jueves, 11 de noviembre de 2010

EL MALENTENDIDO POLITICO: Cavallo no era liberal.

-
.




Tengo respeto intelectual por Domingo Cavallo por su formación profesional, sin embargo, nunca entendí el motivo por el cual lo llamaban “liberal”, al igual que los períodos durante los cuales gobernó.

Carezco de suficiente información como para referirme al período durante el cual fue presidente del Banco Central, donde a pesar de su negativa, se afirmaba que había estatizado deuda privada, antecedente que de ser cierto no tendría nada de liberal.

De lo que sí puedo escribir es sobre su pasado más cercano como Ministro de Economía de los ex presidentes Carlos Menem y Fernando de la Rua.

Durante esos dos Gobiernos adoptó medidas trascendentes que poco tienen que ver con las ideas de la libertad.

Entre ellas destacaría la propia “Ley de Convertibilidad”, eje mismo de su política de gobierno y de su reiteradas llegadas al Poder bajo gobiernos de diferente signo político.

Dicha ley tenía como eje central la convertibilidad del peso. Es decir, se trataba de una Ley que establecía un tipo de cambio fijo, diciendo cuánto debía valer el peso argentino.

Establecer por ley el valor de cualquier bien me parece erróneo además de inviable. Pero cuando se trata del valor de la moneda me parece lo más lejano al liberalismo.

Es cierto que ya para entonces no existía ningún país en el mundo que tenga un tipo de cambio totalmente libre. Mucho menos ahora, cuando mundialmente se especula con las variables cambiarias. Pero ni ahora ni antes esta postura tuvo algo que ver con las ideas de la libertad.

.
De hecho, el mercado libre actual está reaccionando huyendo de las monedas y refugiando valores en el oro, es decir, volviendo indirectamente al sistema clásico del “patrón oro”.

Otro aspecto que considero decisivo a la hora de no ver a Cavallo como un liberal fue su gestión durante el gobierno de la Alianza.

En ese período, ante la crisis financiera del país dictó una de las medidas más contrarias a libertad económica imaginadas como fue “el corralito”.

Es cierto que hay que distinguir lo que fue la bancarización obligatoria que implicaba el “corralito” del “corralón” que decretó el ex presidente Duhalde, donde directamente se confiscaron depósitos. Pero no es menos cierto que hasta el propio corralito fue una de la medidas de intervencionismo estatal más indeseables que se puede tomar en materia económica.

No hace mucho le envié un mail al ex Ministro preguntándole por ambos temas. Por qué se consideraba liberal cuando había intentado fijar el tipo de cambio por ley y decretado la “bancarización obligatoria” con el fin de salvar sólo a algunos bancos en desmedro de todo el sistema.


Esta última medida, en contraposición con la solución liberal tomada por ejemplo, por Uruguay, de dejar caer a los bancos con problemas, saliendo fortalecido el resto del sistema financiero que respondió sin inconvenientes.

En términos generales diría que me expresó que acudió a la Ley de Convertibilidad porque creía que era la única manera de encausar un proceso inflacionario anterior cuyas expectativas eran tan negativas que no había otra forma de revertirlas que no fuera mediante el reaseguro de una Ley.

Por otro lado, en lo referente a extender a todo el sistema bancario las normas que en principio estaban dirigidas a algunos bancos con problemas, me explicó que si no lo hacía, tarde ó temprano todos los bancos caerían por efecto dominó y en forma caótica.

Entendí perfectamente lo que intentó explicarme. Pero aún sigo preguntándome: ¿Qué tiene que ver el liberalismo con eso?...


-
La foto es de Google.

3 comentarios:

sonoio dijo...

bueno
corría el año 1982 y cavallo en un acto de solidaridad, estatiza las deudas de empresas como arcor y techint entre otras... siguiendo la escuela de don álvaro, otor supuesto liberal con jubilación del estado, aunque hoy la esposa cobre pensión



saludos

pd
no respeto nada a gente
a la que podría acusarse de traidores a la patria


más saludos

Martín dijo...

Excelente tú artículo Ricardo! es un placer leerte cuando escribís de política más allá de lo que personalmente piense al respecto. Saludos

delivery post-crucifixión dijo...

De acuerdo, ¿pero cuántos de los llamados "liberales" argentinos lo miraban con buena cara? Creo que muchos, y no percibo un "mea culpa".

Buen posteo, vale para ir aclarando ideas.

Abrazo!
R.P.