lunes, 3 de agosto de 2009

INTIMIDAD


-



Siempre busqué intimidad en mis relaciones personales. Hoy día he ampliado un poco el criterio, pero siempre pensé y sentí que en relaciones de intimidad uno puede ser y crecer más.

No obstante, también siempre percibí una cierta dificultad para generar relaciones de intimidad con personas de mi mismo género.

Me llama la atención que en los encuentros entre hombres los códigos de comunicación sean masivos, superfluos, ordinarios. Que para relacionarnos entre nosotros la “llave” sea el fútbol, las mujeres, los autos...

Como si hubiera que "eludir" la intimidad. Como si hablar en intimidad nos condujera a una situación de debilidad ó fortaleza extrema que sacara de adentro nuestro un espíritu feroz y competitivo ancestral.

En tal sentido, noto un contraste llamativo con las mujeres, que más allá de los mitos, veo que cuando se relacionan entre ellas lo hacen más desde su realidad, desde sus sentimientos, desde su sentir.

Se permiten juntarse entre ellas sin demasiados requisitos. Se permiten mostrarse débiles, confusas, distraídas, tristes, ingenuas. Se permiten mostrarse como son, se permiten ser…

Creo que esta descripción derriba el mito de que la verdadera amistad es entre los hombres. Yo creo exactamente lo contrario.

Creo que los hombres estamos en un proceso de transformación y crecimiento que tal vez algún día nos permita relacionarnos desde otro lugar, desde un lugar que no sea necesariamente el de hablar para no decir nada, para no mostrarnos, ó de simple “medición de fuerzas”, sino para relacionarnos desde el ser, desde el sentir.

No desisto de mostrarme como soy e intentar generar relaciones de intimidad con los hombres en la forma que vayamos pudiendo... Mientras tanto, disfruto enormemente de la capacidad que tienen las mujeres de relacionarse desde ese lugar maravilloso de simplemente ser, y pese a todos los prejuicios y "malos entendidos", adoro tener muchas amigas mujeres...




La foto me encanta y se llama justamente “Intimidad”. Es de la comentarista de este blog Cecilia Bilanski.

14 comentarios:

Charo dijo...

Ricardo,
Es muy lindo lo que escribís, pero más lindo es que lo sientas así.

Monica dijo...

Exacto !!!!! al final del post lo decis....La intimidad entre hombre y mujer genera muchas veces malentendidos....pero tambien es cierto que cuando se supera esa etapa, el vinculo es maravilloso. Se hablan distintos lenguajes, distintas formas y todo se convierte en una intimidad enriquecedora.
A mi me agrada que el hombre y aun mas entre ellos, se muestren claros e intimos, habla de sus sentimientos y del manejo de ellos....
Besos.
Moni

Mai dijo...

Por eso sos un muy buen amigo para las mujeres, porque sin dudas, te mostrás tal cual sos, con tus proezas y debilidades.
También hay prejuicios con que los hombres muestren sus debilidades ante las mujeres, por el temor a ser "devorados". Claro, es cierto también que hay de esas que parecen plantas carnívoras...
Lindo post!
Besos!

Mara Hitters dijo...

Yo soy de esas mujeres que poco sabe de amistad con mujeres. Siempre mis buenos amigos fueron y son hombres. Desde ese lugar puedo decir que para mi son el mejor genero! jajaj Siempre me relacione con personas muy sensibles, que no temen ser, por suerte y desde ese lugar me encontre con ellos...Sin embargo con las mujeres encontré todo lo contrario; encontré rivalidad, competencias estupidas, poca profundidad y por sobre todas las cosas aburrimiento, dependencia y obediencia! Será que tuve mala suerte?!
Abrazo mi querido!

Mara Hitters dijo...

Ah! me olvide de decir: Que linda foto! Besooooooo

Javier dijo...

Si, concuerdo totalmente con vos. Las relaciones entre nosotros suelen ser vistosas, parecen fuertes pero son rígidas y competitivas en el fondo, salvo aquellas que vienen de la infancia tal vez... Hay mucho miedo a mostrarnos como somos, con nuestras debilidades y si no te mostrás como sos no sos ni tampoco podés tener intimidad.

Magah dijo...

He tenido y tengo amigos varones de esos que pueden ir mas allá de sus solos aspectos masculinos y tal vez conectarse con ese punto de sensibilidad a través de los cuales nos contactamos las mujeres, sostienen por años entrañable vínculo con amigos varones al modo de "hermanos", conservando ese afecto mas allá de las pocas cosas en común, casi como un código fiel a los buenos años vividos, solo por eso, que entiendo es a lo que te referís en tu post. No es menos valioso ese punto de encuentro, pero suele dejarles un vacio y por esa razón logran vincularse con verdadera amistad con las mujeres, siendo estas profundas y honestas.
Creo indudblemente entre la amistad entre el hombre y la mujer.
Tengo maravillosas amigas mujeres, lamento por las mujeres que no las pueden tener por que con ellas me enriquezco de otra manera y a traves de otra forma de compañia, no menos valiosa que la del hombre, solo distinta e igualmente maravillosa.
Temo no poder llegar a ser testigo de esa transformación vincular a la que te referis en la amistad entre hombres, aunque sospecho que generaciones mas jovenes ya lo vienen haciendo.

MAGAH

delivery post-crucifixión dijo...

Hola Ricardo. Interesante tema. Creo que es un poco difícil generalizar. No obstante, estoy de acuerdo contigo en que en nuestra sociedad prima un lenguaje (entre los varones) todavía muy machista. Si con tus amigos (o conocidos) no hablás de fútbol o de "minas", casi te quedás sin conversación. Inclusive, ese sería tema de otro posteo. Muchas veces al hablar precisamente sobre las "minas", se habla en un léxico un tanto despectivo. Después cuando estás charlando con una mujer te das cuenta que aquello que se habló en una reunión de conocidos eran meras arbitrariedades construidas a partir de cierto tipo de prejuicios culturalmente heredados y psicológicamente no resueltos. No digo que todas las reuniones entre hombres sean así, pero en general, desde mi experiencia, muchas veces suelen prevalecer ese tipo de charlas.

Un abrazo!
R.P.

Kutxi Romero dijo...

Creo que la generalización no es buena, al menos en general (soy inseguro). Lo que creo es que las relaciones de amistad son distintas, y no sé si comparto que el lenguaje de la amistad entre hombres omita la intimidad y se quede en las cosas superficiales como el fútbol, las mujeres o los autos. Sí es cierto que aún algunos temas son tocados con algún recelo, por una cuestión cultural de género (de machismo), pero hay amistades entre hombres de una profundidad casi conmovedora.
En fin, creo que habría que seguir un criterio casuístico para estas cuestiones, porque creo firmemente que si no hay dos humanos iguales, no hay dos relaciones humanas idénticas.

Muy interesante el post, invita a pensar.

Abrazo grande.

Kutxi.

Cecilia Bilanski e Marcelo Salum dijo...

Es un tema denso. Pero que que hay personas independiente del sexo al que pertenezcan que se permiten conectarse con el otro, darle espacio para que se muestre. Creo que la gente se vincula por una cuestión de afinidad. Igual entiendo que a veces partís de ciertos estereotipos para después poder mirar más de cerca. Buen método. Invita a la reflexión.
Gracias por usar la foto.
Bjs.

Isabel dijo...

Parece que la mujer nace y el hombre se hace.
Pero lo cierto son los roles que la sociedad impone y cómo modificarlo debe ser tarea de unos y otros.

Me parecen muy sensatas tus opiniones.

Un saludo

Anónimo dijo...

adhiero a tu comentario magah.
tengo amigos/hermanos y amigas con las que crezco y profundizo mi esperiencia.
veo como los varones mas jóvenes se vinculan de otra manera... tuvieron otras madres y hermanas.
lamento ricardo que de estas generaciones sean tan pocos las raras avis como vos...la intimidad y la complicidad son caminos grosos, enriquecedeores, fantásticos.
jajaja insisto, hay neptuno en tu esencia...(regente de piscis)
saludos
silvia

Anónimo dijo...

El peli "La elegida" se puede ver - entre otros - un relato sutil, pero maravilloso, de la amistad entre 2 hombres.

Ricardo dijo...

Si, siempre cuando escribimos generalizamos un poco, sería imposible hablar de cada uno de nosotros. Coincido que existen relaciones maravillosas entre hombres, pero para mí son las menos, la excepción que confirma la regla por la cual escribí este post.

Gracias a vos Cecilia, me llegaron varios comentarios sobre la foto, está muy buena. Ya levantaré otra.

Silvia, gracias por tú comentario, me intriga cómo sabés que mi regente es Neptuno y qué significa.

Gracias al que me recomendó "La elegida" voy a verla.