miércoles, 10 de agosto de 2011

Demagogos del amor

.



.





Leo escritos sobre el amor que emocionan, sensibilizan, me hacen revivirlo y disfrutarlo.

Luego percibo que hablan más desde su imposibilidad y fracaso que desde su vivencia real.

Tal vez el amor real sea un amor revelado, sin misterios ni intrigas, tan vulgar que no inspire escribir nada.

La realidad, muchas veces no conmueve a nadie. Más aún, la mayoría le huye tanto como a los noticieros ó la información.

Aceptamos y disfrutamos más de la ficción y la ilusión, que de la realidad y el amor en actos.

A veces me pregunto si cuando escribimos sobre el amor no estamos hablando más de su ausencia que de su presencia.

Si no añoramos más padecerlo que disfrutarlo.

Si no lo sentimos como una sorpresiva “lluvia que cala los huesos” -como diría Cortázar- pero que preferimos verla caer detrás de un vidrio ó debajo de un paraguas antes que sentirla fría y mojada sobre nuestra piel con el riesgo de enfermarnos.

Si finalmente, más que practicantes nos hemos convertido en declamantes.

En “demagogos del amor”…



La pintura es de Miguel Oscar Menessa.

4 comentarios:

Luna dijo...

Uy, muy cierto, me encantó. Creo que más que demagogos, hay muchos solo residentes (o quizás un tanto reincidentes) y algunos tan solo exiliados que añoran.
Pero concuerdo que hay un momento cuando amás tanto que no hay palabras ni te importa escribirlo porque estás ocupad@ amando, mientras no pase eso nos encontremos escribiendo del amor. Cómo hay y habrán escritos sobre ello!
Saludos.

Yanina dijo...

Hey! ayer estaba pensando en lo mismo! escuchaba una canción y tenía que ver con la pérdida del otro... y la mayoría de las canciones de amor son así...
pero no lo había pensado en términos de "demagogia"... la verdad que no me gusta nada... me suena a superficial,y hoy mas que nunca quiero creer en el amor con raíces...

Igual, me encantan tus disparadores a la reflexión!
besos

Maxi Galin dijo...

Guachiguau, bien dicho. Sin demagogias. Para mi sale bien escribir de amor cuando se relata algo que se vivió con intensidad. Ahí la apología se convierte en relato en carne viva, como el amor manda.
Abrazo!

Miloseva dijo...

NO, NO. SE SIENTE, SE ESCRIBE, AUNQUE NO ALCANCE DESCRIPCIÓN ALGUANA. " Matilde, amor, deja tus labios entreabiertos porque este último beso, debe durar contigo..."- " boca que arrastra mi boca, boca que me has arrastrado, muerte reducida a besos a sed de morir despacio..."- " rumor de besos y batir de alas; mis párpados se cierran. qué sucede? Es el amor que pasa!Y cuántos más no tan conocidos!
HAY UN AMOR A LOS 20, OTRO A LOS 40, OTRO A LOS 80. EL DE LOS 20, SE ESCRIBE. LOS OTROS, SE LEEN?