viernes, 5 de febrero de 2010

DE FRENTE Ó ESPALDA?

-

Hay ciudades ribereñas que viven conectadas, integradas con su entorno natural, que le dan "la cara". Y otras que lo ignoran, que le dan "la espalda".

Las ciudades costeras de la Argentina por lo general le dan la espalda, ya sea al mar ó al río. Viven disociadas, desconectadas. El mejor ejemplo –ó el peor- es Buenos Aires, que ignora al Rio más ancho del mundo, el de la Plata. Lo ignora a tal punto que hasta su edificación lo tiene poco en cuenta para sus vistas.

Esta característica pone de manifiesto una actitud, una postura, una valoración. De hecho, Bs. As. además de darle la espalda al Rio de la Plata, vierte todos sus desechos químicos y cloacales, habiendo convertido su hermosa ribera en un sitio contaminado e inutilizable.

Del otro lado del rio tenemos a Uruguay con una actitud diferente. Ya Montevideo tiene toda su ribera volcada hacia el rio, que allí parece diferente no sólo por su lecho arenoso y mezcla con mar, sino además porque al “mirarlo” de frente se lo cuida más.

Esta misma situación se repite con los pueblos de mar del Uruguay, y se ve reflejada en sus construcciones.

Mientras que en la Argentina por lo general se hacen construcciones pesadas, de cemento y en altura, con tanto “peso” que las desconecta y “blinda” del entorno natural, en el Uruguay predominan todavía los ranchos y construcciones livianas, las que por lo general permiten no sólo darle la cara al mar, sino también, interactuar con el entorno de manera más pareja y amigable.

De hecho, los típicos ranchos de mar como el de la foto, con toda su rusticidad, sus techos de paja y paredes de madera, permiten todavía escuchar el barullo del mar, el canto de las aves, el perfume de la brisa y estar en pleno contacto con la naturaleza sin degradarla.

En definitiva, la forma de construcción, disposición y los materiales empleados en la formación de un pueblo son mucho más que una cuestión de urbanismo u estilo arquitectónico, hablan de sus moradores. De la relación que ellos tienen con la naturaleza que los rodea, y por qué no, de la relación con ellos mismos y los demás…


La foto es mía.

6 comentarios:

Sílvia dijo...

Bonita foto. Parece una acuarela!
Que gráfico como lo explicas, me has transportado hacia allà por unos instantes. Gracias.

Vivi dijo...

Puede ser una cuestión de actitud, pero quizas también es cosa de la naturaleza, ya que de un lado el rio siempre termina en arena, playa y del otro en barro y barranco. Como ejemplo si vale también se peude ver eso entre Santa Fe y Parana o Resistencia y Corrientes. Beso Que estes bien

Ricardo dijo...

Me alegro Silvia, yo a veces me transporto a Barcelona que adoro.

Si Vivi, esas cuestiones naturales son reales pero para mí no significativas, porque el problema de un rio no es su coloración por las características de su lecho sino su contaminación ó marco urbano. Por lo demás, en muchas ciudades de la Costa Atlántica, donde hay mar y arena han convertido pueblos de mar hermosos como Mar del Plata ó Gesell en moles urbanas de espaldas al mar. Lo cual no indica que no haya excepciones y que algunos lugares como Las Gaviotas ó Mar de las Pampas parecieran mostrar que hemos empezado a aprender de los errores y a mejorar las cosas. Beso

Monica dijo...

Cuanta veracidad en este post....Acabo de recorrer la costa uruguaya desde Colonia hasta Punta del Este ( recorriendo todas las costas ) Es increible como aprovechan toda la costa, las vistas, los lugares....Me sorprendio en Montevideo ver colegios sobre las ramblas con vistas directas al mar, sencillamente maraviloso !!!!!
Particularmente estoy asombrada del respeto de los uruguayos en todo sentido ( siendo nosotros tan irrespetuosos cuando veraneamos en sus costas y disfrutamos de su pais )
Retomando tu post anterior lo encuentro aplicable en este....los argentinos tenemos problemas de valores y nos encargamos de llevarlos a cuestas por cada lado por donde pasamos....
Este año descubri un Uruguay conciente y en constante crecimiento....cuando vamos a aprender un poco, dejar de creernos el ombligo de America y aprender de nuestros civilizados, respetuosos y llenos de valores paises vecinos...????
Perdon por la extension del comentario, es que estoy viviendo en carne propia lo que contas en este post....
Besos.

Ezequiel dijo...

Si Richard, hacemos desastres con la naturaleza, parecemos presos liberados! Pero de a poco se aprende, hay lugares más cuidados y gente más consciente. Abrazo

Ricardo dijo...

Sí Ezequiel, es cierto, para poder escribir uno siempre toma la regla, generaliza un poco, pero hay excepciones y voy a hacer un post también sobre los lugares que están se están desarrollando bien y siempre tengo en cuenta que hay mucha gente que pone pilas para mejorar y cuidar los espacios naturales.