sábado, 10 de julio de 2010

HACÉ LO QUE QUIERAS...

}
Podés hacer lo que quieras.

Podés embarazar una mujer y dejarla al día siguiente, porque te gustó más otra que pasó por la esquina.

Podés cultivar una relación de amor con códigos, y romperlos tan rápido como el aleteo de un colibrí.

Podés tener poder y despedir a tú empleada sólo porque no quiere hacer el “amor” con vos. Y la indemnización? Se la pagás si querés…

Podés reclamar justicia en los tribunales, ó hacer justicia por mano propia mandando a matar por unos pesos.

Podés armar una sociedad anónima para nunca responder por lo que hagas.

Podés violar todos los valores que quieras. Y los demás? Los demás que tengan algún interés en vos no les interesará, mirarán hacia el costado y hasta te adularán.

Podés transgredir todas las normas, pero si te va bien a nadie le interesará lo que hiciste.

Podés hacer lo que quieras, incluso, si tenés la suerte de ser religioso hasta llegar a “limpiar” tus penas y seguir.

Siempre manteniendo la imágen y estructura que son indispensables para continuar haciendo lo que quieras.

El tema es no caerse... Si lo lográs, todo vale.

Dostoievsky decía “si Dios ha muerto, todo está permitido”.

Son tiempos “líquidos” donde como dice Jorge Dotti en la “Tiranía de los valores” si todo vale, entonces vale todo.

Pero hay gente que no sabe bien por qué tomó la decisión de tratar de ser cada día menos “líquida”, más consistente...

No hay concepto moral, valores, religión, reencarnación ni temor que los impulse. Lo sienten así y les resulta inevitable.

Brindo por esa gente que sin hacer demasiada "bandera", aceptando que se equivocó y equivoca, que hizo mal y tal vez seguirá haciéndolo cada vez menos. Y que desde la humildad de esa postura y del sentimiento que no le queda otra que ser como es, está jugada por ser más consistente en la vida.

Hay mucho por sufrir, por recorrer en ese camino elegido.

No esperan ningún aplauso, lo hacen porque están llenos de agua pero no pueden ni quieren seguir siendo "líquidos" toda vida.
-
No hay dónde llegar, pero el camino hacia la consistencia les resulta ya inevitable.

Mientras tanto vos...
Si vos!
-
Vos hacé lo que quieras, todo vale...


Imágen Google.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

es tan así.... tan simple y completo lo escribiste, que me hiciste llorar... o será ese estado que te da la aceptación, sin más.
gracias
Silvia

Santiago dijo...

Ups! me impactó, conmovió,no se cómo decirte... Abrazo

monica dijo...

excelente !!!!!

Ricardo Fasseri dijo...

A mi me conmovió leerte Silvia, porque lo escribí en ese mismo estado. Me alegra que lo hayas recibido en el mismo lugar. Abrazo.

Anónimo dijo...

la aceptación...ergo,la vida...el impulso, las ganas...y el que no puede y no pide ayuda... no podrá, será imconsistente, como vos decís....y de ahí se generan muchas cosas oscuras, la contraparte humana que tan bien describis.
abrazo para vos tbién
Silvia

Charo dijo...

Fuerte, muy fuerte! Gracias!

Javier dijo...

Me impactó, me dejó pensando..

Monica dijo...

No se puede cargar toda la vida haciendo lo que queres a cualquier precio.......Sencillamente no se puede...O si ?????
Yo no podria.....me evaporaria en un segundo......
Besazo enorme
( aunque no la veamos, Moni siempre esta......)

Ricardo Fasseri dijo...

Y sí, se evaporan y quedan hechas "estatuas de sal"... Beso Monic, que bueno que siempre estés, será parte de la consistencia?...

Mariclo dijo...

"..el camino hacia la consistencia les resulta inevitable"..esa es la frase que me dió la impresión de la profundidad de tu exposición..no puede mas que ser bien consistente quien expresa algo asi..

delivery post-crucifixión dijo...

"Todo está permitido...", menos ser feliz.

Abrazo!

Ricardo Fasseri dijo...

Gracias a todos los que comentan con tanta empatía, y en especial un beso a Maricló que creo, es una argentina que vive hace tiempo en Italia y lee el blog desde allá.

Anónimo dijo...

También podés besar flores y embellecer el mundo. Chaucinho, Adri O.

Maxi dijo...

Bellas palabras, Ric, para describir a la gente que comparte sintonía, y que el resto, e incluso los que nos sentimos adentro de los que cada día intentamos ser más sólidos, sigan haciendo lo que quieran.
Me gustó mucho cómo lo expresaste.
Abrazo.

Ricardo Fasseri dijo...

Gracias Adriana y Maxi por la empatía y tan lindas palabras para algo tan duro. Abrazo.