martes, 3 de diciembre de 2013

La "escala de valores" que las leyes delatan...

 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
 









Argumentando el innegable estado inflacionario, la Legislatura Porteña aumentó el costo de las multas por infracciones a la Ley de Tránsito en un 200% promedio.

No es mi intención en este caso evaluar la razonabilidad, oportunidad, y/ó eficiencia de la medida, sino reparar qué mensaje se envía a la sociedad en cuanto a "valores" se refiere en la sanción de las leyes.

En el caso concreto, me llama poderosamente la atención que para los funcionarios de Gobierno, les parezca más grave el "exceso de velocidad" que "tapar" la chapa-patente para evitar multas.

La verdad que esta última infracción no sólo implica un claro intento de defraudación hacia el orden público, sino que además tiene efectos prácticos que pueden llegar a ser gravísimos.

Por ejemplo, es muy grave que un conductor maneje su automóvil con exceso de velocidad, pero si llegara a provocar un accidente, la falta de identificación del vehículo por tener tapada la patente no sólo no permite individualizarlo si se dá a la fuga para aplicar las sanciones correspondientes, sino que además dejaría sin reparación alguna a la víctima al desactivar todos los mecanismos legales de responsabilidad penal y civil personal del conductor frente a la víctima, y eventualmente, de su aseguradora.

Asimismo, a la ya alarmante y varias veces denunciada en este blog ausencia por parte de los últimos Gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires de pintar las "sendas peatonales" en aquellos lugares donde se han borrado, ó bien, en calles recientemente asfaltadas, se suma la falta de contemplación de una sanción ejemplar para quién detiene su auto sobre las misma ó desconoce la prioridad del peatón desde el momento mismo en que éste la pisa.

Es decir, en los tres casos comentados, mayor sanción para el exceso de velocidad que para el que tapa la patente, falta de pintado de sendas peatonales y multa grave por no respetarlas, denotan claramente que el centro de prevención y protección de la norma no está orientado hacia la persona ó el peatón frente a la máquina ó el automóvil, sino al mejoramiento de la circulación y seguridad del tránsito en general.

Idea que en principio, parece contradictoria con el avance de peatonalizar calles y construir bicisendas que lleva adelante este mismo Gobierno.




Link relacionado "Aumentan 200% las multas por infracciones de tránsito en la Ciudad de Bs. As."







Foto web.






No hay comentarios: