jueves, 20 de enero de 2011

VIOLENCIA DE GÉNERO: de cuál?...

.


.
.


-
Cuando hablamos de “violencia de género”, inmediatamente lo asociamos con el rostro de una mujer golpeada por un hombre. Un ser violento, animal, abominable y una pobre mujer víctima que nada tiene ni tuvo que ver con el episodio.

Es probable que así sea, aunque muchas veces es la relación enferma la que se basa en la violencia, donde cada una de las partes que la conforman actúan su rol.

Pero en realidad, con la idea de desmitificar el término ó al menos dotarlo de lo que para mí es su real y actual contenido, lo dicho no es lo que más me interesa.

Lo que realmente me importa contarles es que en la actualidad me parece al menos injusto e irreal reducir la “violencia de género” a la situación antes descripta, donde la mujer es siempre la víctima de la violencia y superioridad física del hombre.

Creo que la violencia no tiene género, ni como parte activa ni pasiva.

Lógicamente cuando el hombre golpea acudirá a su parte más fuerte para hacerlo que normalmente será la fuerza, y de esos golpes es difícil que no queden marcas evidentes y fácilmente comprobables. Pero qué pasa cuando es la mujer la que golpea? Acaso no creen ustedes que la mujer también golpea?...

Claro que cuando ésta lo hace no suele utilizar la fuerza física como instrumento, ya que no es su parte fuerte, y por lo tanto, tampoco suele dejar marcas físicas evidentes, pero golpear también golpean.

Las formas son otras. Tienen más que ver con sus propias características de género como la sutileza, la palabra, la manipulación, el afecto, las emociones.

Pero ¿por qué no es reconocido que los hombres son también golpeados por las mujeres?. Más allá de la falta de evidencias físicas comentadas, encuentran en el propio hombre el mejor aliado: el silencio.

A un hombre le cuesta mucho más reconocer que fue "golpeado". Más aún cuando no hay evidencias físicas, aunque las emocionales ó psicologías puedan ser más graves aún.

Difícil cuando no hay ámbitos de contención ni reconocimiento público de que esto sucede.

Cuando se sabe de antemano que en ningún lado se tomaría en serio esta situación. Simplemente porque por la “fuerza física” -se ha dicho también- los hombres son el “sexo fuerte”.

¿Acaso los humanos nos seguimos definiendo por la fuerza? Acaso sólo se puede lastimar con la violencia física?

Muchas preguntas a las que intento dar algunas respuestas, porque sobre todo creo necesario instalar el tema.

Los hombres son también golpeados. Con diferentes métodos y consecuencias que las mujeres, pero también lo son. Y la situación puede que sea aún más grave porque normalmente el golpe queda encerrado en la psiquis del hombre, que no se anima ó ni siquiera puede expresarlo.

Lugar oscuro, cerrado, donde al no poder exteriorizar el dolor se acrecienta y puede llegar a generar un daño aún mayor que el meramente físico.
.
Ya no hay dudas, la "violencia de género" es violencia y esta puede provenir de cualquiera de los dos.
.
.
.
La foto es de Robert Mupplethorp.

7 comentarios:

claudia dijo...

Lo que dices es un poco "políticamente incorrecto" pero sí, siempre me ha parecido que se puede hacer mucho daño sin pegar a nadie.
Lo que hay son relaciones enfermas, porqué si no, una mujer aguanta tanto tiempo a un hombre que la maltrata.
La violencia psicológica es bastante difícil de demostrar y se nos escapa de las manos, pero "haberla hayla" y muy dañina.
También es cierto que el hombre que maltrata físicamente también lo suele hacer psicológicamente.

Romi Moss dijo...

El maltrato verval se da en los dos géneros y en todas las edades.
Lo triste de esto es que el maltrato recibido desde muy temprama edad marca para toda la vida, y que inusual es que un niño demuestre lo que padece, no ????

Joaquín dijo...

Que algunas mujeres son tan o más violentas con el otro género me parece que no descubriste nada nuevo, lo bueno es que se te hayas animado a ponerlo tan bien en palabras. Te felicito!

MAGAH dijo...

En cuanto los hombres comiencen a hablar de esto y se reconozcan como "golpeados" cuando hablen de cuestiones de género, y se ocupen, ya no se seguirá pensando solo en las mujeres.

La palabra género debe dejar de ser un significante femenino.

miralunas dijo...

pequeño tema, mi estimado!
le ha llevado a usté una "larga página" enunciar esta queja con voz de varón; y pretende que las que tenemos algo para decir lo hagamos en estos renglones?
je! podría yo darme por habilitada para plantear una cuestión de género!

saludos!

Ricardo Fasseri dijo...

Sí Claudia, mucho de lo que escribo es "políticamente incorrecto" como bien decís, sobre todo viniendo de un hombre. Pero cuando escribo de política tb me sucede lo mismo. Debo ser entonces un persona "políticamente incorrecta"... lo cual me trae algunos inconvenientes pero así soy. Beso.

Ricardo Fasseri dijo...

Claro Miralunas, siempre está habilitada! si hasta imagina renglones! ja Beso.