lunes, 28 de septiembre de 2009

RECLAMAR O GENERAR

-

Muchas veces sentimos que sólo podemos reclamar. Reclamamos derechos, reclamamos devoluciones, reclamamos necesidades, reclamamos afecto, reclamamos por lo que no tenemos, por lo que nos pasa. Pedimos, reclamamos...

Lo interesante de la vida es aprender a generar. Es muy difícil, especialmente en el mundo afectivo, obtener algo por vía del reclamo.

El reclamo no conduce a nada, somos especialistas en reclamar y a veces, nos quedamos cortos en generar.

En el mundo afectivo, no sirve pedir ni reclamar. Todo pasa por generar.

Tal vez exija salir de una postura infantil, de hijo que espera y cree que el padre todo lo puede. Lo puede dar si se lo pide ó reclama.

Generar es otra cosa. Es apostar, confiar, arriesgar, imaginar, sumarse en la cuenta. Ni restarse ni pedir que el otro la compense.

Esto me parece de especial importancia tanto en el ámbito político como social y afectivo.

El desafío del adulto está siempre en generar. Ya no somos hijos, nadie nos dará mucho ni por mucho tiempo por pedido ó reclamo.

No hay otra alternativa, llegó la hora de generar…



-
Foto Google.

9 comentarios:

Ju dijo...

Cuánta razón!
Menos llorar por lo que no nos dan, más crear, darse y dar, y ser responsables de la propia vida.
Un abrazo.

Charo dijo...

Muy bueno! Generar... cuánto cuesta, porque creo que se genera desde el interior.

Maisa dijo...

Justamente de eso se trata...

Generar es dar al mismo tiempo.

Y eso "genera" un ida y vuelta más natural y fluído.

El tema es soltarse, apelar a la espontaneidad y confiar en el otro y en uno mismo.

Besos!

Javier dijo...

Bueno, yo creo que está muy bueno hacer saber lo que nos pasa, lo que queremos, lo que nos gusta. El otro no es adivino, pero el tema es que es cierto que lo hacemos muchas veces en forma de pedido ó reclamo, y eso no tiene sentido.

Maisa dijo...

Muy bueno el aporte de Javier!

Tiziana (+ que 4 patas) dijo...

ta bueno lo de generar y nunca debemos dejar de hacerlo solo que a veces las tierras son aridas y hay que buscar otros lares para no perder energia.

me encanto la foto!!

Yanina dijo...

Cuanto mas libres, amorosos y generosos somos si nos hacemos cargo de nuestro interior y de nuestras interacciones con los otros!

Ricardo dijo...

Sin dudas, es díficil generar desde un interior desértico que muchas veces proyectamos en el otro ó esperamos que lo "riegue". Desde esa perspectiva, sólo nos queda reclamar. Reclamar al otro lo que no tenemos...

Beatriz.- dijo...

Se dice que no se puede dar lo que no se tiene...

que las medias naranjas no existen, que no puedes pretender que alguien llene tu vacio, si tu mismo no sabes que es lo que quieres...

sólo queda ser una naranja completa...
para asi compartir tu vida, tu felicidad, compartir el vivir...

siempre hay matices, siempre se puede ayudar, y aceptar la ayuda..

el camino lo podemos compartir...

por mucho que queramos desiemos algo, esperando que aparezca de la nada quizás no pasará...

hay que jugarsela, la vida es para vivirla...
si sólo se es un expectador más, será triste al final no participar.