miércoles, 17 de febrero de 2010

VENDEDORES DE FELICIDAD

-

Hay un tipo de literatura, especialmente en los EEUU, que pretende mostrar caminos para llegar a la felicidad. No me refiero específicamente a los libros llamados de “autoayuda”, porque estos en realidad suelen ser menos pretenciosos, sino a los que apuntan directamente al entusiasmo y la felicidad.

Así como existen estos libros, existen también personas que trabajan de eso. Verdaderos “vendedores de la felicidad”.

Realmente tienen "tips" muy convenientes para aplicar en la vida diaria, pero así como algunos dudan de la salud mental de aquellos que quieren ser presidentes, yo dudo de los que se la pasan hablando sobre la felicidad. Porque la felicidad no es algo permanente, porque la felicidad no se habla, se practica. Y quien la practica, curiosamente, no la habla.

Recientemente fui a ver la película “Amor sin escalas” y me reavivó esta idea. Esta desconfianza sobre la gente que parece muy sólida, feliz, potente. Que privilegia el cinismo, la ironía y el sarcasmo por sobre la consideración. Que detesta la tibieza y sensibilidad humana y terminan generando discordia y dolor.

Creo que es bueno tomar aquellas cosas que pueden ayudar a liberar nuestras vidas de ataduras, y esta gente las estudió bien, pero duden de las personas que bajo una actitud supuestamente fuerte, provocadora y potente, pretenden vender felicidad. Normalmente terminan provocando lo contrario.

Nadie conoce el final, pero yo al menos ya sé el de la película.
-
Una “película” que ya ví varias veces en mi vida…


La foto es de Google.

7 comentarios:

Magah dijo...

Esos "tipos", se aprovechan de nuestra equivocación.
Solíamos creer que la felicidad existe como un estado posible de mantener de manera constante.

Es como los que venden juguetes para el dia de reyes o navidad. Salvo que en este caso caemos a la realidad de manera mas rápida y a mas corta edad.

Kary dijo...

Sabès que yo dudo tambièn...
Està genial este post,muy pero muy bueno!
abrazo enorme, que estès bien:)

Anónimo dijo...

Pienso q tanto a el tipo de literatura de la q hablás como el de la denominada "autoayuda", reflejan la sociedad a la q asistimos: hedonista, individualista, consumista...la crisis de valores es tal q hace falta llenar el vacío, y ésta literatura viene como anillo al dedo para intentar cubrirlo usando conceptos tales como el de la felicidad, el poder interior, la ley de atracción, etc.La gente se aprende estos manuales y pretende con ello tapar un bache mucho más profundo...
La peli es un buen ejemplo de ello y creo q si bien Estados Unidos es el paradigma de la sociedad q acabo de describir,la globalización se ha encargado de expandirlo...
Slds.,
Ana

Dany dijo...

Hola te escribo de Texas, aquí esos libros son muy populares y algunos me han hecho muy bien. Lo que no se soporta es la gente que se dedica a predicarlos, en el fondo suelen ser un poco manipuladores y destructivos como en el film que nombrás. Saludos

Ricardo dijo...

Bienvenido Dany, coincido mucho con lo que decís.

Sonia dijo...

Definitivamente, siento que los libros de autoayuda no ayudan.
Ahora esto de la felicidad, es tan relativo... habra que ver la peli... pero cada uno lleva la propia todos los dias de su vida no?
Bss muy buen blog.
Yo acabo de comenzar quien sabe como seguire.

Ricardo dijo...

Bievenida Sonia! gracias! mucha suerte con tú blog, ya me doy un vuelta para verlo. Besos.