martes, 16 de junio de 2009

HUMANOS SIN ALAS

.


Hace un tiempo me invitaron a la casa de un ornitólogo a ver sus pájaros. Apenas traspasé la puerta ví al final del living un enorme ventanal a través del cual se podía apreciar un jardín lleno, totalmente lleno de pájaros.

Apenas me acerqué quedé casi inmóvil, quería contemplar ese espectáculo sin que se volaran.

Sin embargo, el ornitólogo abrió la ventana bruscamente y le dije: no! quiero verlos una rato más… a lo que me contestó sí claro, vamos a verlos más cerca.

Sorprendido vi como abría ese enorme ventanal sin que los pájaros volaran, sólo corrían, saltaban, pero no volaban…

Fue entonces cuando me aclaró: “tienen las alas cortadas para que no vuelen”…

Los pájaros huían como cucarachas, pero no podían volar…

Ante mi cara de horror, el señor me explicó que los pájaros estaban acostumbrados y en muy buen estado. “Ves su plumaje, sus colores, su tamaño, su estado de salud?”…

Salí de allí pensando, tal como lo vengo haciendo en los últimos post, en el paralelo entre la naturaleza y lo humano.

Muchos humanos lucimos fuertes, poderosos, lindos, estructurados, con una vida programada, cumpliendo mandatos, haciendo lo que hacen todos en cada etapa de la vida, recorriendo rutas conocidas. Pero sin alas, sin vuelo propio, sin poder volar...

El vuelo propio es siempre peligroso, incierto, turbulento, sin rumbo claro, sin rutas establecidas, sin seguridades y sin destino conocido.

Esos pájaros no tuvieron elección.

Los animales siempre eligen la libertad, y si son pájaros, volar...

Tener vuelo propio, hacer el propio camino es maravilloso.
Sorprende que tantos humanos hayan preferido que les corten las alas con tal de tener seguridad...

.

Pintura de Lusciola Komadori.

12 comentarios:

Tony Amesty dijo...

Es muy triste eso que nos cuentas...."El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene".
Victor Hugo.

Un brazo

tiziana dijo...

Les mato el almapara su regocijo, triste, muy triste tanto egoismo.

Los humanos muchas veces nos dejamos cortar las alas, pero somos los unicos responsables que esto nos pase a diferencia de los pajaros q son mutilados contra su voluntad.

Triste, muy triste este post

Romina E. dijo...

Yo creo q hay muchos q le tienen mucho miedo a las alturas y se las cortan ellos mismos...
Excelente post, saludos!

Anónimo dijo...

Aprender a caminar aprendemos todos. Volar no es para todos. Kiki

Anónimo dijo...

No te puedo creer. Me pregunto cómo se le ocurrió ser ornitólogo. No tiene la más mínima conexión con los pájaros. Tendría que estar criando hamsters. En cuanto a las alas, estoy de acuerdo con Tiziana y Romina, muchas veces es uno mismo el que no deja que le crezcan alas. Adriana O.

Monica dijo...

Un post durisimo....que aberracion la de este hombre ???? Quizas creen que por ser animales , es menos terrible lo que les hacen....
Pienso y pienso y no se que es peor: si que te corten las alas o que te las arranques tu mismo...
Por ahora tengo suerte y me voy volando...
Besos.
Moni

Magah dijo...

Lo estaba esperando amigo!!

Abrazo.

Jime dijo...

che, habría que denunciarlo a ese hombe encantador!

cuando era pequeña teniamos con mi hermana un gorrión, cuestión que un día se abrió la jaula en el cuarto y como la ventana estaba cerrada se quedó en el último estante superior de la biblioteca

mi hermana, siempre experimentando, decidió que quería dejarlo suelto en nuestro dormitorio de forma perfanente, así fue como no abrimos las ventanas durante un mes

el gorrión, de más está decir cagaba todo lo que estaba en el dormitorio -abro un paréntesis: mi madre estaba chocha con esa circunstancia, lo cierro-, y por alguna razón lo hacía con predilección sobre una caja de un juego de química

lo curioso fue que luego de un mes, hicimos la prueba de fuego y abrimos la ventana... el gorrión nunca salió de la habitación

un día, volviendo de la escuela notamos que ya no estaba y años mas tarde me entero por una carta manuscrita de Teresa, la señora que para aquél entonces nos cuidaba, que una tarde mi mamá agarró una escoba y al grito de "pájaro del orto!!" lo hizo salir por la ventana

moraleja 1, no todo pájaro que comió, voló

moraleja 2, aprender a volar -diría Patricia Sosa-, para salir de ruedo al mundo, implica todo un ejercicio interno

por si quedaron dudas, nunca mas lo volví a ver, espero que Jacinto no haya caído en manos de "hombre encantador", ya tuvo bastante con las dementes de sus "ex-dueñas"

Ricardo dijo...

Si Magah, las conversas inspiran. Lo hacían los padres de la bossa, los árabes con las tertulias, los griegos en la polis.

Sí Jime, es un trabajo muy grande el de desplegar alas. No somos pájaros pero sin "vuelo" podemos sobrevivir encerrados en un cuarto como tu gorrión, pero vivir implica un poco de vuelo. Es lo que vengo escribiendo y lo seguiré haciendo bajo el título del "Camino del Individuo"...
Cariños

Anónimo dijo...

tesori .. TODOS TIENEN BOG!!!! jajaj
hago mio tus buenos deseos x una Cuba sin alas coratadas!

Jole dijo...

Una vez alguien le dijo a Dolina que no le gustaban los peces en pecera, que su lugar era el agua libre, etc! Dolina dijo "eso es lo que el hombre cree, los peces no saben, no les preocupa y están bien igual"

Hay un problema con las metáforas!
Es que si vos relacionas las "alas mentales" con las alas, alguien puede pensar que las suyas o las de otros están cortadas, están débiles, están rotas, le faltan plumas, nacieron sin alas, hay que desplegar, se necesita esfuerzo!
Y todas esas opciones son imposibles en la mente, la mente tiene todas esas opciones, yo puedo excusarme de que mis alas están débiles por un tiempo, o puedo tomar otra opción de todas las que mi mente puede crear!
Las "alas" de nadie estan débiles, las alas de nadie estan cortadas, no se necesita esfuerzo ni nadie nació sin alas, salvo que tu mente así lo decida!

Mai dijo...

Hacía unos días que no pasaba por acá, y con una nana mediante leo este post con esta canción de fondo otra vez... Y sana, sana, colita de rana! Je!
Qué bueno!
Beso grande!