viernes, 6 de abril de 2012

Uruguay ¿Natural ó Industrial?

.





.

.


.
En esta semana se difundieron tres importantes noticias sobre el Uruguay.

En primer lugar, recibió la buena nueva de haber recuperado su status financiero internacional de "País Inversor". Condición que perdió con la crisis del 2002 y que pese a todos los sobresaltos mundiales posteriores, hoy vuelve a relucir.

Por otro lado, Colonia vive un "boom" inmobiliario con notoria revalorización de sus propiedades y fundamentalmente, alquileres. Pero ya no se debe a su tradicional interés turístico, sino a la instalación cercana de la empresa forestal "Monte del Plata" en el pueblo de Conchillas.

Como si fuera poco, hace pocos días Uruguay licitó casi todas las cuencas de su plataforma marina territorial, a fin de explorar y eventualmente extraer petróleo con el fin -asegura el gobierno- de lograr la "soberanía energética" del país.

Sin embargo, tal como lo recuerda frecuentemente el actual presidente Mujica, la industria más fuerte y que aporta casi la totalidad de sus ingresos, es justamente una "industria sin chimeneas", el turismo.

Cabría entonces preguntarse si el Uruguay pretende mantener este modelo de desarrollo basado en el turismo y sector financiero, ó está cambiando de raíz la matriz de su desarrollo.

Si pretende seguir siendo el país conocido mundialmente por su geografía, por su calidad de vida, su seguridad, por su naturaleza y cuidado de la misma, que le ha hecho crecer lenta pero en forma ininterrumpida durante décadas, ó bien, está dispuesto a poner en riesgo todos sus logros para convertirse en otra cosa.

Si Uruguay quiere seguir siendo el "Uruguay Natural" que reza su tradicional slongan publicitario, o bien, un "Uruguay industrial".

Muchos se preguntarán, pero acaso no es posible que ambos modelos de desarrollo convivan y hasta se potencien mutuamente? Mi respuesta es no.

Existen varios motivos que fundamentan mi afirmación, pero me limitaré a examinar los casos mencionados.

Tal vez el menos cuestionado de todos, sea el logro de recuperar el status de "inversor". Sin embargo, en qué se han aplicado los recursos captados por el sistema financieron en los últimos 10 años?

Diría que fundamentalmente se han aplicado a la construcción, y dentro de ella, la destinada al turismo.

En tal sentido, la inversión financiera aplicada a dicha área no suele ser cuidadosa con el entorno natural. De hecho, hemos visto como algunas excepciones a las normativas de protección natural de lugares tan reconocidos como Punta del Este se han convertido en "regla", a punto tal de llegar a transformarla y hacerle perder sus mejores cualidades.

Es que a la inversión financiera sólo le interesa asegurar su rentabilidad, que dado la casi inexistente tasa de interés mundial, se contenta con poco y lo logra fácilmente destruyendo lugares naturales.

Frente a este "fenómeno", en el afan de generar mano de obra circunstancial los Jefes Departamentales y muchos de sus ediles, se están mostrando proclives a "vender naturaleza" a cualquier costo.

Asimismo, como "muestra basta un botón"... El mencionado "boom inmobiliario" de Colonia que mencioné al principio, está cambiando drásticamente el perfil turstico de la zona, que en favor de la brevedad, me remito a lo que dice una nota del diario El País que sugiero que la lean aquí.

El último caso, el de la licitación de áreas petroleras, es tal vez el ejemplo más preocupante puesto que está comprobado que dicha actividad es altamente contaminante y riesgosa para el lecho marino y su costa.

La mera exploración, con remoción de napas subterráneas marinas, puede ocasionar serios daños, y ni hablar de la instalación posterior de plantas de extracción para la cuál Uruguay ni siquiera ha establecido distancias mínimas para su desarrollo, como por ejemplo, tiene USA en su mar territorial, y el cuál sin embargo, ha sufrido ya varios accidentes de derrames petroleros en su plataforma marina.

El peor de todos, y tal vez, el más grave a nivel mundial, se produjo en el "Golfo de México" y pese a la mencionada normativa, se temió durante muchos meses que la terrible mancha de petróleo llegara a las costas de La Florida y arruinara para siempre su también tradicional reputación turística.

Para colmo, dicha catástrofe natural se produjo en la explotación de la empresa "British Petroleum", que vaya casualidad, es una de la principales adjudicatarias de las licitaciones llevadas a cabo en estos días por el Uruguay, ver aquí.

En definitiva, pareciera ser que el Uruguay ó bien tiene un rumbo confuso que le traerá varios problemas, ó directamente ha decidido cambiar radicalmente su modelo de desarrollo.

Sería interesante saber qué grado de conocimiento y posición tienen sus ciudadanos. En lo personal, creo que es un error garrafal. Que como dije, el Uruguay no sólo ha logrado crecer ininterrumpidamente, sino que mantiene uno de los modelos y calidad de vida mejores del mundo.

Que por la idiosincrasia del pueblo uruguayo, muy afin con la vida pueblerina, los valores, el respeto, y el contacto con la naturaleza, ningún otro logro de orden material ni industrial le traerá aparejada mayor felicidad.

Por todo ello, llamo a todos los uruguayos a participar activamente desde sus lugares en la preservación del estilo de vida, de la naturaleza, de la calidad institucional, que ha hecho que gente de los más diversos lugares del mundo hayan ido allí en busca de una vida mejor. Una calidad vida que en sus países altamente urbanizados, industrializados y desarrolados, no han podido encontrar...




No hay comentarios: