martes, 11 de agosto de 2009

EL FIN DE LA SUTILEZA ?

.




El mundo se mueve al ritmo de los grandes mercados y movimientos de masas.

Países como China ó India determinan el mercado mundial, marcan su ritmo, compran alimentos y combustibles a todo el mundo para abastecer a una “máquina humana” de miles de millones de personas que tienen como prioridad producir.

La naturaleza, los recursos naturales, el arte, la expresión, la comunicación, están marcados por este fenómeno. Están puestos al servicio de la producción.

La precisión suiza es reemplazada por el máquina barata, imprecisa y de corta duración de la producción en masa.

La cantidad está reemplazando a la calidad. Todo es masivo y fugáz.

Las marcas truchas se imponen por sobre la calidad, duración, innovación y distinción de las originales que crearon el producto.

Cualquiera tiene una cartera Vuitton, pero a pocos les importa ya si es de la calidad que representa la marca, si tiene sus atributos, si es trucha ó no. Sólo importa que es más barata que quien la inventó y confían en que ya nadie está en condiciones de "diferenciar", diferenciarla...

Al mercado de masas que tiene una visión práctica, diaria, empobrecida, fugáz, poco le importa.

Lo mismo sucede con la naturaleza y los espacios naturales que son vistos también como una oportunidad, con la única perspectiva de ocuparlos, de transformarlos.

Ante la superpoblación mundial y la mentalidad de negocio, no se los ve como espacios a preservar, disfrutar, contemplar, sino como espacios lujosos a explotar, construir, destruir, poblar.

El arte acompaña este movimiento con productos fáciles de “digerir” como las “comidas rápidas”...

Arte y pensamiento dirigidos a un gran público que no tiene tiempo, formación, ni estructura para valorar algo más complejo y sutil.

Será que estamos en el comienzo de una era de lo masivo, de lo pobre, de lo burdo? donde la riqueza se generará a costa de una "nueva pobreza" espiritual y natural?

Será que estamos ante el fin de la sutileza?...



-

Foto Google.

7 comentarios:

Mai dijo...

Uff! Querido amigo, es doloroso y complejo todo lo que sucede en relación a lo que escribís.
Descubrir y disfrutar la sutileza y la belleza es algo sublime que se contrapone por definición a lo masivo. Aceptando esta contraposición natural (puesto que negarla sería caer en una quimera) sucede, no obstante, que cada vez el avasallamiento es mayor.
La educación en su sentido más amplio debiera estar al servicio de que el ser humano tenga posibilidades de disfrutar y respetar la sutileza, para así convertirse en un ser más pleno.
Y aunque suene utópico, trabajar por ello día a día en nuestro pequeño mundo hará posible tal vez grandes cambios.
Te mando un abrazo fuerte.

delivery post-crucifixión dijo...

¿Y si la sutileza fuera solamente para unos "pocos"? Si el "fin de la sutileza" fuese un reto para pensar una nueva elite, una nueva aristocracia? ¿Acaso no es necesaria una "cruzada" que reivindique el "buen gusto"?

Excelente posteo! Me hacés pensar..., e ilusionarme con una "revolución estética".

Un abrazo!

R.P.

Magah dijo...

Me sumo a Delivery en eso de una nueva revolución estética, en busqueda de lo bueno y duradero, no se si les llamaria sutilezas.
Inevitablemente este texto me hace link con el anterior particularmente cuando digo "para todos"... por que una revolución trae cambios para todos, no?

mmmm.....

Anónimo dijo...

Estoy harto de los productos chinos que sólo sirven para sacar de mercado a aquellos que lo ganaron a fuerza de calidad. Estoy harto de todo lo masivo que destruye lo más sensible y sutil del ser, la naturaleza y la cosas. Excelente tú post!

Tiziana (+ que 4 patas) dijo...

El primero en masificarse y empobrecerse fue el hombre, el que prefirio lo facil y material a lo espiritual y natural.

De ahi en mas todo lo que decis prospero, somos nosotros los que elegimos desgraciadamente, somos nosotros los que podemos cambiarlo, hacer la diferencia.

Debemos empezar a elegir de nuevo, elegir los productos por su calidad por encima de las marcas.

Somos nosotros que debemos hacer el cambio que queremos ver en el mundo.

Como siempre excelentes enfoques

Ramiro dijo...

creo que tenes el problema mal enfocado, la economia de China e India no tienen nada que ver con el arte, el arte aunque es influenciado por la cultura en general, es general protagonizado por gente que esta un poco al margen del "dia a dia", ejemplo, un loco como Jackson Pollock, un Jimmy Hendrix, etc, son gente que si bien estan un poco en contacto con el dia a dia, trabajan en otra frecuencia. Lo que me parece que estas equivocando es el enfoque, no tendrias que hablar de arte. Lo que vos hablas es de falsificacion de productos, esto es caracteristico de lugares como Argentina, o sea, paises pobres, con cultura bastante limitada.
En fin, muy buena tu eleccion del tema.
Ramiro

Ricardo dijo...

Ramiro, yo lo veo en todos lados, incluyendo en el arte. No sólo se falsifica el arte, sino que también en gran parte ha sido ganado por la visión de venta. Mucha gente empieza arte ahora pensando ya en vender en vez de hacer algo que le guste ó de calidad...
Lo de la falsificación de productos, es cierto que pasa también en la Argentina e incluso reina ese espíritu igual que en cualquier parte, pero de dónde vienen esos productos? de dónde salen las mejores carteras Luis Vuiton falsificadas? Conocés los tours de compras que se hacen cuando viajás a esos países?
Saludos