domingo, 19 de junio de 2011

Aleja de mi ese "cállese".

-
,








Hoy en la Argentina es el día del padre, y en un momento, pensé en este tema de Chico Buarque que le pide a su padre que lo aleje de ese “cállese”.

Como era época de dictadura militar en Brasil, tuvo que cambiar la palabra “cállese” por “cáliz”, que en portugués suena casi igual, y construir una metáfora con una copa de vino.

La lucha contra el “cállese” parece típica de tiempos de dictadura, sin embargo, siento que esta canción se aplica siempre.

Hoy, en tiempos de democracia, sigue habiendo muchos “cállese”.

El primero, a veces viene de nosotros mismos, cuando decimos “mejor me cayo la boca”. Una actitud de autocensura ó de conveniencia.

Luego están los silencios que nos imponen las “estructuras”. Esas mismas a las que a algunos le brinda la seguridad de "pertenecer", pero que a cambio, les pide mucho también, entre esas cosas, aniquilar el pensamiento propio en pos de sostener posturas que satisfagan las expectivas corporativas, ó de los otros.

Esto pasa también en política, donde especialmente en tiempos electorales, los candidatos muchas veces no dicen los que piensan ó dicen las cosas que la gente quiere escuchar porque necesitan de sus votos.

Hay otro “cállese”. El que nos impone la perversión ó manipulación del otro. Cuando por ejemplo nos juzga, por criterio propio y/ó por comentarios ajenos, tomando decisiones sobre nosotros sin siquiera querer escuchar nuestra palabra al respecto.

Finalmente está el “cállese” que produce el miedo. Ese que nos paraliza, que impide que nos expresemos libremente por miedo a las consecuencias.


Todos estos "cállese" no provienen de ninguna dictadura.

Son frecuentes incluso en sistemas de plena libertad. Pero todos los “cállese” tienen el mismo costo. Censuran nuestro mensaje, nuestra integridad, nuestra dignidad, nuestro ser.


6 comentarios:

Programa de Desarrollo Psicosocial dijo...

Hermoso. Callarse tiene un gran costo como dices,es cierto. Nos enfermamos incluso. Pero nunca seremos completamente libres.Cada cual afronta los "callese" como pueda, desde sus propias posibilidades.Me gustó mucho, saludos Ricardo. Carmen

Javier dijo...

Que tema! buena idea tuviste en hacerlo aplicable a tiempos de democracia. Abrazo.

Anónimo dijo...

che loco cuánta gente te lee! estuve viendo el montigo casi 200 por día! hace mucho que no entro x q estuve de viaje, veo menos chicas qué le hciste? abrazo. Kiki

miralunas dijo...

adónde hay que firmar la total adhesión?
besos, Ricardo!

Ricardo Fasseri dijo...

Es así Carmen, porque el cuerpo tb habla. Saludos.

Gracias Javier!. No hice nada Kiki! jaja.

Yo le certifico la firma sin ser escribano miralunas! Beso.

MAGAH dijo...

Pensaba, mientras escucho que aparten de mí ese "cállese", y seguía pensando en que de alguna manera siendo tan libres también somos tan presos, de otras cadenas, pero cadenas al fín.

Abrazo!