jueves, 24 de febrero de 2011

LOS CHICOS CRECEN, LOS PAISES TAMBIÉN.

-


.


Todos los procesos revolucionarios tienen ó tuvieron una razón de ser. Están teñidos de ideales, de búsqueda de justicia, cambio y libertad.

El problema, en todos los casos, es que luego de concretado el fin, sus líderes se han visto tentados en permanecer en el Poder, y como dijo Montesquieu “la tendencia del Poder es la de volverse despótico, sólo el Poder puede frenar al Poder”.

Cuando hizo esa afirmación, no estaba hablando de otra cosa que de la “División de Poderes”, del control del Poder Ejecutivo por los otros Poderes del mismo Estado.

No trataba en su postura de debilitar al Poder, sino que tenga límites, que sea controlado por el poder ciudadano.

Casi todas las revoluciones fueron heroicas. Casi todos sus líderes héroes. El error es haber creído que eran salvadores de sus pueblos para toda la vida. Que eran dioses ó sus padres. Nadie que permanece más de 30 años en el Poder puede desconocer esa condición.
.
El problema es que un día, tal como sucede con los humanos, los hijos crecen y deben psicológicamente (no físicamente) “matar” al padre para seguir creciendo.

Como dije en otros posts, puede haber y hay, sistemas de creencias y administración diversos en todo el mundo que conviven, pero todos, finalmente, tienden ó tenderán a la libertad basada en la responsabilidad individual.
.
No hay otro camino, por suerte!...

4 comentarios:

claudia dijo...

Si todos fuéramos más adultos, lo tendríamos más fácil.

Santiago dijo...

No crees que crees que después de que se vayan estos dictadores puede haber un gran caos? Sabrán vivir en libertad? Abrazo

Ricardo Fasseri dijo...

Nadie dijo que el crecimiento no implique caos y despelote, pero acaso hay otra forma de crecer? se puede aprender a vivir en libertad sin luchar por ella? sin atravesar esos despelotes? Las dictaduras no son acaso una postergación? Abrazo
Y sí Claudia, crecer tiene muchas cosas buenas. Por suerte siempre lo estamos haciendo. Beso

miralunas dijo...

interesantísima entrada, bonito!

mis saludos!