sábado, 16 de julio de 2011

La crisis del hombre tradicional.

.


.




(Reedición del 3-06-10)


Metrosexuales, Cross Dressing, depilación definitiva, “nueva sexualidad”... Parece que hay una búsqueda permanente y diferente en el mundo masculino.

Algunos, como Rosetta Forner, dicen que estamos pasando de ser Metrosexuales a ser Metroemocionales, dando más lugar en nuestras vidas a la emociones.

Como sea, los hombres están empezando a ser menos dependientes de la mirada femenina, y empezamos a ver nuestro lado sensible, que algunos llaman femenino y a ligarnos con ellas también desde ese lugar.

El hombre tradicional se “sacrificaba” por tener una mujer, y directa ó indirectamente hacía casi todo por ella aunque la llamara de "bruja".

Ofrecía una “fortaleza” que terminaba sepultada por la tierra que le tiraba su propia esposa cuando lo enterraba, comúnmente, muchos años antes de su propia muerte.

Ofrecía su dinero, trabajo y poder para seducir a una mujer sin darse cuenta que la estaba confundiendo con una prostituta que además reducía a su cuidado y reproducción.

Su inseguridad ofrecía a cambio admiración -como si tuviera que ser una estrella de rock- para que una mujer lo quisiera.

Eran más “medio” para otros fines, que objetos de amor en sí mismo.

Pero creo que el hombre empezó a darse cuenta que estaba haciendo un “mal negocio” con su propia vida.

Hoy día los hombres están queriendo que los quieran pero sin más justificativos que el amor. Una redundancia lingüística que sólo encuentra justificativo en la posibilidad de que estemos hablando nada menos que de amor de verdad.

Y el amor no se explica, se vive. No tiene justificación ni palabras. No se entiende, se siente. No se cuestiona, se acepta.

Así como hace apenas unos años atrás tener el pelo largo y arito era símbolo de homosexualidad masculina, hoy día además de inexacto es ya una estupidéz.

Creo que así como las mujeres hace décadas ingresaron en un período de liberación y empezaron a pensar en ellas, ahora les toca a los hombres. Pero claro, con otras metas, métodos y recorridos.

Cuales son esas metas entonces? Creo que el hombre quiere en principio no sentir ya definida su sexualidad por atributos que son más dignos de un bruto y funcional animal de carga que de una persona del siglo XXI.

El hombre quiere ser auténtico, con sus fortalezas y debilidades. Quiere poder mostrarse como es, aceptar que “tener huevos” no es ya un atributo sólo masculino, pese al término machista que así lo indica. Que ya no depende del sexo sino y en todo caso, de una cuestión de actitud que no siempre es masculina sino de algunas personas.

Quiere empezar a cuidar su cuerpo y fundamentalmente sus emociones, y no hablo sólo de estética, sino de bienestar, placer, alegría, intimidad y poder compartirla con otros hombres.

Pienso en los hombres vestidos de traje empapados en sudor en el subte en pleno verano y digo, quienes deben liberarse ahora? Quienes son esas mujeres que no ayudan a esos hombres a conectarse con su cuerpo, salud y bienestar? O será que les interesa más que sigan produciendo?...

Los hombres quieren también poder jugar. Si dos mujeres se besan en una fiesta nadie piensa que necesariamente sean lesbianas y terminen en la cama. Y en el peor de los casos, serán el centro de atención y placer de muchos hombres que las miren con gusto. Si dos hombres hacen lo mismo son dos “putos ridículos”. Lo digo sólo como ejemplo gráfico de la diferencia en el tratamiento de los géneros.

El hombre está empezando a pensar que los roles y los mandatos que le impusieron ya no le sirven.

Quiere poder vivir su mundo conectado con sus emociones, sensibilidad, riqueza, fortaleza, debilidad, intimidad... Quiere ser como es y no como esperan ó le pidan que sea para satisfacer "mundos ajenos".

Tal vez pasaran muchas cosas en el medio, se cometerán errores, pero este camino no tiene retorno.

El "hombre tradicional" entró en crisis y ahora viene lo mejor…

La pintura es de Alvaro Urtizberea.

27 comentarios:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Que bonito! como lo has puesto...esto de que "el hombre" está dando sus últimos coletazos es cierto, pero está limitado aún a a ciertos niveles culturales,,,esperemos que se extienda rápidamente la crisis para que empiece lo mejor!!!! Carmen

Ximena Ianantuoni dijo...

me encantan, me interesan, me dejan pensando estos ultimos posteos sobre hombres y mujeres, modelos y transformaciones, me parecen muy logrados, inteligentes y sensibles!! lo describís muy bien! gracias Ric por estos aportes!
por lo demás avancen hombres sensibles que a las mujeres nos gustan mucho más asi, conectados, comunicativos, juguetones y jugados!!
un beso grande

Javier dijo...

Grosso Richard! qué bueno lo que escribiste! que te hayas animado y lo pongas en esos términos. Algunas cosas me hicieron un poco de ruido pero está, lo sigo procesando.

Cristina dijo...

Lo has dicho tan claro: los hombres están queriendo que los quieran pero sin más justificativos que el amor.
Y las mujeres están queriendo lo mismo!
Entonces, que gane el quiero la guerra del puedo

Magah dijo...

Como mujer quisiera estar preparada para acompañar al hombre que tenga al lado en un proceso que se las trae.
Creo que les será mucho mas dificil a ellos perder el miedo y animarse a correrse de ese lugar oprimente, que a muchas de nosotras. Habrá otras, que sin haberse movido ellas de esos roles durísimos, mucho menos podrán acompañar al hombre.
Tal vez al final de ese camino, sí por fín caminemos a la par.
Solo un verdadero hombre con los huevos suficientes podrá entender y descubrir lo que hay detrás de las corazas de ambos.

Valiente entrada!

Anónimo dijo...

me encantó el post!!
Y el amor no se explica, se vive. No tiene justificación ni palabras. No se entiende, se siente. No se cuestiona, se acepta.lindísimo párrafo,
Quienes son esas mujeres que no ayudan a esos hombres a conectarse con su cuerpo, salud y bienestar?
maravilloso que lo digas... lo intento siempre, parejas, hijos varones y aparecen(muchas veces) respuestas maravillosas, logros inesperados, conexiones otras...el futuro está ahí...si, si , si
se agradece
beso
silvia

Julio dijo...

Ricardo, me identifico con lo que escribiste. Me siento parte de ese proceso, de ese cambio. No del Crossdressing claro! aunque aquí en Europa está muy de moda, pero si de prestar atención a mis emociones y sensibilidad como hombre, y sacarme cosas de encima que no me hacen bien y que descubrí que poco tienen que ver conmigo y con mi felicidad. Un abrazo desde Andorra, te sigo leyendo.

Claudia Sánchez dijo...

¡Fascinante! Lo planteás con la naturalidad de quien no tiene dudas. Yo estoy de acuerdo con vos. El cambio se está dando, en ambos géneros. ¿Será por eso que en las parejas heterosexuales hay más divorcios y menos casamientos? ¿Será que la evolución nos está llevando (a la pareja humana) a un nuevo estadío, donde cada integrante conserve su individualidad (tanto en derechos como en obligaciones) a pesar de la relación que nos une?
¿Será que, finalmente, hombres y mujeres trabajarán por igual, se divertirán por igual y cuidarán a sus hijos por igual? Suena fantástico. Ojalá nuestra generación pudiera vivirlo.
Saludos!

Javier F. Noya dijo...

Hola: he venido aquí desde el blog de Magah por nuestra afición a las letras. Polémico, exponedor claro, me ha gustado. Volveré.
En cuanto al nuevo posicionamiento del hombre, estoy de acuerdo.
En cuanto a la forma que nuestra cultura trata de investir a ese cambio, no. A veces parece que nos tenemos que transformar en mujeres y nunca lo seremos, como las mujeres nunca serán hombres. En fin, da para mucho, pero la androginia me parece un snobismo. Saludos.

Javier F. Noya dijo...

Hola: vengo del blog de Magah al cual me convoca la afición a las letras. Me ha gustado tu blog. Exposiciones claras, miradas que dan lugar a pensar un poco más las cosas. volveré. Saludos.

Anónimo dijo...

Ups. en qúe temas te estás metiendo Richard! La verdad es que esto lo veo muy claro y desde hace ya un tiempo. Es cierto como dice Javier que a veces algunos se van para el lado de la androginia, pero otros lo hacen desde lados muy intimos y profundos, que nada tiene que ver con el afuera sino con el sentir. Yo también me quedo pensando pero me gustó mucho leer cosas escritas desde y para nosotros, hay poco de eso. Siempre te leo aunque no comente tanto. Kiki.

Ricardo Fasseri dijo...

"Qué gane el quiero la guerra del puedo" qué bueno Cristina!

Qué cosas buenas están comentando! luego sigo, besos.

Marcelo dijo...

Yo estoy a favor, che! No faltarán hombres e incluso mujeres que opinen que esta crisis esconden dudas más específicas. Pero no importa. Basta de machos proveedores y niños a la vez!
He dicho

rastelman dijo...

no hay dudas...
seremos estudiados por la sociedad del futuro como los últimos especímenes de una especie en extinción...
pero eso sí...
pretendo tener una decadencia a toda orquesta!!!!!!

Mariní dijo...

..Hola, paseaba por ahí y te encontré!.
Si que me interesa el tema y veo que el blog tambiñen... ya q, te confieso que luego del texto , rico en contenido , la reflexión que "abre al final " es la q me deja con ganas , y expectativa de seguir...¿qué? ...
sinceramente NO LO SE...
Porq leer que " lo mejor está por venir " ... ya me basta por estos , días, ( también los míos ) un poco confusos,
un poco creativos ,
un poco otoño indeciso....


gracias!

seguiré entrando por los malentendidos y su apertura!

Ricardo Fasseri dijo...

Bienvenida Mariní, lo mejor está por venir, pienso en un hombre diferente. No necesariamente mejor para todo, pero sí distinto... de nada. Beso.

miralunas dijo...

usté es muy lindo, vea.

no habìa tenido tiempo de leerlo y casi me pierdo esta joyita!

un día, mi hijo me dijo:.. y de lo mejor que hiciste por mí es darme permiso de llorar. y ahí sentí que había llegado mi día de descanso.


abrazo.

Ximena Ianantuoni dijo...

¡¡conmovedor lo de tu hijo Miralunas, qué belleza!!

qué buenos coments que pasan por aquí!!

LUNA dijo...

Creo que ahora si estamos entrando en la era de "Seres evolucionados"...
Cuando desaparecen los roles sociales, impuestos, adjudicando un comportamiento a cada una, en función de su sexo, que a veces no de su sexualidad.

Cuando todos, simplemente somos seres humanos, y cada uno decide que rol quiere adoptar, como quiere vivir, como quiere sentir...

Cuando dos no son uno.
Cuando dos son dos, cada uno como quiere ser y se cogen de la mano y empiezan a caminar...
Cuando dos proyectos de vida coinciden y resuelven que pueden caminar juntos, en la mi misma dirección y hacen de ese proyecto uno, común...

Y cuando nadie está obligado a nada que no quiera ser, a nada que no quiera dar...
Cuando somos libres de los demás y de nosotros mismos....
Simplemente libres.
Un besito, amigo.

Rosetta Forner dijo...

Muchas gracias x citar mis ideas, soy la autora del término METROEMOCIONAL, soy Rosetta Forner.
Mi web: www.rosettaforner.com
Mi blog: www.rosettaforner.blog.com
Os animo a leer mi libro LA MALDICIÓN DE EVA(Planeta).
EN MI LIBRO "EL ÚLTIMO SAPO QUE BESÉ" (RBA) que se publicó en una
1ª edición fue EN BUSCA DEL METROEMOCIONAL (RBA): donde hay tipologias de 'sapos': ATRAPATUS, MARIPOSATUS, ASUSTATUS, DAMISELATUS, FLOREROSATUS...
besos HADADOS,
Rosetta

Ricardo Fasseri dijo...

Gracias Rosetta! una grata sorpresa tenerte por acá, y veo que hay mucho por conocer sobre tus libros. Te tengo en cuenta para conversar en un programa de radio, ok? Besos.

Anónimo dijo...

Creo que te faltó una parte en tu análisis sobre los hombres. No pasaron de "sostener" (en cualquiera de sus acepciones) a la mujer a ser metrosexuales o más atentos a su propia mirada de si mismos. Hay un tipo de hombre que ama, desea y planifica pero está obstaculizado para plasmar en la realidad aquello que siente y piensa. No todos los hombres son iguales. Ni machos, ni metrosexuales, ni metroemocionales.

Ricardo Fasseri dijo...

Anónimo, no he dicho que pasaron de "sostener" a ser metrosexuales. Hablo de un cambio evidente. Tampoco generalizo, aunque un poco sí porque sino sería imposible hablar de fenómenos sociales.
Me gustaría que me aclares a qué te referís con un tipo de hombre que "se ve obstaculizado para plasmar aquello que siente y piensa". Qué relación le ves con la "crisis del hombre" tradicional? Qué es lo que querés decir con esa frase?. Saludos, gracias.

Mariní dijo...

...es cierto! ...yo también quiero saber -anónimo- que es lo que les ´obstaculiza´ el camino!

saludos

Ricardo Fasseri dijo...

La verdad que me encanta que me siguen dejando mensajes en post antiguos. Está muy bueno!

Mariní, esperemos que cuente el "Anónimo", sino contame vos qué temas de lo masculino puede interesar y si me dá doy al menos mi opinión personal al respecto. Total ya estoy jugado... ja. Beso.

Miloseva dijo...

Bien, Miralunas! Ojalá los míos un día digan lo mismo! Porque saben qué? El 50% de un hombre lo hace una madre. El 50% de los "Tiranosaurus" son alimentados por ellas. Por qué, entonces, las madres de varones no les enseñan a lavar su calzoncillo, poner la mesa, mirarse al espejo y ser coquetos; bailar, ser seductores, contar qué les duele...Por qué las mujeres madres que se quejan del machismo repiten aún que " los hombres son duros, que no lloran"? Vivir nuestro Ser, cuidar, llorar, sentir y decir; seducir, disfrutar, amar, dar placer y tenerlo; putear, ser duro, pelear es cosa de todos los que quieran Ser lo que Son. Buen comentario, Ri, para que "comentemos".

Ricardo Fasseri dijo...

Bueno comentario Miloseva!