jueves, 5 de diciembre de 2013

Saqueos en Córdoba: Mis conclusiones

.










.









1- La interna del peronismo convulsiona al país desde el momento mismo de su aparición en la vida política.

Sería deseable que la resuelvan de forma democrática en internas partidarias y respetando la vida institucional y pacífica del resto de los argentinos.



2- Las prioridades constitucionales del Estado son invertir en educación, salud, justicia, y educación, reduciendo el gasto público burocrático y comercial que no está entre sus fines...

Los servicios constitucionales brindados por el Estado deben tener el mayor presupuesto, la mayor eficiencia, y los mejores sueldos de la Administración pública.



3- El retiro de la policía desató una ola de saqueos de bienes que no eran para cubrir necesidades básicas.

Una vez más quedó en evidencia que la delincuencia no tiene relación directa con la pobreza y/o desigualdad, sino con la falta de prevención y represión legal eficiente en el marco de un Estado de Derecho.

La eventual relación entre probreza y desigualdad con el fenómeno de la inseguridad, debe ser tratada y corregida en forma simultánea con la adecuada represión del delito. De lo contrario, no se solucionan ni las "causas profundas" ni la inseguridad de la gente.











3 comentarios:

MAGAH dijo...

Clarito.

MAGAH dijo...

No publicar si no querès.

Le quitaría el término "reprimir" no sólo por su mala prensa asociado con tiempos violentos en el país, sino también porque según la real academia española su significado es el siguiente:

Del lat. reprimĕre; de re- y premĕre, oprimir).


1. tr. Contener, refrenar, templar o moderar. U. t. c. prnl.

2. tr. Contener, detener o castigar, por lo general desde el poder y con el uso de la violencia, actuaciones políticas o sociales.

Ricardo Fasseri dijo...

Justamente mi idea es revertir la mala prensa. Estamos en democracia y reprimir es una función esencial del Estado frente al delito. Si se asocia con palos, y/o abuso de autoridad es un problema que debe ser superado, porque la realidad, es que el delincuente debe saber que si transgrede la norma que fijamos todos, hay represión.
El concepto corresponde al "Estado de Derecho", no es un término la dictadura. El problema es que se confunde autoridad con autoritarismo. Hay que recobrar los términos y alguien lo tiene que empezar a hacer. Necesitamos autoridad para no caer nuevamente en el autoritarismo.