viernes, 3 de septiembre de 2010

DETRAS DE JORGE DREXLER

-



Dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. Yo diría entonces que detrás de Jorge Drexler está Leonor Watling, y no es poca cosa.

Es muy difícil desvincular la obra del artista de sus vivencias personales, en el caso de Drexler mucho más aún.

Su disco anterior “Doce segundos de oscuridad” está signado por su separación. Teñido de dolor y sabiduría.

Es un artista de lo simple. De aceptar todos los estados de la vida y expresarlos de la forma más sabia y sensible posible. Para eso, en aquella época volvió de España a su tierra natal –Uruguay-. Más precisamente a sus lugares familiares y donde más se inspiró en su vida, La Paloma y Cabo Polonio.

Los "doce segundos de oscuridad" no hacen más que recordarnos que no siempre son los momentos de “luz” los que mejor nos guían. Que en los intervalos "oscuros" hasta se puede avisorar la silueta de esa “ciudad” a la que uno quiere ir mientras se encuentra perdido. La luz –en este caso representada por la del Faro del Cabo- paradójicamente muchas veces encandila, deforma la realidad y no deja ver.

El nuevo álbum que viene a presentar en los próximos días en la Argentina -“Amar la trama”- está enmarcado en una situación totalmente diferente a la del disco anterior. Y se siente, se percibe al escucharlo.


Su casamiento con la española Leonor Watling, que dicho sea de paso no sólo fue tapa de la revista Man por sus sensualidad sino también por su consagración como gran actríz de cine ("Habla con ella", "Los Crímenes de Oxford", etc), sin dudas ha influenciado su nueva obra, tanto como su vida en el barrio madrileño de Chueca.


En todo el disco se percibe la energía que le genera esta nueva situación, y el nacimiento de un hijo producto de ese amor (Lucas), al cual le dedica el tema “Noctiluca”. Tema que vale la pena leer la letra detenidamente porque además de conmovedora, es un puente entre ambos discos, ya que hace mención a aquellos momentos de oscuridad como contraste. De su paso personal de la oscuridad a la luz...

En definitiva, con este nuevo album Drexler no sólo confirma la frase con la que empecé esta entrada, sino también otra de Osho que dice que la mujer es un “estanque de energía” para el hombre, y él su dirección. Uno sin el otro no funcionan bien.

Como sea me alegro por Drexler. Porque es un músico excelente, porque sus letras reflejan con simpleza, sensibilidad y una sabiduría conmovedora todos los estados que atraviesa una persona auténtica, lejos de una impostura negadora ó maníaca de la realidad.

Todo esto hace que este músico convoque a mucha “gente linda de cabeza”, con la que seguramente me encontraré en alguno de los tres shows que dará el 17, 18 y 19 en el Gran Rex de Bs. As.

Bienvenido Jorge Drexler! y con él a todos los que se arriesgan, como dice uno de sus temas, a "Amar la trama más que el descenlace"...

5 comentarios:

Mai Puvin dijo...

Qué linda entrada, Ricardo. Conozco a Drexler, adoro su música pero había detalles que no conocía... suelo no conocer la vida de los artistas, me llegan o no y ahí me quedo.

Gracias.

Un abrazo.

Dany dijo...

Qué buen post Richard! Qué buena info, me dá ganas de viajar a baires a verlo. Sabés si quedan entradas? Abrazo.

Poli dijo...

Qué lindo que JD pase por Baires!!! Disfruten. Yo iría pero...será alguna otra vez. :D

Yanina dijo...

Qué lindas cosas que decis sobre Drexler!
me encanta la perona que percibo que es a través de sus canciones,
me pasa igual con vos y lo que escribis,
lamentablemente voy a estar en Bsas una semana antes del recital y me lo pierdo...
así que esperaré ansiosa tu post sobre el!

Eduardo dijo...

La actuación de Waitling en la peli de Almodóvar "Ella habla" es genial. Buena combinación con Drexler. Saludos.