domingo, 12 de julio de 2009

LUNA LLENA

-


Cuánto influye la Luna en nuestras vidas?

En las grandes urbes, al parecer, en nada. Casi ni la vemos ni sentimos, la sepultan los edificios, compite con el alumbrado público… Pero está, siempre está, y condiciona esa naturaleza que a veces olvidamos y de la que ineludiblemente somos parte.

Marca ciclos, determina mareas, nacimientos, guía navegantes, inspira poetas, románticos y sensibles, alumbra caminos, ilumina el mar y bahias…

También alimenta creencias, como la de cortarse el pelo en cuarto creciente para fortificarlo ó bien, que los pichones rompen con más fuerza el cascarón cuando nacen en ese ciclo lunar.

Como sea, existen estos y mil motivos más para tenerla siempre presente, y tal vez me haya olvidado el más importante: es hermosa!






Imágen Google.

15 comentarios:

I AM dijo...

No me gustaría contradecirte, (después de todo soy nueva por aquí), ni por opinar diferente para llamar la atención, pero a pesar de las grandes urbes, de los altos edificios, del alumbrado público, de las mareas, de los cortes de pelo, de los poetas,de los marinos, de los románticos, de los pollos en su cascarón..., a pesar de todo y de todos seguimos subyugados al poderoso influjo de la luna.
Besos

Ricardo dijo...

Totalmente i am, así también lo creo, sólo que a veces el ritmo y las luces de las ciudades parecen distraernos de ese espectáculo natural y cotidiano. De todas formas, a mi Barcelona no sólo me deja ver la luna sino que me hace ver las estrellas! ja. saludos.

Flor M. dijo...

AL dibujo de Cortázar lo hizo mi PAdrrre, no yo!..jeje
Saludos!!
PD: yo estoy esperando la luna creciente para cortarme el pelo..dicen que crece mas!! jaja

delivery post-crucifixión dijo...

Tampoco hay que olvidarse del "lado oscuro de la luna"...

Un abrazo!

R.P.

Ricardo dijo...

Ah Flor! de ahí viene ok! ahora entiendo. Che flor, dicen que el cuarto creciente es bueno también para ir al correo eh!! jaja.

Si Deli, Pink Floyd! que bueno! guau. Abrazo.

Javier dijo...

No se cómo será en otros lados, pero en baires tenés que estar buscándola ó ser muy romántico para ver la luna... De todas formas, es impresionante cómo influye en tantas cosas aunque no siempre la veamos.

Magah dijo...

Bella e inspiradora, inexplicablemente sugerente.
Atrae, hipnotiza, inalcansable y misteriosa. Femenina.

Magah

tiziana(+ que 4 patas) dijo...

Si la Luna puede hacer muchas cosas y el humano como buen humano con un dedo la tapa.

Mai dijo...

Hermosa y poderosa luna!
Una de las cosas más maravillosas que me han sucedido es ver la admiración de su belleza en mis hijos. La buscan casi cada noche, les encanta seguirla cuando vamos en el auto, y juntos cantamos una canción de Mayra Andrade que lleva su nombre, "Lua".
A mí me conecta con la quietud de la noche, y con el misterio infinito del universo.
Qué lindo que repares en ella, porque también es cierto que en el ritmo ciudadano a veces nos olvidamos que nos alumbra...
Besos!

Anónimo dijo...

¿Llena de qué? Misterio, brillo, luz, magnetismo, esplendor, belleza, magia, atracción, locura, maravillosidad y tantas cosas más. Adri O.

Ximena Ianantuoni dijo...

me pasa como a Mai, mis hijos la ven y la admiran y la buscan de noche, cuando sale temprano comentan divertidos "¿está loca la luna que salió de día?" y yo muero de amor, la luna es para mi tanto que hasta decidí tatuarmela, y ahí está y me acompaña para siempre, hermoso post, beso grande.

Ricardo dijo...

Qué bueno que la tengas tatuada Xime! Yo también la sigo y la busco y quiero ver cómo está y dónde. Hablo de la luna eh! jaja. Haber si todavía se genera un "malentendido"! ja. Beso

Anónimo dijo...

La foto me retrotrajo a aquéllas noches comodorenses en q con mi padre pasábamos cerca del mar inventando metáforas, acusando a la luna de narcisista por necesitar semejante espejo para mirarse...
Soy de las q busca a la luna perdida entre tanto cemento, especialmente si está llena, fase durante la cual mi sensibilidad aumenta considerablemente.
La luna, el cielo, las sombras...Coincido en q en las grandes urbes la gente tiende a perder conexión con lo esencial. Es como si el amontonamiento de personas, baldosas y ruidos nos alienara...

Ana

Mariní dijo...

claro,,,influyen las ondas de las compus, de las antenas, de los celus, de las teles , de las luces intensas todo el tiempo, de los ruidos......primero influyen toooodas esas ondas. energías, electricidades

pero , lamentablemente para nuestro "parecer"... de que somos seres aparte del planeta del universo de un sistema global y unviversal,
digo, que también existe el movimiento de la tierra, en si mismo alrededor del sol, y este sistema solar gira en torno a otro centro y así suscesivamente...

ahh si. pero seguramente para nuestro parecer que un satélite, el mas cercano cuerpo a la tierra gire y regule mareas y ciclos femeninos y de crecimiento en las siembras no influye en nada claro....
(aún cuando hacemos todo lo posible para que deje de influír en los cultivos con los químicos, y tratamos de cambiar el curso de la naturaleza, calentando el planeta...etc)

la belleza si. por suerte eso está en nuestra wikipedia.

conservemos al menos esa percepción...

es la única conexión que nos queda para recuperar un poco de visión
interconectada...

con una totalidad

y no estoy hablando solo de la compu obvio!

( si, hay ironía, q va a ser soy de cieloytierra!!)

gracias por la foto ES BELLA!!!!!!

saludos

Ricardo Fasseri dijo...

ja, me encanta que me dejen comentarios en post antiguos! parece que se tornan como más íntimos no?
Bueno es así Mariní, estamos atravesados por un montón de cosas que hicimos supuestamente para estar más conectados y en algún punto nos desconectó con lo natural, con lo ancestral, con nuestra escencia animal. Por eso, volver al contacto con el mar, los animales, las plantas, las estaciones, el cielo, la naturaleza, es volver a conectarnos, y es maravilloso cuando además uno se encuentra con el otro por esos medios. Es algo escaso, por eso son actividades un poco solitarias, pero yo las hago y mucha gente cada vez más.
Lo que no entendí fue la ironía, estoy medio lenteja me parece.
Beso