martes, 23 de marzo de 2010

PALERMO VIEJO

-

Un barrio que empezó siendo solamente eso. Habitado por viejitos inmigrantes que empezaron a dar lugar a otros más jóvenes que fueron en búsqueda de ese anonimato creativo que le ofrecía un barrio casi olvidado, ubicado estratégicamente dentro de la ciudad y con un "bouquet" creativo que flotaba en el aire…

Hoy día todo cambió. Ese arte refugiado creció, se desparramó y fue en gran parte convertido en negocio, que sin dejar de representar aquella creatividad instalada en el barrio, lo transformó.

Sólo me pregunto si cuando caminaba por sus calles de empedrado y conmovedora tranquilidad, estaba sembrada ya la semilla que un día germinaría y daría lugar a este “nuevo” palermo, que paradójicamente ahora se llama “Viejo”.

Este barrio con onda que de la nada pasó a ser una atracción turística mundial y un lugar de paso obligado para muchos de nosotros.

Un “Palermo Viejo” que a veces desconozco, y otras -como cuando veo una imágen como la que capté con el celular en este post- me recuerda que algo de lo que viví en ese lugar sobrevivió...

4 comentarios:

Magah dijo...

¿Còmo suena delicioso? A la imagen.

Que vos captaras la escencia no me sorprende.

Abrazo amigo!

Kary dijo...

Que buena foto!
Està linda para hacer un cuadro...
Besos

laura dijo...

y no te pasa que te preguntás porqué palermo hollywood o porqué palermo soho, que la modernidad le está restando cada vez más espacios a la belleza tradicional reemplazandola por reformadas casonas en nuevos/viejos restó cuasi aggiornados a la época?

Ricardo dijo...

Claro Laura, no me gusta la abrumadora cantidad de comercios, casi no quedan casas ni espíritu...