lunes, 21 de febrero de 2011

TRABAR IMPORTACIONES CUESTA CARO

.


,



Argentina está “trabando” importaciones en varios rubros y con varios países. La primer medida fue con los autos importados de lujo. Y ahora, con un país vecino y socio del MERCOSUR como Uruguay.

Creo que “trabar” importaciones es no comprender el funcionamiento del comercio internacional.

Es cierto que todos los países tienen políticas arancelarias, que incluso forman parte de una política de Estado, pero las decisiones “espasmódicas” y que no forman parte de una política general del comercio internacional puede que nos de más para perder que para ganar.

En el caso de la prohibición de importar automóviles de lujo, en realidad lo que hizo es producir un aumento del precio de los ya existentes en el país y de los usados. Ningún beneficio concreto trajo puesto que quien compra ese segmento de autos no tiene reemplazo en el mercado local, el cual además, tiene su capacidad de oferta casi agotada y traslada exceso de demanda a inflación.

Por otro lado, trabar importaciones desde Uruguay -un país que además de ser vecino y socio del MERCOSUR, tiene un dólar al menos 40% más barato que la Argentina- demuestra varias cosas más.

En primer lugar, es falso que para exportar sea imprescindible un dólar alto como muchos creen en la Argentina.

Sostener esa postura implica directa ó indirectamente estar devaluando permanentemente, lo cual a su vez determina una permanente pérdida del poder adquisitivo de los salarios, que lógicamente, se traduce en inflación.

Por otro lado, cuando uno comienza “trabar” importaciones en forma antojadiza y sin ser parte de una política de Estado previsible, lo que hace es perder confianza internacional y perjudicar el intercambio de bienes y servicios que hacen al crecimiento de cualquier país.

Por último, nos estamos olvidando que bajo un proceso inflacionario como el que está viviendo la Argentina, las importaciones pueden ser una de las formas de mercado de controlar la suba de precios internos.
.


La imágen es de Google.

No hay comentarios: