martes, 12 de abril de 2011

Puntos de referencia

.
.


.



Desde la tierra, desde el mar, un faro siempre guía, aglutina, esté encendido ó apagado, de noche ó de día.


Así también nos pasa en la vida. Necesitamos siempre un punto de referencia.



La foto es mía. Derechos reservados.

4 comentarios:

MAGAH dijo...

En febrero yo decía:
"…pensaba en lo imprescindible de los puntos de referencia.

Para volver al lugar de donde somos, para ver hacía donde vamos, para no perdernos en la ruta, para salir de la penumbra, para no encallar a ciegas.

Para proyectarnos.

No hay posibilidades de “ser”, si no hay “donde” y con “quien”.

Y vos contestabas:

"Las ciudades más lindas tienen un falo, digo, un faro en el centro. París, Bs. As., etc. Luego lo femenino teje alrededor de ellos y forman el ser, el dónde y se arma el con quién."

Abrazos referenciales!

Azul dijo...

Hay una forma de ubicarse que justamente tiene que ver con puntos conocidos, ahora no recuerdo el nombre. Esa forma y la intuición son mis mejores indicadores. Me encantó la foto ampliada! Beso

miralunas dijo...

le voy a contar un secreto: me pone triste la soledad de los faros! (ya sabe que soy un poco loca).

Ricardo Fasseri dijo...

Los faros son hermosos, la soledad a veces es triste. Todo depende de la asociación que hagamos.