jueves, 3 de diciembre de 2009

ESTETICA E HIPOCRESÍA

-
En estos días, con la muerte de una modelo en un tratamiento estético se instaló nuevamente el debate sobre las intervenciones de este tipo. De la misma manera que se instala el de la “pena de muerte” cada vez que matan a alguna persona conocida.

Esta sobreactuación me parece un tanto falsa e hipócrita.

Se juntan a debatir cirujanos estéticos que “viven” de eso, con periodistas y modelos que acuden asiduamente a este tipo de tratamientos, ó bien, viven de los chismes de la farándula que los consumen. Un gran negocio que se ve interrumpido un par de semanas al año sólo por “la culpa” y para intentar tomar distancia de una realidad insoslayable.

La realidad es que vivimos en la era de la estética. Nos guste ó no, es un valor en sí mismo, y en todos los casos, está asociada a la idea de Poder.

La belleza otorga un poder increíble, especialmente a la mujer.

Las mujeres bellas y cuidadas obtienen enormes beneficios tanto en su vida afectiva como laboral.

Muchas lo saben y lo aprovechan. Asumen algunos riesgos porque saben también de los enormes beneficios que estas cirugías ó tratamientos les dan.

Hay muchos beneficiados. Las mujeres y hombres que se las hacen porque se sienten mejor y logran cosas, los servicios médicos que lucran, y los periodistas que toman estos temas para quejarse como si los millones de personas en todo el mundo que se hacen tratamientos de belleza fueran estúpidos ó enfermos mentales.

Lo único que podría decir es que muchas veces se pasan por alto tratamientos preventivos que son buenísimos y evitan riesgos mayores.

Ir al dermatólogo y a la cosmiatra en forma períódica luego de determinada edad, es una forma menos invasiva, peligrosa y suele dar muy buenos resultados.

Pelearse con la belleza y la estética invocando la profundidad de la vida esconde otros problemas, otros prejuicios, otros miedos, tanto ó más complicados que reducir a la persona a su estética, porque no debiera haber contradicción entre belleza y "profundidad". Acaso la filosofía no debe ser también bella? un cuadro no nos debe gustar? Dónde está la contradicción?

La estética tanto para hombres como para mujeres ha cobrado en la actualidad un valor supremo, y por lo tanto, todos los tratamientos destinados a mejorarla también. La parodia que se arma cada vez que algunos de ellos no sale bien, no hace más que confirmar la importancia que tienen y el negocio que significa para muchos, incluyendo la prensa.

Sé también que muchos no coinciden con esta postura, y que el tema de la estética y la belleza les despiertan sospechas de vacuidad y hasta los irritan. No sé bien por qué tanto!... De hecho, una mujer me dijo que le preguntó a su marido sobre el tema y éste le respondió que para él no es importante.

Tal vez no todo lo importante sea necesario tenerlo en casa…


La foto es de E. Weston y la mujer nada menos que Tina Modotti, una revolucionaria en serio de la que ya hablaré.

7 comentarios:

Paola dijo...

Amamos las cosas bellas! Lo que ocurre es que la belleza, de alguien o algo, siempre es subjetiva, entran en juego muchas cosas. Lo que tratan los medios es de "definir" belleza, como algo puramente físico. Me aterra cuando las cirujias se usan sin criterio, por demás, ver muchas caras iguales... parece una película futurista-fatalista. Hay mujeres que entran al quirófano como quien se prueba un vestido, o porque compiten con otras mujeres... es terrible! No se conforman con lo que son ni lo que natura les dió. Cuidarse desde siempre, algo de ejercicio, sería la mejor opción, pero arreglarse puede parecer más sencillo (¿?). Triste, la ciencia deberia estar al servicio del hombre, y no al revés. Bueno, tengo una visión bastante "naturalista" y me fui de tema. Buena música!!! Saludos.

Santiago dijo...

Básicamente, inconcientemente, los hombres hacemos todo para estar con una mujer bella. Una?

Monica dijo...

Creo que el tema estetico es una cuestion mas personal, de una misma basicamente. Mas alla de toda postura, de lo que indiquen las modas y lo que transmitan los medios....No creo que ninguna mujer se haga una cirugia porque 1000 mujeres se la hagan ???? Si se hace una , es porque la cree necesaria para estar bien consigo misma....OJo !!!! no mezclemos, no intentemos creer que porque nos gusta estar bien por fuera no nos importa el adentro, ni viceversa.
Da para muchisimo este tema, y una estaria explicando y explicando y explicando.....
Honestidad brutal: a casi todas las mujeres nos gusta estar delgadas, tener lindas lolas, una buena cola, unas carnes bien firmes etc. Ya viene de hace mucho tiempo atras: lo bello es bueno...........
Besitos.

Monica dijo...

Me olvide....la foto es exclente !!!!! Las diagonales en el encuadre son increibles.....aun la recuerdo cuando la vi por primera vez en la escuela.....

Cecilia Bilanski e Marcelo Salum dijo...

Ricardo que temón!
Hablar de belleza me parece que no es hablar de estética, ni de parámetros que tienen que ver con la época que estamos viviendo. Todo eso relacionado al tema de la cirugías y la posibilidad actual de modificar nuestro cuerpo.
Me gustó una reflexión que escuché por ahí sobre entender actualmente el cuerpo como único espacio revolucionario, un lugar donde puedo ejercer cambios concretos como medio de modificar mi mundo, mi existencia. Claro que esto tiene que ver con posibilidades que antes no eran posibles.
Fuera de eso, me quedo la última frase picando, amplias?

Ricardo dijo...

Qué buenos comentarios. En todos encuentro algo interesante. El tema me parece que dá para mucho, pero no en este espacio. Por eso estoy pensando en la radio, quiero poder hablar con un idea y vuelta. Me dejó pensando que el "cuerpo como únio espacio revolucionario"... Con respecto a la última frase que puse es un poco irónica y maldita: sería algo así como decirte que si tú hombre te dice que no le importa la estética, pensá en que la tiene en otro lado...

Vivi dijo...

Creo que como todo es una cuestión de medida, porqque no hay estetica sin etica. Y por ultimo que siempre la belleza esta en los ojos de quien mira. Un tema que da para mucho en cada subjetividad.