lunes, 7 de junio de 2010

BIENVENIDO!

-

Normalmente doy la bienvenida a la Argentina a los artistas internacionales que me gustan como una forma de informar y compartir mi alegría.

En este caso, es la primera vez que lo hago con un músico argentino, y los motivos son obvios.

Gustavo no está nada bien. Sigue en coma y no inducido, y le espera un largo proceso de recuperación.

Muchos se preguntan si quedará “igual”… La pregunta es absurda y la respuesta obvia: no.

Y no me refiero a sus capacidades físicas, que tal vez llegue a recuperarlas por completo. Me refiero a que luego de vivir un episodio tan traumático nada será igual para él en el futuro.

De todas formas, también es una estupidéz preguntarse -como lo escuché en una radio- si será el mismo. Sin dudas será el mismo, lo que probablemente sienta en el futuro es que tuvo dos períodos diferentes en su vida, uno antes y otro después de su accidente. Casi como dos vidas…

Que sentirá cosas de una forma diferente a la que sentía antes. Que habrá vivido sensaciones que ninguna otra persona que no haya pasado por ellas jamás podrá interpretar ni imaginar.

Un cosa es especular y disertar sobre los miedos, la vida y la muerte, y otra muy diferente es haberlos sentido.

Como sea, le deseo lo mejor. El hemisferio que formula la música, dicen, lo tiene intacto, y si sus canciones y proyectos vitales resuenan en medio de este terrible momento, sus posibilidades de recuperación serán mayores.

En definitiva, nuestras vidas son en gran parte una creencia. Creer y quererla es parte de la posibilidad de sobrevivir y seguir viviendo que todos tenemos...

5 comentarios:

Poli dijo...

Esperemos lo mejor, no me gustan ese tipo de especulaciones. Bienvenido Gustavo!

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Uffff..que fuerte Ricardo, esperemos que una característica de la personalidad de Gustavo haya sido la capacidad de enfrentar la adversidad, la va a necesitar para adaptarse a esta dura situación.La resiliencia sin la cual no podemos sobrevivir. Saludos. Carmen

An dijo...

Lamentablemente en estos casos, la mano no se rehabilita jamás.
Pierna, habla puede que sí, con mucho esfuerzo y tiempo.
Le deseo lo mejor.Creo que la vida nos da avisos de parar, barajar y dar de nuevo pero no siempre oimos y es entonces cuando se pone más dura.
Tal vez este sea un nuevo comienzo.

Santiago dijo...

Sí, a mi tb me molesta mucho cuando hablan pensando sólo en el músico porque suena algo de cholulismo lejano. Está bueno en estos momentos pensar en la persona y hacer fuerza para acompañarlo y que mejore lo más rápido posible.

monica dijo...

Hoy escuche el parte y fue deprimente... esperemos que salga de esta, y como pueda !!!