martes, 11 de mayo de 2010

"VIEJO CONTINENTE" VIEJAS IDEAS?...

-
-
He leído últimamente en los más devotos del "Viejo Continente" confiar la salida de la crisis en su tradición y valores.

Paradójicamente, aquellos países con más tradición, que más aportaron en términos de civilización al mundo, son aquellos que le están trayendo mayores problemas a la Comunidad Europea.

Grecia fue la cuna de la filosofía y de los principios del Estado de Derecho.

Mientras Europa veía una dificultad en el mar, Portugal veía una "autopista"... llegó primero al “Lejano Oriente” y terminó descubriendo los siete mares del mundo.

España descubrió tal vez el Continente más jóven y promisorio del momento, e impuso su lengua y cultura como una de las más importantes del planeta.

Italia, por su parte, fue uno de los pocos imperios que llegó a dominar el mundo, constituyéndose en una de las mayores cunas del arte mundial.

Paradójicamente también, en estos 4 países está centrado el foco del problema económico de la Comunidad...

Fueron también esos mismos países los que más caóticas tenían sus cuentas públicas y más esfuerzos y cambios debieron hacer antes de ingresar.

Qué tienen en común todos ellos? Una misma tradición también en la forma de ver el "rol del Estado".

En todos ellos se montaron grandes sueños sobre el Estado. Crearon “Estados de Bienestar” que lejos de hacerle honor a la palabra terminaron generando justamente lo contrario.

Cuando se formó la Unión, todos ellos debieron adecuar sus Estados a sus requerimientos. Pero cuando llegaron tiempos de bonanza, de bienestar logrado por la disciplina fiscal y su integración dinámica y en bloque a un mundo cada vez más competitivo, aprovecharon la “distracción” de los demás socios comunitarios para volver a sus viejas andanzas estatistas.

Fue así que todos esos países dejaron de cumplir con los requerimientos económicos mínimos comprometidos con la Comunidad, fundamentalmente en lo referido al déficit fiscal y gasto público.

Esta vuelta a la tradición estatista podría haber vuelto a fracturar a Europa en mil pedazos como los azulejos de Gaudí, si no fuera porque al haber sido enemigos durantes siglos y “hermanos” por algunas décadas, las deudas también se volvieron comunes, y por lo tanto, el problema y la solución.
-
Hoy día, la base de la Comunidad que siempre fue Alemania, tuvo que asignar –junto con el resto de los patriarcas del invento- gran parte del impuesto recaudado de sus contribuyentes para salvar las malas administraciones de esos países.

Es cierto que tuvieron que salvarlos para "salvarse", porque estos 4 países se habían endeudado fundamentalmente con sus bancos. Y también que al salvarse les puede quedar algo bueno para todos: Un euro más debilitado y con mayores posibilidades de exportar hasta para la propia Alemania... Vaya paradoja de estos rescates!

Tal vez, de tanto compartir errores y tradiciones, algún día se genere una nueva unión, un "Nuevo Continente", basado en lo mejor de su vieja historia y tradiciones, pero con el reconocimiento previo que no todas las tradiciones son buenas, que alguna de ellas ya fracasaron demasiadas veces en el mundo como para seguir intentándolas...


La foto es de Google.

3 comentarios:

delivery post-crucifixión dijo...

Ok, pero la comunidad Europea es la heredera de la tradición Occidental. Y es no es poca cosa.

Un poco maliciosamente podría preguntarte:

¿Vos anteponés el funcionalismo del mercado ante los valores humanitarios?

¿Preferís "comunidades" funcionales al mercado sin importar los valores éticos, las tradiciones?

Bueno, es para agilizar un poco el debate, nomás.

Un abrazo!

R.P.

Ricardo Fasseri dijo...

No Deli, no antepongo el funcionamiento de la economía a los valores humanos. Por eso resalto los logros de los 4 países con mayores problemas, a los que habría que agregarles los del resto de Europa. Lo que quise decir es que al menos en esos 4 países con problemas, dentro de los valores y traciones que fueron cuna de la sociedad occidental, también conviven con otros que son causa del problema. Y hablo específicamente de la forma en que utilizan los recursos del Estado.
No puedo además soslayar que incluso y especialmente nosotros hemos heredado esa misma visión del Estado. Por eso tal vez concordantemente comparan la crisis de Grecia con la de la Argentina del 2001. Somos herederos de todo, pero es bueno saber que hay ahí algunas valores ó tradiciones que no son buenas ni para ellos ni para nosotros. Abrazo.

Javier dijo...

Vale la aclaración y comparación, sobre todo porque acabo de leer que el ex presidente De la Rua dijo que si Argentina hubiera tenido el mismo rescate que va a tener Grecia ahora no hubiéramos entrado en default. Creo que mejor hubiera sido no llegar a la situación de Grecia, menos aún si sabían que ni siquiera teníamos ese respaldo! Abrazo.