lunes, 1 de junio de 2009

EL INTERROGANTE DE LA VIDA

.


La vida nos puede cambiar en un segundo. Vivimos en un estado de inconciencia tranquilizadora, y cuando somos conscientes de eso nos angustia. No es fácil vivir bajo ese interrogante, no hay atajos, manuales ni hojas de ruta. Sólo nos queda vivir con rumbo a nuestros deseos, ó al menos intentarlo...





Imágen de la ruta del avión de Air France desaparecido.

11 comentarios:

cecilia dijo...

Si la vida nos cmabia muchas veces de manera abrupta , es bueno dejarse fluir e ir en el camino de nuestros deseos y si se produce uno de estos cambios temdremos que aceptarlo y volver a retomar nuestro camino .

Monica dijo...

Cuando eramos solo Gato y yo, sin Juana,no me preocupaba si todo se pudiera terminar en un segundo...Pero a partir de su llegada, me siento responsable y me preocupa que eso pueda pasar, pero solamente por ella, por no estar, por dejarla...Cuando vivis intentando hacer todo como si realmente fuese tu ultimo dia, poco te importa que lo sea...
hay que saber convivir con nuestra finitud...
Besos.
Moni

Osho Maestro dijo...

Mil gracias por tu blog.

Comparto con Ustedes el siguiente link acerca de la visión Osho:

http://osho-maestro.blogspot.com/

Reciban un afectuoso abrazo,

Gonzalo

Magah dijo...

Puede cambiarnos en un momento, mientras nos vamos modificando paulatinamente.

Quien emprende la ruta hacia el deseo, sabrá de angustias y soledades, pero nunca antes habrá sentido la sensación de plenitud que se logra en esa conexión única y escencial con uno mismo.

ESENCIA DE MUJER dijo...

Si vivieramos llenos de certezas, seguridades....tranquilidad permanente...la vida serìa lo mismo?, por què luchariamos? que nos impulsarìa para seguir adelante?....
Un beso,

Marìa Laura.

MARCE dijo...

Me vienen las palabras de Galeano:
El decìa hace poco en un reportaje que la única certeza que vale la pena ,es la que desayuna dudas todos los días...

Y no,no hay certezas ...hay HOY

Ximena Ianantuoni dijo...

"dreams do come true" fue mi lema de la adolescencia, lo escribí con aerosol en mi cuarto, cuando mi mamá lo vió casi se muere, le pareció muy poco elegante,
yo sin saber en ese momento del poder de las afirmaciones veía el escrito cada vez que abría los ojos, cada vez que entraba a mi cuarto, triste o desesperada, contenta, esperanzada, como fuera, creo que me ayudó muchísimo a vivir siguiendo el poder de mis deseos, y es una fuerza increíble la que empuja, no?

Ju dijo...

Volver una y otra vez a ese rumbo, el de los deseos, más allá de vientos que desvíen del camino. Qué queda sinó? Todo acaba, vale la pena sentir y pensar cada día la posibilidad de finitud y avanzar, más allá de las tormentas, hacia lo que un@ quiere.

Mai dijo...

Uf! Qué fuerte lo que decís y lo que agrega Xime!
Me sale decirles que lo más probable es que a uno cuando sigue su deseo le digan que delira y que es un pedante. Así que ya sabemos: si nos dicen eso y sentimos la convicción interna contraria, es señal de que vamos en buen camino!
Besos!

Jole dijo...

De que estas hablando???

Yo quisiera ser portugues!

Ricardo dijo...

Jole, yo extraño Portugal...