jueves, 1 de octubre de 2009

EXTREMO ORIENTE - EXTREMO OCCIDENTE

-

Conversando con unos amigos que venían de recorrer Oriente, me comentaron que en esas sociedades veían menos sensualidad, erotismo y amor a flor de piel en comparación con nosotros, los occidentales.

Pensé si sería realmente así ó sólo signos externos de apariencias. Enseguida recordé unos conceptos de Osho al respecto.

El mismo sostenía que en Oriente, el temor al apego y al dolor que podía producir al romperse era tan grande que se había desarrollado la meditación, el conocimiento y crecimiento individual en desmedro del amor. Mientras que en Occidente sucedía exactamente lo contrario.

El temor al desapego, a los proceso de individuación, a la soledad, habían hecho que nos volcáramos de llego al amor sin meditación, sin reparar en el conocimiento y crecimiento individual.

Es evidente que todo no se puede, pero entre ambos extremos existe la posibilidad de intentar relaciones amorosas donde lejos de obstaculizar ó trabar el crecimiento y auto-conocimiento de cada miembro de la pareja, se deje espacio y libertad suficiente como para que el amor sea una forma más linda y profunda de promocionar el crecimiento individual.

Será posible? Cuales creen que debieran ser las características de una relación amorosa que permita esta combinación?



Imágen ikebana de Google.

6 comentarios:

Jime dijo...

en oriente tenemos ejemplos extremos como el budismo...se habrá dado espontáneamente ó debido a la enorme carencia material que asumirían que tendrían?... creo que lo que vos llamás apego aquí se confunde con querer "tener posesión" del otro

allá lo toman distinto, de hecho asumen que no están en esta vida para compartir el camino con nadie sino para optimizar el propio... filosofía de vida interesante si no fuera porque no parece humánamente "posible" (?) cuando nos referimos a ciertos conceptos (pareja, familia, amistad, etecetera, etecetera)

Azul dijo...

Es cierto, el tema es que acá a veces confundimos amor con posesión, y eso mata todo.

Marian dijo...

Es posible
Se puede.
Se puede hallar el equilibrio entre ambos.
Hay q excluir el fanatismo.
Debe ser una pareja amorosa q justamente permita el desarrollo personal.
Un ejemplo, los celos, casi ni deben existir. Amor no es posesión. Es integridad. Es respeto a cada individualidad en interacción cotidiana. Es construcción permanente de cada fluir e intercambio.
Es complejo de explicar.
Solo les digo q si se puede.

Monica dijo...

Honestamente....no tengo la menor idea.....Siento apego por la gente que quiero, Cuando intento no apegarme a lo que quiero ( contra mi voluntad ) me duele.....
Aun estoy en aprendizaje con algunos sentimientos.....eso si, de lo que estoy absolutamente segura, es que hablo de " querer " y no de " poseer "....
Besos.
Moni

Osho Maestro dijo...

Hola, Ricardo:

Muchas gracias por tu blog.

Te envío un afectuoso abrazo,

Gonzalo
http://osho-maestro.blogspot.com/

Ricardo dijo...

Abrazo Gonzalo