martes, 22 de marzo de 2011

¿Sobran mujeres?

.

.
.


.
“Sobran mujeres”! Es una afirmación, casi exclamación que suelo escuchar entre algunas de mis amigas. Un comentario que años atrás también solía escuchar en Brasil, donde las estadísticas le daban claramente la razón.

No se cómo será en otras partes del mundo, pero en la Argentina me pregunto si realmente “sobran” mujeres en relación con los hombres.

Las estadísticas no acompañan mucho esta postura, mucho menos en los grandes centros urbanos, pero la afirmación no obstante se oye cada vez más, y desde la simple observación, pareciera que tuviera razón.

Cada vez que concurro algún taller, curso, actividad, la mayoría son mujeres.

Más aún cuando se trata de aprender, expresar, participar, allí esa mayoría virtual parece más concreta que nunca.

Pero es porque son mayoría? Porque realmente “sobran”?

Para mí lo que sucede es que la mujer está en una fase de expansión, intentando conectarse bien con ella misma y con los demás, con aprovechar todas las oportunidades que existen para crecer, lo que hace que salgan más, que se las vea más, que participen más, que se expongan más, que finalmente parezcan más!

Mientras tanto, los hombres estamos en una fase más básica, retraída, prejuiciosa, donde nos cuesta más salir para afuera en búsqueda de un crecimiento personal que vaya más allá del laboral ó económico.

Por eso no sólo no creo que sobren mujeres, sino que esa aparente mayoría participativa es sinónimo de presencia, de mayor búsqueda, mayor conexión con el deseo. Es un verdadero avance, crecimiento del género femenino, que tal vez no necesariamente las ayude en lo amoroso, tal vez incluso las complique, pero sobrar?

Sobrar no sobran!
.
.
La pintura es de Toulouse Lautrec.

6 comentarios:

MAGAH dijo...

Es verdad, no sobramos, porque hacemos falta. El equilibrio natural de todas las cosas nos va poniendo en el lugar necesario.
Tengo la misma mirada, por todos lados veo mujeres, me da la sensación que somos como un gran ejercito de hormigas silenciosas, o no tanto, andando, construyendo. Cuando eso me pasa, incluso en un lugar de vacaciones y justamente en Brasil, me pregunto dnde están los hombre´?, què estàn haciendo que ni siquiera pueden juntarse para irse unos días a disfrutar con amigos, en grupo, con lo que eso significa de placentero.
Acuerdo con tu entrada.
Los imagino a ellos, espiando, viendo desde algùn lugar de resguardo como el mapa genérico se va modificando y preparándose para volver a salir. Son necesarios por lo cual ese equilibrio del que hablaba al principio tambièn va a volver a ponerlos donde se necesitan, ya sin tanto mandato cultural.

Abrazo...me gustan los decantes de charlas plasmados en tu blog!!

Silvina dijo...

Yo también siento que somos mayoría. Me gusta tu enfoque, pone algo que a veces siento como un peso en algo positivo. Beso.

claudia dijo...

Sorprendentemente el otro día asistí a un curso en el que era la única mujer entre diez hombres, estoy acostumbrada a lo contrario y sí creo que es por lo que dices, estamos ávidas de aprenderlo todo.

Pero de esto a decir que sobran, me parece un poco fuerte.

Ricardo Fasseri dijo...

Si Claudia, el término "sobran" es fuerte, por eso lo puse entre comillas, porque traté de reproducir exactamente lo que escucho. Me parece por lo que contás que te van a preguntar de qué ciudad sos, jaja.

Javier dijo...

Yo también escuché a muchas mujeres decir entre bronca y resignación "sobran mujeres". Coincido en gran parte con tu opinión al respecto. Le agregaría que muchas también se bancan mejor estar solas y otras han pirado por este mismo avance que decís que las ha dejado un poco solas. (pirado para tus lectores extranjeros sería locas! ja) Valiente lo tuyo en escribir sobre esta cosas eh! Abrazo.

Ricardo Fasseri dijo...

Comparto lo que decís Javier, abrazo.