten habla de que las cosas no están tan mal. Que en el invierno haga frío, aunque muchos no les guste, es un buen síntoma. Saludos.

Mai, la sensación términa es relativa, subjetiva, estos cambios naturales nos superan.

tiziana dijo...

No es un arce?
el arce pasa por varias tonalidades de colores, tiene una hoja tipo mano, para mi es uno de los mas lindos despues del roble y el alcornoque.

El tilo tambien es re lindo.
lo mas lindo es poder reparar en los regalos que nos da la naturaleza.

Lo que cuenta ro del barrio, lo mas lindo era ver las calles todas rojas, cubiertas de ojas.

tiziana dijo...

Hojas quise decir jeje!!

Natanael dijo...

Claro, con fotoshop cualquiera

Natanael dijo...

No se como se llama el árbol pero cuando cambian de color son alucinantes.

Anónimo dijo...

En efecto, soy muy detallista (mal que me pese) y gran contempladora (me gusta más que observadora) de la naturaleza. Voto por un primer plano del helecho. Chaucinho, Adriana O.

Ricardo dijo...

Saber contemplar es parte de la sabiduría Adriana. Tchau.