jueves, 31 de marzo de 2011

Loza fina

.

.



Tenía la piel blanca, tersa, suave. Sus rasgos eran armónicos como su tonada provinciana y las melodías que sabía tocar con su guitarra. En un momento sentí que era una mujer de porcelana, de "loza fina".


Mi habitual asociación entre la realidad y la música, me hizo recordar este tema de Djavan que justamente se llama de esa forma, el cual se lo dediqué. Le gustó, lo tocó con su instrumento. Pero como era inteligente e intuitiva, me preguntó si la sentía "fría". Fría como loza fina...


No la percibía de esa forma. Para entonces no la conocía lo suficiente. . Tal vez mi libre asociación con la música era más amplia de lo que yo mismo creía.


Tal vez ella se conocía mejor que yo...

6 comentarios:

MAGAH dijo...

Posiblemente...

miralunas dijo...

ah, pero.... y su cuerpo habló?

Ricardo Fasseri dijo...

Sabia su pregunta. Usted sabe que la temperatura del cuerpo no siempre coincide con la del "corazón", y ésta última lleva tiempo medirla. Se quedará sin final Miralunas, a veces ni el guionista lo conoce.

Silvina dijo...

Lindo lo que escribiste, la canción es hermosa, la loza no tiene por qué ser fria, puede ser tb cálida si le dan calor, si se deja, ó puede también ser muy rígida. Se la puede asociar con muchas cosas, lindo asociarlo con esa música.

Santiago dijo...

De dónde sacáste este tema! Hace años que no lo escuchaba. Ta wueno!

Ricardo Fasseri dijo...

Lindos comentarios! gracias.