miércoles, 3 de agosto de 2011

La conmovedora historia de Syd Barrett, el fundador de Pink Floyd.

.



.









Si les preguntaran cuál es la banda del primer video sin ver ningún rótulo, probablemente dirían cualquiera menos Pink Floyd.

Es que estas imágenes fueron poco vistas, pero por sobre todas las cosas, en ellas puede identificarse, más allá de Roger Waters, a un jóven de cabello oscuro, con rasgos angulosos y ojos casi delineados, que es nada menos que Syd Barrett, el fundador de Pink Floyd.

Su historia, tal como adelanté en el título, es realmente conmovedora. A los pocos años de tocar con una de las bandas que sería de las más reconocidas del rock de todos los tiempos, Syd debió abandonarla.

Su adicción al LSD fue devastadora para su cuerpo, a punto tal, que según lo dicho por Roger Waters en una reciente entrevista, ya para entonces no se le alcanzaba a entender bien lo que decía.

David Gilmore remplaza a Syd Barret, quien luego de abandonar la banda, se refugia en la casa de sus padres y permanece allí en un total ostracismo por muchos años, no aceptando ver a nadie ni dar entrevistas.

Cuenta también Roger Waters, que cuando la banda ya era mundialmente reconocida, un día vieron ingresar en los estudios a un Syd totalmente desconocido.

Gordo, pelado, casi ausente, y con las cejas cortadas. Una imagen que los marcó tanto, que la representaron luego en el segundo video que pueden ver y que corresponde a la pelicula "The Wall".

Sin dudas, la terrible historia de su compañero y fundador de la banda, marcó definitivamente la historia de la misma y la de todos sus integrantes, pudiéndola solamente exorcizar en algunos pasajes de unos de sus mejores discos. Nada menos que en de la película “The Wall”.




6 comentarios:

delivery post-crucifixión dijo...

Estoy con muy poco tiempo para dejar posteos en los blogs amigos, pero al ver este me tenté y no puedo menos que dejar algún comentario.

En primer lugar; qué bueno que alguien en la Argentina se acuerde y honre al genial Syd Barrett que, dicho sea de paso, fue el que le puso el nombre al grupo; Pink Floyd.

Hay muchas anécdotas e incluso leyendas que se cuentan en torno a este enigmático personaje. Tuvo un momento genial, fue una estrella fugaz que brilló fuertemente en la escena del rock psicodélico de mediados y fines de los 60.

Quiero comentar algunas cosas. Posiblemente estés al tanto pero igualmente me es grato contarlas.

Syd´padecía de una enfermedad de pequeño..., no recuerdo ahora el nombre, que, al parecer, lo predispuso mal para el consumo de drogas. Quiero decir que, en aquella época, todos los integrantes del grupo consumían drogas y, en mayor o menor medida, posiblemente LSD que era considerada la droga psicodélica por excelencia. Pero Syd abusó de las mismas y, debido a su fragil estado de salud, entró en varios "viajes" de los cuales no se recuperó más.

Cuando salió su primer Long Play (de Pink Floyd) la adicción de Barrett era total y tuvo que ser suplantado por David Gilmour, amigo de Syd el cual le ayudó muchísimo en la elaboración de sus 2 longs plays solistas. En algunos temas Syd se olvidaba las letras, se olvidaba la música y ese material tuvo que ser arduamente trabajado. Al poco tiempo, ya en los 70, Barrett fue internado. Engordó y se enfermó de ezquizofrenia.

Un Barrett irreconocible para muchos que iban chusmearlo al jardín de la casa de su madre con la que vivía y ella lo cuidaba. El genio, la estrella lider del grupo (se dice que fue el autor de varias canciones que aparecieron posteriormente en los longs plays del grupo) enloqueció definitivamente.

Hay una anécdota que cuentan los integrantes de Pink Floyd. Fue cuando estaban grabando "I wish you were here" dedicado precisamente a Syd . Cuando estaban en plena grabación de este disco vieron al lado de la sala de grabación a una persona gorda que estaba sentada, completamente pelado, con la mirada perdida, mirando vaya saber qué cosa, estando en vaya saber qué mundo. Era Syd. Al principio los integrantes no lo reconocieron..., luego sí y, según cuenta Roger Waters, casi se ponen a llorar porque hace largo rato que no lo veían y no podían creer en el estado que estaba. Creo que Richard Wright comentó que eso había sido algo así como una cuestión telepática o del destino que Syd llegase precisamente al estudio en el que se estaba grabando el disco en su homenaje. Posateriormente su figura aparece en The Wall.

Los años de ostracismo de Barrett fueron oscuros. Fallecida su madre y diagnosticado con esquizofrenia, Barrett vivía sólo en su casa materna. A veces se lo veía salir de compras. Algunos periodistas intentaban hablar con él, pero Syd no hablaba de su pasado, creo que no sabía qué él algunas vez fue Syd Barrett...

Se cuenta que una vez (alrededor del año 74 y no se sabe bien cómo) David Bowie lo lllevó al estudio y le dijo que improvisara algo con una guitarra. Al parecer algo tocó pero también se afirma que las cintas se perdieron o arruinaron.... (?)

Por último, también leí que un sobrino de Barrett lo iba a visitar a su casa. Una vez en Navidad (creo) el sobrino le trajo un pequeño teclado. Para sorpresa de todos Barrett tocó algún tema de Navidad y luego alguna cosa de rock..., pero inmediatamente dejó el teclado y se refugió en su cuarto.

Hay muchas anécdotas para este genio del rock, inspirador y lider de Pink Floyd. No entiendo aún como no se ha hecho una película sobre su vida.

Un abrazo!
R.P.

Ricardo Fasseri dijo...

Qué buen comentario Dely! Siempre fui fan de Pink Floyd, y me conmovió cuando hace pocos días, Roger Waters declaró que el hombre de las cejas cortadas de The Wall estaba inspirado en Syd Barret y que la relación con su amigo fundador de la banda, jamás la había podido superar.
Totalmente! increíble cómo no se hizo una película de su vida!
Abrazo, gracias!

MAGAH dijo...

Los dos, vos con tu entrada y Deli con su generoso comentario, me emocionaron. Vuelvo cuando se vaya el nudo que tengo en la garganta...

Santiago dijo...

El primer video tienen una onda beatle increíble! Muy fuerte la historia, no sabía que la imágen de la peli tenía relación con Syd. Igual hasta el propio actor es músico, pero no recuerdo el nombre. Muy bueno el post! Abrazo.

Lorena dijo...

Nada refleja mejor y tan crudamente lo humano mas humano que la música de The Wall y la película. Ahí estamos todos, librando como podemos, nuestras más duras batallas internas...

Me emocioné demasiado con el post, los videos y los comentarios.

Gracias por esta entrada!.
Saludos a todos.

Ricardo Fasseri dijo...

Sí Santiago, concidieron en tiempo y lugar con Los Beatles, así que en el inicio compartieron una cierta estética. Abrazo.

Concido Lorena! gracias, saludos.