martes, 29 de marzo de 2011

Cuando el cuerpo habla

.

.



.

El resfrío se agudiza cuando el cuerpo no llora.

El dolor de garganta obstruye cuando no es posible comunicar las aflicciones.

El estómago arde cuando las broncas no consiguen salir.

La diabetes invade cuando la soledad duele.

El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta.

El dolor de cabeza oprime cuando las dudas aumentan.

El ciático se pinza cuando la tristeza y la indecisión no se resuelven.

El corazón desiste cuando el sentido de la vida parece terminar.

La alergia aparece cuando el perfeccionismo se vuelve intolerable.

Las uñas se quiebran cuando las defensas se ven amenazadas.

El pecho se comprime cuando el orgullo esclaviza.

El corazón se infarta cuando sobreviene la ingratitud.

La presión sube cuando el miedo aprisiona.

Las neurosis paralizan cuando “el niño interno” tiraniza.

La fiebre quema cuando las defensas ya no sostienen las fronteras de la inmunidad.
.
.
La pintura: Toulouse Lautrec por Cris Acqua.

7 comentarios:

Yanina dijo...

Que necesario y sanador es para las personas poder comunicarse, manifestarse, expresarse,
Vos, desde tu blog, incentivas la expresiòn,
si bien no es "face to face" es muy vàlida tambièn!
cariños.
Y.

MAGAH dijo...

.“El camino de la enfermedad”, hay un libro que se llama así, y habla de alguna manera de como elegimos nuestras enfermedades.

En algunas personas, parece que se pudiera ver de que van a sufrir en el cuerpo.

No me miro por las dudas, no me gusta eso de la profecía autocumplida. Que la enfermedad, o la afección, como la vida, también me sorprenda, en lo posible dormida para irme sin darme cuenta.

claudia dijo...

Esto es muy revelador!

claudia dijo...

Deberíamos ponerlo en la puerta del consultorio médico.

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Ricardo, cuanta verdad! asusta un poco eso sí.La enfermedad del cuerpo y del alma se está adueñando de la sociedad.Saludos y felicidades, me enteré de tu cumpleaños. Carmen

miralunas dijo...

El corazón desiste cuando el sentido de la vida parece terminar; eso parece ser la sìntesis.
què buena entrada!

abrazo

Ricardo Fasseri dijo...

Gracias Yanina, gracias a todos por los comentarios, muy interesantes. Besos.