miércoles, 27 de octubre de 2010

LA MUERTE DE KIRCHNER CON PERSPECTIVA HISTORICA

-

Personalmente me cuesta hablar de los muertos y de la muerte más allá de las personas, pero ahora en realidad hablaré más de la política y de la Argentina. De la muerte del ex presidente, pero desde una perspectiva histórica.

Creo que el fragor del presente nos ha hecho olvidar que el gobierno de Kirchner, al cual incluyo el actual, nunca dejó de ser un gobierno "post-revolucionario"
.

Pasó tanto tiempo en términos personales y tan poco en términos históricos, que nos hemos olvidado que hace apenas 9 años la Argentina estaba al borde de la desintegración social.
-
Que tuvimos varios presidentes en pocos meses, que la gente se mataba en la Plaza de Mayo, y que uno de los actuales y mayores opositores al gobierno –me refiero a Duhalde- fue también quien promovió este proyecto político basado fundamentalmente en la pesificación asimétrica, la devaluación y el intervencionismo estatal.

Salidos ya de una crisis que amenazaba convertir a la Argentina en Afganistán, las expectativas aumentaron rápidamente y casi todos olvidamos su génesis. Olvidamos que muchos no sólo no creían ni en Menem, ni en De la Rua, ni en Kirchner, sino que pedían “Que se vayan todos”…

Que nació como un gobierno débil, con tan sólo el 22% de los votos -ante la negativa de Menem de ir al ballotage- y que terminó, como pudo, armando la base de Poder necesaria para gobernar un país tan presidencialista como el nuestro.

Nunca se podrá dejar de analizar este proceso histórico si olvidamos cómo nació.

Es cierto que una gran visión de estadísta podría haber convertido el viaje de “escape” en uno de placer y crecimiento apenas se pasó la tormenta, pero fue tan fuerte aquel 2001 que dejó una marca indeleble en todos los que de allí partieron.

Bajo ese contexto, creo que la responsabilidad de no poder cambiar el paradigma político no es sólo del proyecto del ex presidente, sino también de la oposición.

Argentina vive un momento favorable por cuestiones que tienen más que ver con un contexto mundial que por méritos propios, pero tiene la enorme carga de no haber podido dar continuidad a un proceso luego de atravesada la tormenta.

Podemos tener una nueva vida como país, pero no tenemos ideas, partidos, ni personalidades en actividad política con capacidad y visión suficiente como para encararlas.

De allí que el Gobierno y el proyecto del ex presidente hayan tenido más sus ojos en la “nuca” que en la cara, y que la oposición tenga una vida más funcional al gobierno ó sus eventuales candidatos que dar continuidad a un proceso que debería entrar en la etapa de paz y crecimiento futuro.

No se puede ver la vida de una persona ni de un país de otra forma que no sea como un proceso. Un proceso en que la Argentina ni sus dirigentes, han logrado salir del "sindrome post-traumático" del 2001.

Hay una vacío enorme en cuanto a "proyección" más allá del desastre. Salimos de él y nadie está en condiciones de proponer coherentemente algo superador.

Haberle pedido al difunto ex presidente haber encabezado también ese proceso, es tan utópico como las mismas utopías que la oposición critica.

El cambio de paradigmas en que vivimos y del cual hablaré en futuros posts, creo que dará en poco tiempo una alternativa nueva y diferente.

Una alternativa que tenga más pretensiones y perspectivas de futuro que aquellas que tiñeron la salida del trágico 2001. Pero será sin perder de vista de dónde venimos, quienes fueron sus protagonistas, en dónde estamos, quienes somos, y fundamentalmente, hacia dónde y cómo queremos ir…


La foto es de Google.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Hizo lo que pudo,en un momento difícil,pero hizo!
Le estoy muy agradecida...me conmovió mucho la noticia,por él y por su mujer.
Lo consideraba y la considero,dos seres amorosos.
Espero propuestas que achiquen un poco,tan solo un poco,la brecha entre los que más tienen y menos tienen,sería un principio para la PAZ,esa brecha genera mucha violencia y resentimiento.
Besos
Karina Amaya

delivery post-crucifixión dijo...

Comparto en gran parte lo que decís y el espiritu conciliador de este posteo. Creo que debemos ir aprendiendo de nuestro pasado para pensar un país venturoso en un próximo futuro.

Un abrazo!
R.P.

Azul dijo...

A mi no me gusta nada este gobierno. Espero que se termine pronto, pero lo que decís es totalmente cierto. Lo que no entiendo es por qué no se fueron ó los cambiamos con el voto luego de que salimos de la "tormenta". Tb está bueno recordar lo que contás, no vaya a ser que volvamos a votar a gente que parece diferente pero en realidad son del pasado. Saludos.

delivery post-crucifixión dijo...

No fue Kennedy, pero tampoco Stalin. Reconozcamos el justo medio, sepamos distinguir racionalmente y no nos dejemos llevar por pasiones tormentosas que alteran nuestro juicio sobre la realidad.

Repito, muy buen posteo. Más proveniendo de un liberal como vos. Te felicito, todo un ejemplo!!

Un abrazo!

R.P.

Anónimo dijo...

Hey, I can't view your site properly within Opera, I actually hope you look into fixing this.

Santiago dijo...

Exclente tu post Ricardo! quise dejar comentario durante el día y no podía, espero poder hacerlo ahora. Saludos.

Ricardo Fasseri dijo...

Santiago, no tengo idea si hubo algún problema porque no estuve conectado. Pero parece que hubo algún inconveniente porque recibí mensajes por mail y muchos repetidos. Tal vez la red estuvo recargada. Gracias.

Anónimo: I don't know what happened that you cant view the site within Opera. If anybody know please tell me. Thanks and sorry.

PABLO FRANKO dijo...

Espero que entendamos que nuestro país es como un gran barco en el que vamos todos... Podemos corregir el rumbo, atravesar tormentas, buscar mares calmos, detenernos en algún puerto... Lo que no podemos es hacer agujeros en el casco, porque si no nos vamos todos al fondo del océano. Espero que haya claridad y nobleza de todos los sectores en estos tiempos que siguen. Tengo una profunda tristeza en el día de hoy, enorme porque entre otras cosas una mujer que casualmente hoy es nuestra presidenta ha perdido a su compañero de toda una vida y mañana tendrá que tener el ánimo para volver a gobernar. Serán tiempos para ayudar a mantener el timón y no para miserables motines. Espero lucidez nobleza y claridad para todos nosotros tengan la bandera que tengan. Un abrazo Ricardo. Leí a diferentes horas tu blog y siempre me despertó una sensación distinta.

Anónimo dijo...

Me parece que no elegiste de casualidad esta foto, temés algún buitre? kiki

incal dijo...

Es sabido que no siempre los presidentes están a la altura que exigen las circunstancias, pero el pueblo argentino va aprendiendo a encontrar su rumbo ,parte de ese proceso lo compartió con un hombre que hoy muere y deja su huella.

Estoy de acuerdo con tus palabras cuando decis:

" No se puede ver la vida de una persona ni de un país de otra forma que no sea como un proceso."
"Haberle pedido al difunto ex presidente haber encabezado también ese proceso, es tan utópico como las mismas utopías que la oposición critica."

Saludos.
Luis

Kary dijo...

Es cierto lo que dice R.P del post Ricardo,se sintió el espíritu conciliador...cuestión que comparto y comparten muchos de los argentinos,eso es lo que se respiró en el día de ayer,así como también nos unimos para apoyar a nuestra presidenta, que perdió a su compañero de lucha,en todo sentido.

Ricardo Fasseri dijo...

Dely, es que no se puede criticar a la crítica criticando. No se puede cuestionar la crispación desde la provocación. Entiendo entonces que sólo nos queda ser consecuentes con uno mismo, y a mi me gusta el sentido crítico constructivo y a la crispación la dejo pasar ú ofrezco mi actitud conciliadora. A pesar, como bien decís, de que tengo una postura política diferente al gobierno y muy clara en sí misma, pero no le tengo bronca a nadie por pensar ó actuar distinto a mí. Abrazo.

delivery post-crucifixión dijo...

Hola Ricardo; ¿podría linkear tu blog y también agregar tu comentario en mi blog?

Comentame, please.

Abrazo!

Ricardo Fasseri dijo...

No hay problemas Dely, abrazo.

miralunas dijo...

amen!

abrazo, Ricardo

Javier dijo...

Me parece muy interesante que recuerdes que el proyecto K estuvo impulsado por Duhalde, así como en su momento fue Menem. Digo esto porque ahora se presenta como la alternativa peronista opositora. Viene bien de vez en cuando tener una mirada con perspectiva como la que tenés en este post. Abrazo.

MAGAH dijo...

Bien!
Siempre vale la pena leerte!

delivery post-crucifixión dijo...

Cuando puedas, pasate por mi blog.

Un abrazo!
R.P.

Ricardo Fasseri dijo...

Dely, me alegra que compartas la visión sobre este tema y ya paso por tú blog. Aclaro solo una cuestión terminológica, las definiciones de liberal, derecha, izquierda, me parecen que no son representativas porque las usa cualquiera para cualquier cosa y genera malentendido, por lo que diría que en realidad comparto las ideas de la libertad. Abrazo y gracias.